Navarra asegura que lleva una "velocidad de crucero razonable" en la vacunación y confía en tener inmunizadas a 41.000 personas en marzo

Navarra comienza la vacunación a los profesionales sanitarios y a grandes dependientes en Etxarri-Aranatz y Alsasua.

Pese a ser la segunda comunidad autónoma, solo por delante de Euskadi, que menos vacunas contra la COVID-19 ha administrado desde que hace tres semanas se iniciara el proceso, la consejera navarra se Salud, Santos Induráin, ha asegurado este martes en la comisión de Salud en el Parlamento foral que Navarra lleva "una velocidad de crucero razonable" en la vacunación y ha pedido "huir y evitar polémicas y crispaciones estériles en torno a este tema".

Navarra empieza a administrar la segunda dosis de la vacuna en las residencias, que quedarán inmunizadas en febrero

Navarra empieza a administrar la segunda dosis de la vacuna en las residencias, que quedarán inmunizadas en febrero

"El proceso de vacunación no tiene que ser una competición entre comunidades autónomas o países", ha indicado Santos Induráin, que ha señalado que se trata de "una carrera de fondo en la que Navarra estará donde tiene que estar", insistiendo en la estrategia llevada por el Servicio Navarro de Salud de guardarse parte de las dosis recibidas por Pfizer para garantizar la segunda inyección a aquellas personas que ya recibieron la primera dosis en caso de que se pudiera dar algún problema con el suministro, como es el caso de esta semana, en la que se ha recibido casi la mitad de las vacunas que en semanas anteriores.

Según ha detallado la consejera, la estrategia que se está llevando consiste en combinar la administración de las dosis que vayan llegando cada semana con el mantenimiento de una "reserva estratégica" de al menos dos días, teniendo en cuenta que se están administrando unas 1.000 vacunas diarias. Según los datos facilitados por Santos Induráin en la comisión, cada semana Navarra recibe 6 bandejas que darían 5.850 dosis, aunque con cierto margen para sacar más rentabilidad a cada vial en una sexta dosis en determinadas condiciones de seguridad. "El cálculo más conservador nos lleva a pensar que en este trimestre vamos a poder gestionar cerca de 73.000 dosis para más de 36.000 personas a razón de dos dosis por persona", ha apuntado.

Tras la llegada de las primeras dosis de la vacuna de Moderna, que se incrementarán en las próximas semanas, sumadas a las de Pfizer, Navarra ha incrementado sus expectativas de vacunación. Según el nuevo plan, la idea es que en marzo estén inmunizadas 41.000 personas, para lo que será necesario administrar 82.000 dosis, ya que las dos vacunas requieren de dos inyecciones. Todo, "en caso de que no haya más incidencias de suministros y Pfizer, como ha prometido", ha apuntado la consejera de Salud. "Falta por ver si Pfizer retoma al menos el ritmo normal la siguiente semana con lo que como en todo hay que ser muy precavidos ya que es fundamental garantizar esa segunda dosis a cada paciente".

De cumplirse la línea marcada por el Departamento de Salud, el 12 de febrero ya se habrá terminado la vacunación a las 13.000 personas usuarias de las residencias de ancianos, así como sus trabajadores. Además, desde el viernes también se vacuna a diario al personal sanitario de la red pública y privada. Por el momento se ha comenzado con los sanitarios que están en primera línea de lucha contra la COVID-19, como los profesionales de Atención Primaria o UCI.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 16:39 h

Descubre nuestras apps

stats