El Grupo Volkswagen duplicó las ventas de modelos eléctricos en 2021

Volkswagen ID.4.

Apoyado en un formidable músculo industrial y financiero, Volkswagen es uno de los fabricantes que con mayor fe ha apostado por la electrificación del automóvil. Sus inversiones milmillonarias de los últimos tiempos en este campo están ya dando sus frutos y, como Grupo, le hace posicionarse como líder en el mercado de este tipo de vehículos en Europa y número dos en Estados Unidos.

En total, el consorcio alemán entregó durante el año pasado 452.000 coches eléctricos (BEV), lo que supone un incremento del 96% con respecto a 2020. Estos vehículos representan ahora mismo el 5,1% de las entregas globales del grupo -un 2,5% más que el ejercicio anterior-, que se elevaron a 8,9 millones de unidades en todo el mundo. La cifra, aunque asusta, conlleva un retroceso del 4,5% interanual que hay que atribuir a la escasez de semiconductores, y ello a pesar de que, como precisa VW, la cartera de pedidos estuviera completa.

Como ha manifestado recientemente Laura Ros, directora general de la marca en España, Volkswagen fue el primer fabricante en hacer público su compromiso con los acuerdos ambientales de París y, al igual que otras marcas y consorcios, se marcó el objetivo de ser una compañía CO2 neutral en el año 2050. “Hace cinco años nos propusimos ser actores principales en la transformación que está viviendo el sector e hicimos una apuesta muy importante por la movilidad eléctrica, destinando inversiones milmillonarias a la electrificación y la digitalización de nuestra gama de modelos y nuestros procesos de fabricación”, ha señalado.

Esta apuesta se enmarca dentro de lo que ahora se ha dado en llamar la estrategia New Auto, que de momento está dando ya los resultados apetecidos a pesar de la crisis global de componentes. Como apuntábamos, el Grupo encabeza el mercado europeo de vehículos eléctricos por un amplio margen y alcanzó la segunda mayor cuota en el mercado de EEUU, con alrededor de un 7,5%. En China, entregó 92.700 BEV, multiplicando por más de cuatro la cifra de 2020.

En Europa Occidental, 2.860.400 clientes se hicieron con un vehículo de una marca del Grupo Volkswagen (-2,7%). Los eléctricos fueron muy populares en esta región, representando el 10,5% de las entregas de la compañía, frente al 6,2% de 2020, y las cosas fueron aún mejor en Alemania, donde los BEV representaron el 11,4% de las entregas, casi el doble que en el año anterior (5,9%).

Las ventas de híbridos enchufables también aumentaron significativamente en todo el mundo hasta alcanzar un total de 309.500 unidades, que suponen un incremento de las entregas del 61%.

Christian Dahlheim, responsable de Ventas del Grupo Volkswagen, ha señalado al respecto: “2021 fue un año muy complicado debido a la escasez de semiconductores a nivel mundial, pero a pesar de ello pudimos llevar adelante sistemáticamente nuestro rumbo futuro hacia la estrategia New Auto. El doble de ventas de nuestros volúmenes de vehículos eléctricos y la elevada demanda de todos nuestros modelos demuestran claramente que vamos por buen camino. Esto es algo que aprovecharemos este año para seguir impulsando nuestra transformación”.

Electrificación y servicios de ‘software’ y movilidad

Los resultados de 2021 muestran cómo está evolucionando el modelo de negocio del Grupo Volkswagen. Las fuentes de ingresos, se prevé desde Wolfsburg, irán cambiando progresivamente de los motores de gasolina convencionales a los automóviles eléctricos de cero emisiones, y de la venta de vehículos a los servicios de software y movilidad, sobre la base de la tecnología clave para la conducción autónoma. La compañía trabaja sobre la hipótesis de que, para 2030, uno de cada dos coches vendidos en el planeta será totalmente eléctrico.

La electrificación sistemática de la cartera de productos también se ve reflejada en la planificación de inversiones que el grupo presentó en diciembre para el periodo comprendido entre los años 2022 y 2026. Estos planes contemplan un aumento de la inversión y desarrollo para la movilidad eléctrica de alrededor del 50% en comparación con el plan anterior, lo que supone un total de 52.000 millones de euros.

Por modelos, los más demandados del Grupo fueron el Volkswagen ID.4, del que se vendieron 119.600 unidades, y el ID.3, que alcanzó las 75.500. A ellos les siguieron el VW e-up!, que ya no está a la venta y acumuló 1.400 entregas, el Skoda Enyaq iV, con 700, y el Audi e-tron, que sumó en sus dos carrocerías, estándar y Sportback, un total de 200 unidades.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats