La portada de mañana
Acceder
Quién es Carlos Lesmes y por qué no ha dimitido del CGPJ, por Ignacio Escolar
La tradición del PP de Madrid de enfrentarse a la dirección nacional
España y Francia vuelven a luchar por Picasso 50 años después

"Se vende Cinema Usera": adiós al cine de barrio que levantaron los vecinos

Las instalaciones del Cinema Usera, cuya gestión pasa a manos de una empresa.

Usera es un distrito periférico del sur de Madrid. Muchos de sus vecinos se sienten lejos de la vida cultural concentrada en el centro de la capital y echan de menos que la oferta esté más repartida. En Usera no hay grandes teatros ni tampoco había cine de verano, hasta que en 2014 asociaciones vecinales y culturales del barrio convirtieron un descampado en un nuevo espacio que se llamaría Cinema Usera. El proyecto se gestionó con dinero público y pudo existir gracias a un programa impulsado por la exalcaldesa Ana Botella. El mismo Gobierno, ahora liderado por José Luis Martínez-Almeida, ha adjudicado por primera vez en siete años el servicio a una productora de teatro tras abrir la gestión al mercado.

La asociación de vecinos de Zofío se presentó como candidata para salvar la esencia, pero su proyecto era el más caro. "Por eso no se lo han llevado", confirman fuentes municipales a elDiario.es. "Nos han encajonado legalmente para quitarnos de enmedio. Todos sabíamos que un colectivo vecinal no juega en la misma liga que el mercado", expone Juan Manuel Almagro, miembro de la asociación. La oferta económica determinaba el 70% de los puntos.

Los veteranos lamentan que se "destruya un proyecto cultural comunitario" y denuncian que la corporación de PP y Ciudadanos "persigue" su "manera de hacer cultura". "La Junta de Distrito no ha entendido o no le gusta esta forma de trabajar cogestionada", piensa Guillermo de Torres, responsable de Espacio oculto Madrid, una de las organizaciones que ha colaborado con el Cinema Usera desde sus inicios.

En el espacio no solo se proyectan películas. Se programan espectáculos, presentaciones, cine fórum... La mayor parte de lo que ahí sucedía se votaba en asamblea al inicio de cada verano. Económicamente ha funcionado a través de varias fórmulas. El Gobierno de Manuela Carmena firmó un convenio con la asociación vecinal que incluía una subvención nominativa anual de 25.000 euros. PP y Ciudadanos rompieron ese acuerdo cuando llegaron al Palacio de Cibeles y plantearon en su lugar un concurso abierto por menos dinero a todo aquel que quisiera concurrir.

El Ayuntamiento defiende esta última vía como la más "justa" en una política contra las "subvenciones a dedo" de la etapa anterior de la que han hecho bandera en este mandato. La asociación de vecinos de Zofío resultó ganadora del concurso el verano pasado; este ya no. "Nos dijeron que tenían que abrirlo a la competencia", afirma Almagro.

Ferroteatro, la empresa recién aterrizada en el espacio, se define como "una productora humilde" que conoce el distrito. "Sabíamos la situación que había. No llegamos de nuevas, la Junta nos había contratado ya en 2018 y 2020 para unas actividades navideñas y un pequeño festival de teatro", justifica la directora, Cristina Zambrano, al otro lado del teléfono. Zambrano asegura que la acogida vecinal, pese a la polémica, está siendo buena. "Hoy tenemos un espectáculo y se han ocupado ya 60 de las 100 butacas disponibles", ejemplifica.

La productora defiende que el Ayuntamiento ha considerado que "su proyecto es mejor" y que la empresa "genera puestos de trabajo" en una situación mala para la cultura tras la pandemia.

Etiquetas

Descubre nuestras apps