Chivite rechaza la propuesta de Navarra Suma y no vetará a EH Bildu en la negociación presupuestaria

María Chivite interviene en una videoconferencia organizada por el Comité de las Regiones de la UE dentro de la Semana Verde,

La presidenta de Navarra, María Chivite, no quiere oír hablar de vetos y ha rechazado la propuesta de Navarra Suma, que el martes le ofreció al Gobierno foral la abstención de todos sus parlamentarios para dar vía libre a los presupuestos que elabore a cambio de excluir de la negociación a EH Bildu. El presidente de UPN, Javier Esparza, no quiere otro acuerdo del Gobierno con la coalición abertzale y por ello ha pedido como única condición para su apoyo que no se pacte con EH Bildu. Una condición que Chivite no acepta por no "entender" que "en el momento de negociar la ley más importante que va a permitir abordar la crisis de la COVID-19 haya vetos cruzados".

Navarra anuncia un presupuesto "expansivo" para 2021 con un techo de gasto de 208 millones más que el del año pasado

Navarra anuncia un presupuesto "expansivo" para 2021 con un techo de gasto de 208 millones más que el del año pasado

La presidenta mantiene así su postura inicial de querer negociar con todos con el objetivo de "intentar aprobar los presupuestos si puede ser con unanimidad, o al menos sin ningún voto en contra", algo que se antoja muy complicado por la condición impuesta por Navarra Suma para dar sus apoyos. La sintonía con EH Bildu es buena tras la primera negociación, como señalaron fuentes de la formación abertzale y del Ejecutivo y por lo tanto se seguirá con las negociaciones en busca de reeditar el acuerdo del curso pasado. Por el momento, tal y como ha señalado la presidenta el plan es el mismo antes de que la formación de Esparza diera su ultimátum al Gobierno, analizar las propuestas de ambos partidos y buscar el consenso.

El Gobierno de Chivite de hecho ha aprovechado la oferta de Esparza para situarse en un espacio de centralidad ante una situación que no había vivido antes, que las dos formaciones de la oposición quisieran pactar los presupuestos con el Gobierno. El gabinete de Chivite encara así la negociación en una posición ventajosa, a diferencia de lo ocurrido el año pasado, lo que le ha llevado a rechazar de primeras que una de las dos formaciones de la oposición haya querido imponer un veto a la otra.

Desde el Gobierno aseguran que estudiarán todas las propuestas presentadas por ambos partidos para analizarlas. Un papel clave lo tendrá la fiscalidad, en lo que Navarra Suma y EH Bildu tienen posturas contrarias, mientras que los primeros apuestan por no subir los impuestos, los segundos sí para tener otras vías de financiación más allá de recurrir a la deuda. Esto mismo se le planteó a la representación de Ejecutivo en la primera reunión mantenida el martes, y de primera parece que es algo que el gabinete de Chivite no rechaza, consciente de que el techo de gasto este año es 208 millones mayor al de curso pasado y que se espera una caída de la recaudación importante provocada por la pandemia. Aún así, la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, rechazó hace unos días la propuesta de EH Bildu de subir los impuestos, "no habrá una subida de forma generalizada", apunto. Una vez más, el Gobierno de Chivite buscará un término medio para el entendimiento.

Etiquetas
Publicado el
15 de octubre de 2020 - 20:30 h

Descubre nuestras apps

stats