Entrevista Parlamentaria y candidata a las primarias de Podemos en Navarra

Ainhoa Aznárez: “Se puede recuperar el espacio perdido en 2019, muchos votantes socialistas tienen el corazón morado"

La parlamentaria y candidata a liderar Podemos en Navarra, Ainhoa Aznárez

Ainhoa Aznárez recibe a elDiario.es en el Parlamento de Navarra. Es la candidata a las primarias de la formación morada en la comunidad foral con mayor visibilidad por ser la única de las tres que se presentan que está en primera línea de la política. Parte de Podemos desde su fundación en Navarra, Aznárez confía en convertirse en la nueva coordinadora de la formación el próximo 19 de marzo. Asegura que se decidió a dar el paso porque "mucha gente" se lo pidió y discrepa de su rival Begoña Alfaro y de su lema 'Reiniciar Podemos'. Considera que "no hay que reiniciar, sino sumar" y que no hay que "olvidar" a la gente que "hizo que Podemos echara a andar". Se define a sí misma como "mujer feminista, euskaldun y republicana" y señala que el 8M se concentrará con las mujeres de su concejo, Badostáin, "respetando todas las medidas de seguridad". Asegura que el movimiento feminista ha demostrado ser "responsable" y critica a aquellos que "se han empeñado en criminalizarlo".

Begoña Alfaro: "Aspiro a recuperar a esas personas que en el comienzo estuvieron y, ahora, por el motivo que sea, ya no están"

Begoña Alfaro: "Aspiro a recuperar a esas personas que en el comienzo estuvieron y, ahora, por el motivo que sea, ya no están"

¿Qué es lo que te ha llevado a dar el paso a querer liderar Podemos Navarra? 

Llevo en Podemos Navarra desde que comenzó su andadura y siempre he estado a lo que la gente que conformamos este gran partido, este instrumento de la ciudadanía, ha pensado que estaría bien que hiciese. Ahora mismo lo que más me ha empujado ha sido toda la fuerza de la gente, que ha sido mucha y, cuando he palpado y visto que el músculo que lo pedía era importante, me decidí a dar el paso.

¿Te ves como favorita en las primarias?

Yo soy muy cautelosa y respetuosa con el partido y no he me he decidido a dar el salto hasta comprobar el músculo de toda la gente que me ha animado a hacerlo, diciéndome que les gusta cómo trabajo y cómo les he ayudado todos estos años. Por eso, desde ese apoyo y ese reconocimiento es cuando decido presentarme. Me presento además porque es fundamental seguir engarzado, nada de reiniciar o renovar. Seguir engarzando todo lo que venimos trabajando en la calle y con los distintos movimientos sociales con las instituciones, que es donde se aprueban las normas. Para ello necesitamos mucho músculo en la calle.

Dices que no hay que reiniciar, sino engarzar. Justamente ‘Reiniciar Podemos’ es el lema de la candidatura de Begoña Alfaro. ¿Cree que no hay que hacer un reinicio?

Iniciamos Podemos en 2014 con muchísima gente con la que hay que seguir contando. Podemos es toda esa gente y la que se pueda ir sumando, ni se reinicia ni se renueva, se suma y se trabaja conjuntamente. Hay mucha gente que quizás se puede sentir insultada cuando lleva años trabajando en Podemos desde la militancia pura y dura y ahora se le pide que se reinicie. Hay que dar un reconocimiento a esa gente que ha estado trabajando desde el minuto uno poniendo carteles, sus coches, yendo a Madrid a escuchar a Pablo, Irene o Ione… Todo eso hay que valorarlo. 

En el comunicado en el que anunciaba su candidatura, explica que se ha encontrado con problemas y necesidades organizativas en el partido. ¿Cuáles son? 

Sí, creo que hay que ensanchar el partido, pero que dentro del partido no tengamos tantos órganos de decisión, si no que tengamos los necesarios para que se dé un debate político de altura y desde el respeto y el diálogo para sumar diferentes miradas, pero que esas decisiones sean muy vinculantes al ejercicio que se hace en las instituciones. Es decir, que lo que recojamos en la calle, lo organicemos fácilmente y lo derivemos ahí donde estimemos. Simplificar la estructura y darle esa inmediatez que necesita muchas veces la política para dar solución a temas que para mucha gente son necesarios.

Me recorro los pueblos de Navarra y la gente me ha pedido que dé el paso para liderar Podemos

Ainhoa Aznárez

En ese documento también hablas de recuperar las calles. ¿Cree que se ha perdido ese contacto con la gente?

