La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León con las incógnitas de Vox y la España Vaciada
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
Opinión - 'La demoscopia entra en campaña', por Esther Palomera

Ocho consejos de Audi para aprovechar al máximo la autonomía de un coche eléctrico

Audi e-tron Sportback.

Motor

La calefacción de los asientos en lugar de la climatización con aire caliente, la presión óptima de los neumáticos, aparcar en un garaje y la selección del modo de eficiencia: estos y otros factores determinan la rapidez con la que se agota la capacidad de la batería de alto voltaje de un coche eléctrico, especialmente durante el invierno. Audi ha resumido en ocho los trucos para que los usuarios de sus modelos e-tron, 100% eléctricos, aprovechen al máximo la autonomía de que disponen.

1. Temporizador de salida y preacondicionamiento. El preacondicionamiento permite climatizar el interior del vehículo antes de la salida a la temperatura deseada, como con un sistema de calefacción auxiliar. Además de confort, es una función que proporciona más autonomía, pues la energía que se necesita para calentar la batería durante el proceso de carga en invierno se dirige al vehículo a través de una fuente de energía externa; por ejemplo, un wallbox doméstico o un punto de carga público. El resultado es que se necesita menos energía durante la conducción y puede utilizarse para llegar más lejos. Esto es especialmente importante para llevar la batería a una temperatura adecuada sin necesidad de precalentamiento en los viajes cortos que requieren mucha energía, cuando no se dispone de mucho tiempo.

2. Planificador de rutas. En los modelos totalmente eléctricos, el planificador de rutas complementa las funciones del navegador. Calcula la ruta más rápida, tiene en cuenta los datos del tráfico y del recorrido, considera el estilo de conducción, calcula cuánto tiempo tardará en cargar el vehículo e incluye todos estos datos en el cálculo del tiempo total de conducción. También muestra información básica como la potencia de carga o las conexiones de carga y el tipo de enchufe de los respectivos puntos de recarga. Asimismo, el sistema muestra si estos están disponibles u ocupados, y en los modelos e-tron GT quattro activa el preacondicionamiento de la batería durante la conducción.

3. Recarga con temperatura exterior baja. El sistema inteligente de gestión de la batería (BMS) se comunica con el punto de carga para optimizar la potencia y conseguir una carga con corriente alterna lo menos estresante posible para la batería. La carga se regula automáticamente y concluye en cuanto la batería está llena o se alcanza un nivel de carga predefinido de, por ejemplo, el 80%. Durante el proceso, el BMS supervisa los voltajes de las celdas individualmente y los equilibra según sea necesario. Además, la gestión inteligente activa el calentamiento de la batería.

Si la temperatura de esta cae por debajo de un determinado límite, el BMS reduce automáticamente la capacidad de carga para evitar su deterioro prematuro. En definitiva, la carga lenta tiene un efecto positivo en la vida útil de la batería. Cuando la temperatura exterior es fría resulta aconsejable recargar lo antes posible después de conducir, ya que la batería aún está caliente y se recarga más rápidamente, además de sufrir menor estrés.

4. Indicador de autonomía. Este dispositivo trabaja con base en el nivel de carga de la batería y de la previsión de gasto de energía, que depende de varios factores. El que más influye es el consumo del sistema de propulsión; los de confort y la climatización tienen un efecto mucho menor.

Para la predicción de la autonomía, Audi distingue entre dos escenarios: la ruta de navegación activa y la navegación inactiva. En el primer caso se tiene en cuenta el consumo previsto a partir del perfil de la ruta (límites de velocidad, semáforos en verde, diferencias de altitud) y la información sobre el tráfico en tiempo real (como los posibles atascos), así como el consumo medio de energía en los últimos 100 kilómetros. Además, se evalúa la comodidad y el consumo climático previstos para todo el trayecto.

Cuando la navegación está inactiva, el consumo del sistema de propulsión se determina en función de la media de los últimos 100 kilómetros. También se calcula el consumo de los sistemas de confort y climatización; los usuarios pueden ver su impacto directo en el indicador de autonomía al activarlos o desactivarlos.

5. Mantenimiento de la batería. Cualquiera que realice con frecuencia recorridos cortos en su coche eléctrico debería cargar la batería hasta un máximo del 80%, salvaguardando el resto de su capacidad solo en caso de realizar trayectos más largos, para prolongar así su vida útil. Por otro lado, cuando la capacidad de la batería desciende del 20%, es recomendable no apurar y recargarla antes de vaciarse. Para realizar viajes largos lo ideal es recargar hasta el 100%, de manera que el proceso finalice lo más cerca posible de la hora de partida.

6. Perfil de geo-carga. Esta función automatizada en el Audi e-tron permite a los conductores activar o cargar perfiles de recarga previamente configurados en lugares concretos. Una vez que las preferencias basadas en la ubicación se introducen en el sistema y se guardan con la ayuda de las coordenadas GPS, se pueden configurar los ajustes de carga y el tiempo del proceso. Es posible además establecer perfiles de carga para varias localizaciones.

7. Preacondicionamiento predictivo. En el caso del Audi e-tron GT, cuya gran potencia de carga llega a los 270 kW, es necesario que la batería se halle a una temperatura determinada, lo que se logra mediante su preacondicionamiento durante la conducción. Cuando se introduce una estación de carga de alta potencia como destino en el planificador, un algoritmo calcula la hora de llegada prevista y deduce la capacidad de calentamiento o refrigeración necesaria para poder acceder inmediatamente a la alta potencia de la estación de recarga. Si el cliente lo desea, la temperatura interior también se regula de forma correspondiente.

8. Reducir la resistencia a la rodadura y limitar las opciones de confort. Unas llantas de menor tamaño, unos neumáticos más estrechos y una presión de aire adecuada pueden reducir la resistencia a la rodadura de los neumáticos en invierno. En cambio, los cofres de equipaje para el techo aumentan la resistencia aerodinámica. En el interior del vehículo, el volante y los asientos calefactados ahorran energía porque son elementos en contacto con el cuerpo y su sistema de calefacción consume menos electricidad que el climatizador general del habitáculo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats