eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

VÍDEO | "No seas boludo, no te quedes callado": el vídeo que pide a los hombres que actúen contra el acoso callejero

Seguir leyendo »

Las enfermeras lanzan su #MeToo: "El paciente se tocaba por debajo de las sábanas mientras le ponía la medicación"

32 Comentarios

Siempre han dicho que la enfermería es una profesión muy humana por tratar con personas y tiene que ser algo vocacional. Es cierto, debemos saber cómo tratar a cada paciente con el mayor respeto y delicadeza posible, porque aunque no queramos estamos invadiendo su intimidad. A nadie le gusta o le apetece estar ingresado en un hospital.

Me he lanzado a escribir mi experiencia porque las enfermeras somos también personas y queremos que nos traten bien y, al menos, con respeto.

Siendo alumna de prácticas un paciente sólo hablaba en inglés. Pedía continuamente hablar conmigo. Al principio pensaba que debido a la barrera idiomática. Pero luego me di cuenta de que era un paciente de los que no te respeta. En un momento, además de querer estar completamente desnudo y sólo tapado con las sábanas, comenzó a tocarse por debajo de ellas mientras le ponía la medicación. Me costó reaccionar. No me acuerdo de lo que fui capaz de decirle, pero bastantes emociones y complicaciones vive un enfermero como para tener además en la cabeza situaciones así. Lamentablemente también ocurren con los propios compañeros. Lo siento, no me vale una excusa del tipo "son muchas horas, tendré que tomarlo con humor". Es verdad que son muchas horas, pero eso no te da la libertad para tratarme como te parezca.

Os animo a que miréis lo que se ha escrito con #METOONURSE. Esto solo puede cambiar si cada uno pone de su parte. Sólo pensar si os gustaría que vuestra enfermera os tratara así, y os hiciera comentarios obscenos cuando te realiza una cura o pasa consulta. Cuida a tu enfermera igual que ella te cuida a ti.

Esperanza 

Ya desde Bachillerato, cuando se supone que tienes que elegir tu futuro, tuve que escuchar de compañeros comentarios como "yo te veo de enfermera…" o "uf, sí, sí, enfermera…". Mientras, me miraban con gesto pícaro o se reían entre ellos pensando en la fantasía pornográfica que a día de hoy sigue arrastrándose en nuestra profesión. Aún se les viene a muchos a la cabeza cuando en un ámbito lúdico-festivo respondo a la pregunta "¿a qué te dedicas?".

Pero esa visión de enfermería no se mantiene únicamente con gente ajena a la profesión y del lugar de trabajo.

Durante mi segundo año de prácticas yo tenía 20 años y el enfermero con el que me instaron a aprender unos 40. Un día, estábamos los dos solos escribiendo evolutivos en el ordenador. Él me puso su mano en mi pierna e iba subiendo la otra por mi muslo. Cuando conseguí reaccionar dejando a un lado la intimidación, me levanté y salí. Me agarró por los hombros y me metió las manos por debajo de la ropa. Yo le aparté y le dije que no. Eso fue lo máximo que me atreví a hacer. No hablé con ningún otro profesional para que me cambiara de enfermero por miedo. Al final del módulo de prácticas, ese enfermero se negó a evaluarme. No dio ningún motivo pero yo sabía que callaba un "como no has cedido, no hay nota".

Otra vez, ya trabajando, había un hombre muy enfermo con muy poca voz. Cuando fui a ver qué quería me acerqué bastante a la cama para que no tuviese que forzar. Me dijo que le dolía el final de la espalda. Al atenderle me tocó el culo mientras seguía diciendo con cara pícara "justo aquí". La auxiliar y yo nos quedamos de piedra. Ahí estábamos, yo con la mano de ese señor en mi culo, su mujer intentando mantener la cabeza gacha y la auxiliar viendo todo el panorama. Ninguna acertó a pararle los pies. Luego solo pensaba en que tenía que haber llamado al médico (un tipo fuerte y con mucho carácter) e invitar al paciente a que le indicase dónde le dolía del mismo modo que me lo había explicado a mí, a ver si se atrevía.