No es que se haya perdido, quizá se ha visto ahora más disperso por el tema de la pandemia, que nos ha ido alejando de esos encuentros en las calles y que nos ha hecho la vida mucho más dificultosa para la acción política reivindicativa. 

¿El estar en instituciones como el Gobierno de Navarra o el de España no ha provocado que se perdiera parte de ese contacto con la gente, con la calle?

En mi caso, no. Me recorro muchos pueblos de Navarra, tenemos reuniones permanentes, ahora de forma telemática, con plataformas, con la gente, etc. Una cuando viene de todo ese activismo, no lo pierdes, es una forma de ser y estar en la vida.

Otro de los ejes de su candidatura es la igualdad de género. ¿Va a ir este 8M a alguna de las manifestaciones  que están convocadas en Navarra?

Yo en este momento de pandemia, donde nuestras vidas corren peligro, lo que hago siempre es poner encima de la mesa lo que la autoridad sanitaria nos recomienda. Ante todo, cuidarnos. Además, uno de los lemas de este 8M es colocar los cuidados y todo lo que tiene que ver con la sostenibilidad de la vida en el centro. Una se puede manifestar de miles de formas. Pero ojo también con según qué sector arribista de esta sociedad que quiere otra vez ridiculizar, infantilizar y criminalizar al movimiento feminista, que lo que hace justamente este año es poner en el centro la sostenibilidad de nuestras vidas. Somos un movimiento feminista sensato, sereno, sabemos en qué situación estamos y yo creo que la responsabilidad va primero en todo.

Pero, ¿irá a alguna?

Yo vivo en Badostáin, un concejo en el que somos 300 personas y seguramente que pondremos lemas, banderas, pañuelos y nos reuniremos en un círculo cuatro o cinco personas para leer el manifiesto a las 300. Siempre respetando las medidas de seguridad.

Los últimos resultados de Podemos en otras comunidades han sido malos. ¿A qué los atribuye?

En Cataluña hemos mantenido los escaños y en Galicia y Euskadi creo que las candidaturas eran muy buenas, pero los resultados nos dicen que tenemos comunidades autónomas con mucha identidad histórica y que tenemos que seguir trabajando para encajar nuestro proyecto en sociedades que son tan diversas. Es un trabajo que tenemos que hacer de aquí a las siguientes elecciones. En Navarra tenemos dos años para ensanchar ese espacio. 

Podemos es la herramienta necesaria para dejar a la derecha y a la ultraderecha en el banquillo

Ainhoa Aznárez

En Navarra en 2019 se pasó de 7 parlamentarios a 2. ¿Qué es lo que pasó? 

Cuando una nueva organización surge, genera expectativas, ilusiones, esperanzas y eso hace que suba mucho la intención de voto. Después, una organización tiene que asentarse hacia fuera, pero también hacia dentro. Cualquier circunstancia de malos entendidos, de broncas internas, hace que la gente se quede expectante y se genere rechazo en ellos. Hemos aprendido muchísimo de todo eso y ya en las elecciones de 2019 hicimos una lista única que recogía a toda la gente que había estado en Podemos desde el inicio. Los resultados tenemos que enmendarlos y eso tendrá mucho que ver con el trabajo que hagamos desde Podemos y también desde dentro de la institución. Somos una herramienta necesaria  para dejar a la derecha y a la ultraderecha de Navarra en el banquillo de los suplentes. Gracias a Podemos y la esperanza de la gente, en 2015 se pudo formar el gobierno del cambio y en 2019 pese a tener menos apoyos, también fuimos esenciales para que Navarra Suma se quedara nuevamente en el banquillo. 

¿La gente castigó a Podemos en 2019 por el conflicto interno que se vivió durante la legislatura?

En parte sí, pero también tuvo algo que ver que gracias a Unidas Podemos Pedro Sánchez tiene un Gobierno y eso también arrastra votos. Siempre que al socialismo español le va bien, al socialismo navarro también le va bien. 

¿Y el hecho de estar ahora en un Gobierno de coalición con el PSN le puede pasar factura a Podemos Navarra? 

Para nada, porque tenemos visiones diferentes y en este momento lo que hacemos es sumar. Tenemos dos perfiles diferentes y no hay más que ver las iniciativas de cada uno para comprobarlo. Hay muchas diferencias entre nosotros, y no solo con el PSN, sino también con Geroa Bai, como por ejemplo en el tema de regular el precio del alquiler, que nos está costando y es un tema importante, todo el tema de la PAC y el horizonte verde, etc. Temas en los que estamos muy alejados, pero hay otros, y más ahora con la pandemia, que tenemos que trabajar conjuntamente porque tenemos el objetivo de que la gente tenga recursos suficientes para, al menos, cubrir sus necesidades básicas. Si no, sería un verdadero fracaso. Y yo me niego a ello.

