Un experimento de Ford alerta de los riesgos de usar auriculares en la carretera

Un peatón cruza la calle con auriculares.

El uso de auriculares fuera del hogar se ha extendido de manera imparable en los últimos años, y no solo entre la población más joven. Estos dispositivos son, cómo no, el instrumento perfecto para disfrutar con gran calidad y nitidez de música o podcasts, y algunas personas consideran que les ayudan a concentrarse o relajarse al bloquear el ruido de fondo y las distracciones.

El problema es que llevar auriculares en la carretera, ya sea como conductor, ciclista, usuario de patinete eléctrico o viandante, puede resultar también peligroso. En países como el nuestro, además, se trata de un acto penado por la ley en el caso de conductores y ciclistas.

Pues bien, la marca automovilística Ford se ha propuesto poner cifras a los riesgos que entraña esta práctica tan generalizada. Un experimento sonoro llevado a cabo por la firma con sede europea en Colonia muestra que las personas que escuchan música con cascos son, de media, más de cuatro segundos más lentas a la hora de identificar posibles peligros en la carretera que cuando no los utilizan.

El estudio ha empleado una tecnología de sonido espacial “8D” desarrollada especialmente que colocó a más de 2.000 participantes de toda Europa en una calle virtual inmersiva y midió sus tiempos de reacción en situaciones potencialmente peligrosas. Tras la experiencia, la mayoría de los participantes afirmaron que no volverían a usar auriculares en sus desplazamientos.

La prueba sonora, que forma parte de la campaña de Ford Share The Road para fomentar una mayor armonía y comprensión entre los usuarios de la carretera, se diseñó para destacar el papel que desempeña la audición en nuestra capacidad de identificar y responder a los peligros de la seguridad vial.

El estudio encargado por Ford investigó el uso de la carretera y los hábitos de escucha de más de 2.000 personas de Alemania, España, Francia, Italia y el Reino Unido, preguntándoles sobre sus actitudes mientras conducen o van en bicicleta (allí donde es legal), caminan o montan en scooter. La mayoría de los participantes dijeron que usaban los auriculares; entre el 56% de quienes declararon haber estado involucrados en un accidente o casi accidente, el 27% los llevaba en ese momento.

A continuación, se les invitó a utilizar una aplicación desarrollada ad hoc (Share The Road: Safe And Sound) en sus teléfonos inteligentes para medir el impacto que el empleo de auriculares tenía en su capacidad de reaccionar a las señales de audio.

La aplicación emplea tecnología de audio espacial “8D” para ayudar a sumergir a los participantes en una calle de realidad virtual. El sonido direccional se consigue mediante un complejo proceso de panoramización y ecualización que permite a la app crear señales sonoras muy realistas, como un vehículo de los servicios de emergencia que se acerca por detrás, por ejemplo.

Se midieron entonces los tiempos de reacción de las personas que accedieron a realizar el experimento ante peligros en tres escenarios diferentes, tanto con música en los auriculares como sin ella. De media, estas tardaron 4,2 segundos en identificar y responder a un peligro en la carretera cuando sonaba la música.

Al plantearles preguntas antes y después de que se sometieran a la experiencia del sonido 8D, los investigadores pudieron determinar la eficacia de la aplicación para cambiar la conciencia y las actitudes en materia de seguridad vial.

Cambio de hábitos de los participantes

Antes de la experiencia, el 44% de los participantes dijo que no usaría auriculares mientras circulaba; después, el 58% se comprometió a no volver a usarlos, un aumento de 14 puntos porcentuales o, lo que es lo mismo, un aumento del 31%. En total, el porcentaje de personas que aseguró que seguiría escuchando los auriculares con regularidad se redujo en un 64%.

Ford ha compartido su aplicación para que todo el mundo pueda comprobar lo importantes que pueden ser las señales acústicas cuando se hace uso de la carretera junto con otras personas. Puedes acceder a ella desde un smartphone en https://fordsharetheroad8d.com/.

Anteriormente, el equipo de Share The Road desarrolló WheelSwap, una premiada experiencia de realidad virtual que fomenta la empatía entre conductores y ciclistas al poner de relieve las consecuencias potencialmente mortales de una conducción desconsiderada. El año pasado, Ford presentó también un prototipo de Chaqueta Emoji para mostrar cómo el diseño y los gráficos inteligentes podrían mejorar significativamente la comunicación y reducir las tensiones entre los usuarios de la carretera.

Sobre el experimento de los auriculares, la doctora Maria Chait, profesora de neurociencia cognitiva auditiva del University College London, ha señalado que “el sonido desempeña un papel fundamental en nuestra capacidad para entender nuestro entorno: muy a menudo oímos los acontecimientos importantes que ocurren a nuestro alrededor antes de verlos”.

“Aunque los auriculares pueden ser beneficiosos para nosotros en muchas circunstancias -afirma la profesora-, en la carretera pueden bloquear señales sonoras importantes, lo que significa que podríamos no ser capaces de percibir los vehículos o los usuarios de la carretera cercanos, poniéndolos -y poniéndonos- en peligro”.

Etiquetas
Publicado el
17 de mayo de 2021 - 13:50 h

Descubre nuestras apps

stats