Son tres situaciones distintas en las que tanto mi rol como el del resto cambia, pero la definición es la misma: machismo. Desgraciadamente, podría contar muchas más. Muchas de nosotras nos sentimos culpables o impotentes porque no sabemos cómo reaccionar. Nos comemos la cabeza, nos sentimos mal, y nos cuesta entender que no somos nosotras las que tenemos que aprender a reaccionar, sino que son ellos (los agresores, los machistas, los abusones) los que tienen que aprender a cómo comportarse. Con las enfermeras, con las mujeres, con las personas.

Miriam

Si tú también quieres compartir tu historia de machismo cotidiano escríbenos a micromachismos@eldiario.es o menciona nuestra cuenta @Micromachismos en Twitter.

Seguir leyendo »

Varios tertulianos se ríen del "canalillo" de Carmen Calvo en el programa de Carlos Herrera

87 Comentarios

Calvo se reunió con secretario de Estado del Vaticano.

"El Valle de las caídas". Carlos Herrera, Salvador Sostres, Joaquín Leguina y Antonio San José se han reído a carcajadas cuando su quinto contertulio, Santiago González, leía un tuit en el que se referían así al escote de Carmen Calvo. Ha sucedido en el matinal que Carlos Herrera tiene en la Cadena COPE este miércoles por la mañana, un día después de que  la vicepresidenta del Gobierno visitase el Vaticano para buscar una solución para que los restos de Franco no acaben en la Almudena.

González leía el tuit atribuyéndole la frase a otro presentador de radio, Federico Jiménez Losantos. Además de reírse, ninguno de los presentes ha parado la situación. Máximo Pradera, tras escucharles, ha difundido la intervención en Twitter.

En la Cope, la radio de los obispos que se ponen de perfil con Franco, entre risotadas machirulas de Carlos Herrera, Salvador Sostres y Santiago González, llaman al escote con transparencias de Carmen Calvo en el Vaticano "El Valle de las Caídas".

Casi echo de menos a Losantos. pic.twitter.com/Z7RmMtk8mQ

Seguir leyendo »

Las fisioterapeutas contra el machismo en su trabajo: "Haces masajes, ¿no? ¿Con final feliz?"

Fisioterapeuta en una prueba deportiva.

El 19 de Octubre, una compañera de profesión tuiteó una viñeta en la que denunciaba situaciones de acoso en el trabajo. Situaciones que todas hemos vivido y que se siguen dando con demasiada frecuencia. Todo por ser fisioterapeuta, pero sobre todo, por ser mujer. El tuit incluía el ya más que conocido #Metoo, lo que dio pie a que otra compañera nos pidiese que empezásemos a denunciar estos comportamientos con un #metooFISIO.

Llevo días leyendo tuits de situaciones desagradables, violentas y humillantes que hemos tenido que sufrir a lo largo de nuestra vida profesional por el hecho de ser mujeres. Situaciones que hemos llegado a normalizar.

Resulta triste, pero hace años que, de primeras, al conocer a alguien, intento no decir a qué me dedico. Si digo que soy fisioterapeuta, gran parte del género masculino no ha tenido a bien ahorrarse una mirada lasciva o un comentario totalmente desafortunado o humillante. “¿Fisioterapeuta? Haces masajes, ¿no? ¿Con final feliz?”, “¿Debes hacer maravillas con las manos?”, “Pues a mí me duele aquí” (mientras se señalan el culo o la entrepierna). Y aunque estas expresiones parecen tópicos son reales, y ya en el ámbito laboral pueden ir más allá.

Como fisioterapeutas muchas hemos llevado o seguimos llevando pijamas blancos. Pijamas que parece que dan pie a que se pueda comentar si llevas bragas o tanga. Yo hace tiempo que llevo pantalones deportivos para trabajar, lo cual no me ha librado de que un paciente me dijese recientemente: “Las mallas de hoy te sientan mucho mejor, con los pantalones del otro día parecías un saco de patatas”.

¿Por qué tengo que aceptar que en mi lugar de trabajo se me pregunte si tengo pareja? Y no solo allí, en entrevistas de trabajo me lo han preguntado bastante a menudo. ¿Por qué tengo que morderme la lengua cuando alguien me dice “qué suerte tiene tu novio, porque con esas manos haces magia”. ¿Por qué tengo que callarme cuando un paciente se quita los pantalones aunque le vaya a tratar el cuello “porque estoy más cómodo”? ¿Por qué tengo que tolerar que intenten llevar mi mano a su zona genital cuando estoy valorando una lesión muscular en aductores?

