Skoda Octavia RS iV: cuando la máxima deportividad no está reñida con la eficiencia

Skoda Octavia RS iV.

Cuando se cumplen 20 años del lanzamiento del primer Octavia RS de calle, equipado entonces con un motor de gasolina de 180 caballos, Skoda puede enorgullecerse de presentar ahora tres versiones bien diferenciadas de su berlina más deportiva. La de gasolina alcanza ya los 245 CV, la diésel entrega 200 CV, y como gran novedad del catálogo se incorpora una híbrida enchufable de 245 CV que busca conjugar el alto rendimiento de sus hermanas con un nivel de consumo y, sobre todo, de emisiones al que solo pueden acceder los modelos electrificados.

Naturalmente, estamos también ante un vehículo que, gracias a su autonomía eléctrica de 60 kilómetros, merece el distintivo ambiental 0 de la DGT y que, por tanto, cabe utilizar sin emisiones durante la mayoría de los desplazamientos cotidianos. Al mismo tiempo, otorga unas brillantes prestaciones en carretera que, secundadas por un comportamiento ejemplar del que hemos sido admirados testigos, hacen de él un modelo fuera de lo común.

Disponible como las variantes térmicas tanto en carrocería berlina como Combi (familiar), el Octavia RS iV combina un motor de gasolina 1.4 y otro eléctrico que rinden en conjunto 245 CV; a ellos se suma una batería de 13 kWh que se recarga no solo durante las frenadas y deceleraciones del coche, sino también enchufándolo a la red eléctrica.

La aceleración de 0 a 100 km/h la realiza en 7,3 segundos, por lo que es 1 décima más rápido que el RS TDI de 200 CV y solo 6 décimas más lento que el TSI de 245. A ambos los aventaja de forma abrumadora en lo tocante a emisiones medias de CO2, de 25 g/km en el modelo estándar y 27 g/km en el Combi.

Estéticamente, el híbrido enchufable se distingue por el color negro que domina la parrilla delantera, las entradas de aire, el difusor del faldón delantero -específico-, el difusor trasero y los marcos de las ventanillas. Son propias también las luces antiniebla de tipo led y las llantas de aleación negras, de 18 pulgadas de serie y 19 como opción, además de las pinzas de freno en el rojo típico de las versiones RS.

La berlina luce además un alerón trasero deportivo negro, en tanto que en el familiar el alerón del techo es del mismo color elegido para la carrocería.

En el interior, donde el negro es también la tonalidad predominante, encontramos un volante multifunción de cuero de tres radios con logo RS y levas para operar el cambio DSG. Los asientos deportivos delanteros están revestidos con una tapicería negra, mientras que los asientos Ergo opcionales vienen con tapicería de cuero y Alcántara, así como con ajuste de profundidad de la banqueta.

Los asientos se adornan con el emblema RS y costuras decorativas rojas o gris plateado, replicadas en el volante de cuero, los apoyabrazos y el salpicadero recubierto de Alcántara. Las tiras decorativas con el look RS y los pedales con diseño de aluminio completan la impresión deportiva que desprende todo el vehículo.

Aditamentos deportivos y dispositivos electrónicos

En los tres modelos RS, la dirección progresiva forma parte del equipamiento, al igual que el ajuste dinámico de la suspensión, el cual acerca la carrocería 15 mm al suelo. El Control de Chasis Dinámico (DCC) adaptativo, que se añade al equipamiento de serie como promoción de lanzamiento de la nueva familia RS, comprende cuatro modos de conducción: Eco, Normal, Individual y Sport, que hará las delicias de los aficionados al manejo deportivo tanto por reacciones del coche como por el excitante ruido del motor, en cualquier circunstancia pero especialmente en las reducciones.

El Octavia RS utiliza tecnología shift-by-wire para hacer funcionar el cambio automático DSG, de seis o siete velocidades según la versión. El selector de marchas ya no está mecánicamente conectado a la caja de cambios y, en su lugar, indica electrónicamente qué velocidad ha sido seleccionada. La familiar palanca de cambios ha sido sustituida por un nuevo módulo de control provisto de un pequeño interruptor basculante que permite escoger las diferentes funciones.

La instrumentación de que dispone el conductor se compone de un virtual cockpit de 10,25 pulgadas de serie, que ofrece una configuración adicional Sport y un logo de bienvenida específico de los modelos RS. Los sistemas de infoentretenimiento disponen de la tecnología de última generación de la Plataforma Modular de Infoentretenimiento del Grupo Volkswagen y equipan una pantalla central de 10 pulgadas.

El RS iV está a la venta desde 35.700 en carrocería berlina y 36.400 en la familiar, precios que incluyen un descuento de 2.400 euros por financiar la compra. Sus hermanos de gama, a los que les corresponde la etiqueta C de la DGT en lugar de la 0 del híbrido enchufable, presentan tarifas ligeramente más asequibles: el TSI parte de 32.500 y 32.600 euros, respectivamente, y el TDI se comercializa a partir de 33.100 y 33.200 euros.

Etiquetas
Publicado el
24 de marzo de 2021 - 09:17 h

Descubre nuestras apps

stats