Navarra estima una caída de 818 millones de euros en la recaudación por la crisis del coronavirus

La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz,este martes en el Parlamento de Navarra

El Gobierno estima que la recaudación de Navarra caerá este año un 20%, con unos ingresos de 818,8 millones de euros menos de lo presupuestado en las cuentas generales que fueron aprobadas en febrero. Una previsión realizada ante las consecuencias de la crisis sanitaria que ha avanzado esta mañana en el Parlamento la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz.

Saiz ha comparecido en comisión parlamentaria, a petición propia, y ha abogado por que, ante el escenario económico creado por la pandemia de la COVID-19, hay que luchar de forma "extraordinaria" contra el fraude fiscal, así como apostar por la I+D+I y los sectores estratégicos.

Ha señalado que el hecho de que Navarra tenga autonomía fiscal "no quiere decir que puede crear o suprimir impuestos de una forma exagerada y sin tener en cuenta la fiscalidad existente en el Estado" y ha afirmado que "los cambios fiscales antes de ser aprobados deben estar muy bien analizados en cuanto a los efectos directos e indirectos, positivos y negativos que pueden ocasionar". "No siempre una subida de impuestos tiene como consecuencia un aumento de recaudación, sino que puede suceder lo contrario", ha dicho.

Ha expuesto que el Ejecutivo quiere "reactivar la economía y que las empresas puedan seguir manteniendo o recuperando la actividad a la época pre-Covid". Ha indicado así que antes del estado de alarma se manejaba en Navarra un "buen escenario", "con superávit y con un remanente de tesorería que nos ha permitido encarar con un poco de oxígeno el tremendo puñetazo que está suponiendo, a todos los niveles, la pandemia del Covid-19".

Según ha dicho, "los datos objetivos nos hablan de una caída del PIB en Navarra del 2,8% en el primer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo del año anterior y del 4,1% si hablamos en términos trimestrales". "Son cifras muy elevadas que solo pueden ser debidas a una crisis de la dimensión de la que la enfermedad ha provocado", ha afirmado, para añadir que "estamos trabajando con horquillas que se sitúan entre un 6,4% y un 9% de descenso durante 2020".

Ha expuesto Saiz que "la buena noticia dentro de lo negro del panorama que estas cifras arrojan es que los indicadores constatan la existencia de algunos elementos estructurales de Navarra que podrían marcar un diferencial respecto a otras regiones de España". "El sistema productivo de la Comunidad foral, con menos dependencia del turismo y la hostelería que otras comunidades, el elevado peso del sector industrial, así como un mercado laboral fuerte y un mayor nivel de riqueza de la población, podrían mitigar las consecuencias económicas y sociales de esta pandemia y contribuir a una recuperación más rápida que en otras zonas del país", ha manifestado.

Ha explicado que hay escenarios "mejores", como "el reciente estudio del BBVA que prevé un menor impacto en 2020 en Navarra y otras regiones del norte y una recuperación más rápida; con una previsión de caída en PIB para 2020 del 7,3% pero también con un incremento del 6,2% en 2021".

Sobre la recaudación, la consejera ha dicho que "debemos tener en cuenta 3 variables que van a afectar a la recaudación de los diferentes impuestos". Ha hablado así de "la ampliación de algunos plazos para pagar impuestos, los aplazamientos especiales de deudas en período Covid-19 que muchas empresas van a solicitar y la caída de la recaudación provocada por el parón de actividad de las empresas y del consumo".

Aprovisionamiento de fondos

Según ha manifestado la consejera, "dada la gran incertidumbre que acompaña a este escenario de caída de los ingresos se va a realizar un seguimiento permanente (como ya se viene haciendo en las últimas semanas) de la recaudación de las declaraciones que vayan presentándose por las empresas a efectos de ir ajustando las previsiones o de anticipar mayores caídas de los ingresos tributarios a las previstas, con el fin de tomar las medidas que se considere oportuno".

Así, ha indicado que "el objetivo del Gobierno de Navarra es tratar de aprovisionarse de todos los fondos posibles a los que podamos tener acceso para hacer frente a los efectos del Covid-19, vengan desde donde vengan: Estado, Unión Europea, etc., siempre lógicamente, en el marco del Convenio Económico y defendiendo nuestro autogobierno".

Se ha referido a la emisión de deuda y ha precisado que hasta la fecha se han cerrado operaciones y "ya hemos emitido deuda pública por valor de 225 millones, 75 de ellos en bonos sostenibles, en operaciones a largo plazo". "En el Departamento la previsión es poder incrementar más adelante esa cantidad. Además, en operaciones a corto plazo, están cerrados 962,5 millones de euros", ha dicho.

Asimismo, Saiz ha destacado la atención del Gobierno por conseguir fondos tanto de la UE como de España y ha hablado de la reunión del jueves con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que "se centrará en la participación de Navarra en los fondos, entre ellos los 16.000 millones no reembolsables, que el Estado va a poner a disposición de las CCAA con motivo del Covid-19 y en la próxima convocatoria de la Comisión de Coordinación del Convenio Económico".

Ha recordado que el Ejecutivo va a poner en marcha el Plan Reactivar Navarra 2020-2023 y ha indicado que va a convocar al CES el próximo 27 de mayo para "escuchar sus propuestas".

También ha hablado de la campaña de la renta 2019 y ha comentado que este martes, menos de una semana después de que diera comienzo la campaña, Hacienda ha registrado ya más de 21.000 declaraciones de la renta. "El año pasado, por estas fechas, se habían presentado poco más de 4.500. Y no olvidemos que la campaña finaliza el próximo 20 de julio, dentro de más de dos meses", ha expuesto, para indicar que hay que añadir las propuestas elaboradas por Hacienda.

Etiquetas
Publicado el
12 de mayo de 2020 - 19:59 h

Descubre nuestras apps

stats