Con los años he aprendido a escaparme de estas situaciones pero a base de tener que ser mucho más seca y “mandona”, lo que me ha llevado a que me apoden “sargento” o “teniente O’Neil”. Si ese es el precio que tengo que pagar para que no me acosen en el trabajo, bienvenido sea.

Como fisioterapeutas y como profesionales hemos de demostrar nuestra valía todos los días. Esto lo entiendo, lo acepto y me parece sano. Pero como fisioterapeuta y mujer que soy, he de demostrar mi valía profesional además de luchar porque no se intente violar mi valía personal. Hay que visibilizar el #metooFISIO y hay que dejar de mirar a otro lado cuando estas situaciones ocurren. 

Ángela

Si tú también quieres compartir tu historia de machismo cotidiano escríbenos a micromachismos@eldiario.es o menciona nuestra cuenta @Micromachismos en Twitter.

Seguir leyendo »

Las tareas domésticas, cosa de la pareja y los hijos solo cuando la mujer tiene cáncer

Parte del documento en el que se detallan las consecuencias, entre ellas, el "cambio de roles"

Si una mujer tiene cáncer, serán la pareja y los hijos los que se encargarán de las tareas domésticas. Es uno de los efectos de sufrir la enfermedad que enumera la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) bajo el epígrafe "cambio de roles".  Está incluido en un documento colgado en su página web en el que se desgranan los datos de incidencia del cáncer de mama en España y su impacto. Entre las consecuencias, la imagen corporal, posibles cambios en la sexualidad o afectividad y un nuevo responsable de las tareas domésticas.

"Una de las alteraciones que se pueden producir en la familia es el cambio de roles", comienza diciendo el apartado. "Así, si la afectada es la madre de familia, probablemente su cónyuge y sus hijos tendrán que asumir las tareas domésticas durante el tiempo que dure la administración de los tratamientos", concluye. 

La AECC sugiere así que las tareas domésticas y del hogar son responsabilidad de las mujeres, que cuando enferman y mientras dure el tratamiento médico, dejarán de encargarse de ellas para hacerlo sus parejas o sus hijos e hijas. "¿Estáis diciendo que limpiar es de mujeres?", preguntaba a la ONG una usuaria de Twitter que ha colgado en la red social el documento. 

Seguir leyendo »

La CEOE y la Cámara de Comercio se reúnen con el presidente de Chile y solo hay una mujer: la secretaria de Estado

Foto de la reunión del presidente de Chile con la CEOE, Cámara de Comercio y Secretaria de Estado.

Una veintena de empresarios de la CEOE y la Cámara de Comercio se han reunido esta mañana con el presidente de Chile, Sebastián Piñera, en un desayuno organizado en Madrid conjuntamente con la Secretaría de Estado de Comercio. Entre ellos, solo había una mujer: la secretaria de Estado, Xiana Méndez. Ninguna entre los miembros de las dos instituciones.

La situación ha quedado retratada en una fotografía que la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) ha difundido a los medios de comunicación y alojado en su web, en la que se ve a Méndez, al lado de Piñera, en una situación central rodeada de unos 20 hombres. En el encuentro ha intervenido ella, al igual que los dirigentes de la CEOE y la Cámara, Juan Rosell y José Luis Bonet, para hablar de las relaciones entre España y Chile. 

Hace apenas una semana, el único candidato a suceder a Rosell al frente de la CEOE y vicepresidente de la misma, criticó la implantación de políticas que garanticen la paridad en puestos de liderazgo. Afirmaba el  miércoles que obligar a las empresas a cumplir con cuotas para aumentar el número de mujeres en sus órganos de gobierno "puede llevar a la pérdida de competitividad". 

Seguir leyendo »

Ni autoras ni protagonistas en el nuevo suplemento cultural de El Mundo

Portada de La esfera de Papel, de El Mundo

El nuevo suplemento cultural de El Mundo, La esfera de Papel, arrancó este domingo con entrevistas a un premio Nobel o artículos de cineastas reconocidos como Pedro Almodóvar. Unos contenidos que no han evitado que se pase por alto una situación llamativa y machista: que ni una mujer esté entre las firmas de este primer número.

De los nueve artículos publicados, entre los que hay entrevistas, análisis y opinión, ni una mujer tiene presencia escribiendo, haciendo fotografías o dibujando ilustraciones. No solo las firmas están masculinizadas, entre quienes protagonizan las páginas apenas hay mujeres. Algo que ha provocado numerosas críticas contra la revista en redes sociales.