¿Cree que Podemos Navarra puede recuperar ese espacio político que perdió en 2019? 

Por supuesto. Podemos Navarra es el espacio de izquierdas necesario para generar gobiernos de coalición, el espacio de las clases populares, de la gente movilizada y organizada. Surgió como herramienta y tenemos que seguir insistiendo en que es necesario un Podemos fuerte para poder ponerles barreras democráticas a la derecha y a la ultraderecha. 

¿Debe Podemos aglutinar otras siglas de la izquierda en Navarra como Batzarre o Izquierda Unida para no dividir el voto? 

Sí, ya lo dijo la la militancia de Podemos, no solamente en Navarra  sino en el Estado. Hicimos una consulta y salió que teníamos que ir en coalición con nuestras fuerzas hermanas. Porque no podemos fallar nuevamente a la gente que en Pamplona se quedó hace dos años sin ese espacio o a la gente que creyó en el Parlamento. Lo hemos aprendido y ya estamos haciendo trabajos conjuntos en el Parlamento con Izquierda- Ezkerra, tanto en la presentación de iniciativas conjuntas como en trabajo interno que no se ve, de escucha de bases y demás, porque creo que hay un sentir mayoritario de que ensanchemos espacios. 

Podemos tiene una de las 13 consejerías del Gobierno de Navarra y en el presupuesto total apenas supone un 0,8%. ¿Considera escaso su papel?

Hay que ser coherentes y humildes. Tenemos dos parlamentarias y con eso había que apostar por entrar en un gobierno o no entrar. Hicimos la pregunta a nuestra asamblea ciudadana y la mayoría decidió que deberíamos estar en un gobierno e incidir en políticas de gobierno. Es escaso el papel porque son 13 consejerías, pero sabemos el número de votos que tenemos, el número de parlamentarias que tenemos y la fuerza que tenemos, que no es suficiente y por eso hay que intentar conseguir tener más fuerza en el futuro, pero estamos decidiendo en Navarra en muchas políticas. Además, gracias al gobierno de coalición en Navarra y en otras cinco comunidades autónomas, empujamos a Pedro Sánchez a que no se fuese con otros partidos, lo que también le reclamó su militancia porque muchos tienen corazón morado, y pudimos incidir en que tuviésemos el primer gobierno de coalición en España. Por tanto creo que estar en los gobiernos nos ha influido para bien y así nos lo dice también la gente.

¿Qué nota le pone a Eduardo Santos al frente de Justicia y Políticas Migratorias? 

Yo no puedo ponerle una nota, se la pondrá la ciudadanía, no solo a Eduardo Santos, sino al Gobierno en su conjunto, en 2023. Creo que está haciendo un buen trabajo en Justicia porque se está dando un gran impulso a la justicia restaurativa, a la mediación, a la justicia gratuita, al acompañamiento de mujeres víctimas de violencias, al tema de las inmatriculaciones o al de los abusos sexuales en la Iglesia. También en Políticas Migratorias, es la primera vez, el primer Gobierno en el que se tiene una dirección general como tal para políticas migratorias, lo que implica tener las políticas migratorias en el centro de las políticas públicas.

Hace unas semanas la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza llevó al Parlamento la problemática de muchas personas migrantes que se quedan sin atención al cumplir la mayoría de edad. ¿Se puede hacer más?

Por supuesto. Ocurre que hay algún conflicto entre el Departamento de Derechos Sociales (PSN) y el Departamento de Políticas Migratorias y Justicia (Podemos).Desde Políticas Migratorias se ha puesto en marcha, viendo la situación que tenemos con estos jóvenes, un programa pionero con estos jóvenes, ‘Kideak’ para acompañar mediante mentorías a estos jóvenes mayores de 18 años que se quedan sin ese acompañamiento. Ahí se ha hecho un trabajo importante.

¿Y cómo cree que lo ha hecho Eduardo Santos al frente de Podemos Navarra? 

Ha hecho una labor interesante porque cuando él fue elegido por nuestra militancia como secretario general, la anterior secretaria general (Laura Pérez) en la misma rueda de prensa ya anunció que iba a impugnar las elecciones. Es decir, desde el minuto uno se comenzó un proceso muy difícil que tuvo que interiorizarse con sensatez y serenidad. Nio ha sido fácil esta andadura y por tanto tenemos que agradecerle todo su trabajo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats