La mayoría de los nuevos contagios en Navarra se producen por el mal uso de la mascarilla

Dos personas en una terraza de la Plaza del Castillo en Pamplona. EFE/ Jesús Diges/Archivo

La pandemia en Navarra se ha estabilizado en las últimas semanas hasta llegar a una incidencia acumulada en 14 días de 300 casos por 100.000 habitantes, cuando hace tres semanas superaba los 1.000. En las últimas jornadas los contagios diarios rondan el centenar y según los datos recopilados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de la comunidad foral, la mayoría de ellos se producen por el no uso o el uso inadecuado de la mascarilla.

Navarra reabrirá el jueves las terrazas de bares y restaurantes ante la mejoría de la situación epidemiológica

Las terrazas han reabierto en Navarra este jueves

Según los expertos, la gran parte de las infecciones que se producen en Navarra son a partir de personas asintomáticas que desconocen estar infectadas. Señalan que el contagio se da cuando estas personas asintomáticas tienen contacto estrecho con otras personas, es decir, estando más de 15 minutos a menos de 2 metros de distancia, sin utilización correcta de mascarilla por parte de ambos.

Así,  los técnicos del ISPLN insisten en la necesidad del uso adecuado de mascarilla, guardar la distancia, reunirse en lugares exteriores bien ventilados y las demás medidas, deben mantenerse siempre que se produce el encuentro con una persona que no es conviviente habitual, independientemente del vínculo familiar o de confianza.

Miedo al repunte de contagios durante los puentes de diciembre

Tras la reapertura este jueves de las terrazas los contactos sociales volverán a incrementarse y por ende las posibilidades de contagio también son mayores. Por ello, y ante el temor a que la curva se vuelva a disparar, desde el Departamento se han fijado una serie de medidas restrictivas para la hostelería. Además de solo poder abrir las terrazas, estas no podrán estar cerradas por más de dos lados, deberá haber una separación entre mesas de dos metros, no se podrán mover mesas y sillas, en cada mesa solo podrá haber cuatro personas, que deberán mantener una distancia de 1,5 metros. La mascarilla se deberá llevar puesta en todo momento, salvo el instante en el que se vaya a consumir, y está prohibido fumar sin una distancia mínima de dos metros.

El Gobierno foral no estudiará reabrir los interiores de bares y restaurantes hasta el 17 de diciembre, una vez pasados los puentes de diciembre, que comienzan este 29 de noviembre en Pamplona con San Saturnino, e incluyen el 3 de diciembre (día de Navarra), además de los festivos del 6 y el 8. Ante el temor de que se produjera un relajamiento, el Ejecutivo de María Chivite ha optado por mantener casi la totalidad de las restricciones, salvo la reapertura de las terrazas y parques infantiles. Así, la comunidad foral seguirá confinada perimetralmente, el toque de queda seguirá siendo de 23:00 a 6:00 y las reuniones continuarán limitadas a seis personas en el ámbito público y a convivientes en el privado.

Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2020 - 21:06 h

Descubre nuestras apps

stats