En el nuevo suplemento cultural de 'El Mundo' no hay ni una sola firma de mujer. Era difícil conseguirlo, pero lo han hecho. Ni una sola. Tampoco ni una ilustradora ni una fotógrafa para ilustrar los artículos. Y el 90% de los artículos es sobre hombres.

Seguir leyendo »

Andrés Manuel López Obrador, el último de la lista de hombres en protagonizar episodios machistas con periodistas

El acoso o las actitudes machistas durante su trabajo es algo que han experimentado numerosas periodistas. La última víctima de un episodio de este tipo ha sido Lorena García, una reportera del diario 'Mexicano'. Esta periodista hizo una pregunta política a Andrés Manuel López Obrador, el presidente electo de México, mientras él caminaba hacia su coche oficial.

La respuesta de López Obrador a las cuestiones de García sorprendió a todos los que vieron la escena: le dio un beso en la mejilla sin decir nada y posteriormente se metió en su coche. Algo que la periodista, que ha manifestado que está "molesta" con el presidente electo, ha tachado de "falta de respeto".

¿Cómo reaccionarían si hacen una pregunta incómoda a un político y este no responde y les da un beso en la mejilla?

Es duda genuina. ¿Qué harían?

Pregunta para mujeres y hombres, sin importar género. El video es de @alisguerra8.

Este es el trato a #periodistas en #México. pic.twitter.com/4al7W20nOm

Seguir leyendo »

Asesinar a una prostituta para promocionar un videojuego: Media Markt tropieza con el machismo en Twitter

El tuit de Media Markt, ya borrado

Media Markt ha publicado desde su cuenta oficial de Twitter dedicada a la sección de videojuegos un mensaje en el que frivoliza con la violencia contra las mujeres. La multinacional ha vuelto a generar críticas por difundir un 'meme' con "las cuatro fases" en el Grand Theft Auto, un videojuego de acción con un mundo abierto en el que el jugador puede, entre otras cosas, robar, provocar conflictos o matar a gente.

Las "fases" del GTA para Media Markt consisten en contratar a una prostituta, tener relaciones sexuales con ella y asesinarla para así recuperar el dinero. Han borrado el tuit poco después de las 18.45.

Al margen de que esta sea, en efecto, una de las posibilidades que permite el mundo abierto de este videojuego  también protagonista de polémicas por su machismo, el mensaje ha sido criticado por frivolizar de esa forma con la violencia contra las mujeres, sobre todo porque no es la primera vez que ocurre en el Twitter de Media Markt. "Luego que por qué nos quejamos las chicas de las tiendas de videojuegos. Que por qué nos sentimos fuera de lugar. Esto lo dejas para tu Twitter personal, si te parece gracioso", dice una usuaria.

Seguir leyendo »

El Festival de Cine de Málaga programa una muestra de cine clásico sin mujeres

36 Comentarios

Contracartel de Colectiva.

El Festival de Cine de Málaga ha organizado 'La edad de oro', una muestra para poner en valor el "cine clásico". El ciclo, sin embargo, no homenajeará a ninguna mujer: los protagonistas son todos hombres. La Colectiva Observatorio Cultural Feminista de Málaga ha diseñado un contra cartel para denunciarlo. "Nos parece un micromachismo más de los que vemos cada día", lamenta su diseñadora, Carmen Moreno. En esta cita cultural se proyectarán 22 películas y albergará encuentros con Álex de la Iglesia, Javier Gurruchaga, Pepe Sacristán y José Luis Garci, del 6 al 13 de septiembre. 

"Siempre se recurre a los mismos nombres", asegura Isabel Garnelo, miembro también de Colectiva. Garnelo cree que esto se puede deber a que "en los equipos organizadores haya una mayoría de hombres" y critica que "no se tenga un poco de cuidado en ser más inclusivos, ver qué dicen las voces femeninas".

Ambas se muestran "sorprendidas" y pretenden "poner un toque de atención". Recuerdan que este 2018 es el centenario del nacimiento de las actrices Rita Hayworth e Ida Lupino, de las que el cine Albéniz de la ciudad sí programó películas pero fuera de este ciclo. Es lo contrario de lo que ha sucedido con el actor William Holden, incluido en la programación y cuyo aniversario también se celebra este año. 

Seguir leyendo »