Extinguido el gran incendio de Gipuzkoa, Navarra y Francia que ha arrasado unas 2.000 hectáreas

Una patrulla de la Policía Foral en la localidad navarra de Bera, una de las más afectadas por el fuego

A las 0:48 horas de la madrugada de este lunes, los Bomberos de Navarra han dado por extinguido el gran incendio que durante el fin de semana ha arrasado unas 2.000 hectáreas de bosque en Navarra, Gipuzkoa y Francia. El cambio del viento, que pasó a ser de componente norte, la caída de la noche y la lluvia que han provocado un descenso de las temperaturas han ayudado a apagar los últimos fuegos, que se encontraban en zonas de "muy difícil acceso" entre Lesaka, Irún y Francia. Los equipos de extinción ya han regresado a sus respectivas bases y ahora se comenzarán a evaluar con exactitud los daños provocados y la superficie afectada por las llamas. Las primeras estimaciones cifran en 1.800 hectáreas la superficie calcinada, de las que la mitad son en territorio navarro.

Las llamas devoran 1.600 hectáreas entre Gipuzkoa y Navarra

Las llamas devoran 1.600 hectáreas entre Gipuzkoa y Navarra

Desde Gipuzkoa el alcalde de Irún, José Antonio Santano, y la portavoz de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, también han confirmado en la Cadena Ser y en Euskadi Irratia que el fuego ya se da por extinguido en la zona de Euskadi. A última hora del domingo las autoridades ya dieron por desactivada la alarma por incendios forestales al dar por estabilizado y controlado el gran incendio de este fin de semana, con numerosos focos simultáneos y rachas de hasta 124 kilómetros por hora. De hecho a las 22:00 la Unidad Militar de Emergencias (UME), convocada por el Gobierno navarro de la socialista María Chivite y que ha centrado su trabajo en la zona del Baztan aunque también ha realizado alguna incursión en Gipuzkoa con 95 los militares movilizados, además de seis autobombas, concluyó su despliegue en la zona y regresó a la base de Zaragoza.

Con el fuego apagado, ya se está evaluando la superficie afectada y los técnicos de Medio Ambiente y personal de Guarderío Forestal se disponen a comprobar el grado de afectación del arbolado. Según señalan desde el Gobierno de Navarra, la velocidad a la que avanzaban las llamas hace suponer que se podrían haber quemado únicamente la capa externa de buena parte de los troncos por haber estado expuestos durante un tiempo "relativamente breve" al calor intenso. La portavoz de la Diputación Foral de Gipuzkoa, Eider Mendoza, alerta de que las lluvias que están cayendo sobre la zona, que se ha quedado sin árboles, puede provocar aludes por la inestabilidad del terreno.

Respecto al origen del incendio, se da por supuesto que se inició en la zona de Bera y que luego el viento lo ha ido extendiendo hacia Iparralde (tres focos en territorio francés) y Gipuzkoa. En realidad, durante todo el fin de semana ha habido incendios forestales en toda la cornisa cantábrica. El alcalde de Bera, Aitor Elexpuru, ha declarado en Euskadi Irratia que cree que el suceso ha sido intencionado. Otras fuentes ven prematuro extraer conclusiones y puntualizan que aunque sea de autoría humana hay que concretar si ha sido una negligencia o con intencionalidad de causar daño. La Fiscalía de Baiona también ha iniciado una investigación.

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2021 - 09:14 h

Descubre nuestras apps

stats