eldiario.es

9

"Somos la única candidatura de unidad en la izquierda que existe en Cantabria"

Israel Ruiz Salmón, candidato de IU+Equo (Marea Cántabra), asegura que entrarán "con fuerza" en el Parlamento e influirán "directamente en las políticas de gobierno"

Pone en valor el acuerdo alcanzado con agentes políticos y sociales progresistas, y remarca la "desilusión" que ha generado Podemos por "sus cuestiones partidistas"

Israel Ruiz Salmón (IU). | R.A.

Israel Ruiz Salmón durante la entrevista con eldiario.es. | R.A.

Israel Ruiz Salmón (La Cavada, 1990) afronta el reto de encabezar la candidatura de Izquierda Unida + Equo (Marea Cántabra) con la ilusión de obtener representación en el Parlamento y convencido de que el 26 de mayo se hará realidad. "Vamos a entrar con fuerza y vamos a influir directamente en las políticas de gobierno", asegura.

Así pues, pone en valor el acuerdo alcanzado tanto con agentes políticos como sociales progresistas de la Comunidad, que ha dado como resultado lo que define como "la única candidatura de unidad en la izquierda que existe en Cantabria". Frente a ello, Ruiz Salmón remarca la "desilusión" que ha generado Podemos durante estos cuatro años, partido con el que IU y Equo no concurren en estas elecciones, y que, según critica, se ha ocupado de "sus cuestiones internas partidistas que no interesan a nadie". 

¿Cómo se encuentra y cómo afronta este reto de encabezar la candidatura de Izquierda Unida + Equo (Marea Cántabra)?

Lo cierto es que estoy muy ilusionado. Para formaciones como la nuestra esto es una tarea ardua y estamos cansados, pero mantenemos la ilusión en todo momento. Lo que queremos transmitir en estos días de campaña es todo ese trabajo que llevamos haciendo muchos años tanto en las instituciones a nivel local como en la calle, o cuando hacíamos propuestas en el Parlamento, a pesar de no tener representación en la actualidad.

A su juicio, ¿cuáles son los asuntos prioritarios para la Comunidad y que requieren de una actuación política más inmediata?

Sin lugar a dudas y así nos los dicen todos los datos es el empleo. Actuar directamente en la situación laboral que existe en Cantabria, afrontar que tenemos un mercado muy precarizado y estacional, con contratos muchos de ellos basura y temporales, y que tenemos que dar una vuelta a cuál debe ser el rumbo que ha de seguir la Comunidad en materia laboral. Por eso creemos que hay que reforzar el tejido industrial, aumentando dos puntos el PIB que aporta la industria a Cantabria e incrementando del 0,83% al 2% el I+D+I, porque estamos por debajo de la media nacional y muy por debajo de la media europea. Hemos de darle una vuelta a los tipos de relaciones que existen dentro de los distintos centros de trabajo. Fomentaremos las cooperativas de trabajadores y las sociedades laborales que priman el trabajo conjunto y cooperativo entre los distintos trabajadores y trabajadoras. Y, sobre todo, seguiremos reforzando y apoyando allí donde exista un conflicto social, donde los trabajadores no sean remunerados, estén en procesos de ERE y estén peleando por un convenio digno. Hemos estado presentes en los últimos meses en conflictos muy vivos y que muchos de ellos desgraciadamente vienen de hace mucho tiempo. Ahora estamos peleando con la plantilla de Sonrionansa, de la antiagua Tinamenor, estuvimos en su día junto a todo el sector del metal, que es el más fuerte, no solo en número de personas, porque abarca a 20.000 trabajadores en Cantabria, sino también en la calidad de su convenio digno. Es referente para el resto, estuvimos con ellos hasta el final y se consiguió. Hemos estado también con el sector de la limpieza, con el pequeño comercio y seguimos defendiendo el empleo público y la necesidad de reforzar los servicios públicos como la sanidad, la educación, la dependencia, la justicia… Todo esto ha de abordarse en un primer momento en referencia al empleo. Pero también es cierto que en Cantabria existen otros retos muy importantes, algunos muy específicos como el medio rural, compartido con otras comunidades autónomas. En este caso concreto sufrimos una grave despoblación rural, especialmente en comarcas como la de Campoo, cuyo eje central de empleo es Sidenor y que no está pasando por los mejores momentos ante una incertidumbre que están sufriendo más de 600 familias y que el Gobierno autonómico no está dando la respuesta que creemos que debería dársele. El Gobierno puso 15 millones públicos de todos los contribuyentes para que ese empleo se siguiese garantizando, pero la parte privada tenía que cumplir poniendo cuatro millones para hacer un centro de inversión de I+D+I y trasladando la parte comercial que ahora está en Basauri a Reinosa. Nosotros hemos puesto encima de la mesa dos opciones muy claras: una que el Gobierno haga cumplir lo firmado a la empresa privada o que Sidenor pase a ser parte pública para gestionar directamente el empleo y, sobre todo, la certidumbre a las familias trabajadoras de la comarca de Campoo.

Tras este trabajo en la calle del que habla con colectivos sociales y afectados por diferentes conflictos y problemáticas, ¿por qué cree que es importante la presencia de Marea Cántabra en el Parlamento?

No solo creo que es importante el hecho de estar en las instituciones como Izquierda Unida + Equo (Marea Cántabra), sino que ya tenemos una experiencia de gestión en los distintos ayuntamientos que nos avala. Actualmente representamos a más del 50% de la población en las distintas entidades locales y nos presentamos en más de 20 candidaturas que van a representar a más del 70% de la población de Cantabria. Tenemos una implantación territorial que es la única que tiene la izquierda en Cantabria y nuestra candidatura representa la unidad, no solo representando a gente que está dentro de los partidos tradicionales, sino también a la de colectivos sociales de la educación, de la sanidad, del feminismo, de la memoria histórica, de la dependencia, de la atención a los que peor lo están pasando. Somos la única candidatura autonómica de la unidad de la izquierda, eso que siempre se está demandando a los distintos partidos de izquierdas lo hemos conseguido nosotros y, por tanto, creemos que vamos a estar en el Parlamento y vamos a hacer nuestra labor allí. Además, no se nos tiene que olvidar que debemos seguir en las calles, en el conflicto social y donde haya una huelga, donde haya un ERE, y donde haya una concentración o una manifestación.

Habla de unidad de la izquierda y finalmente no ha sido posible alcanzar un acuerdo con Podemos para concurrir juntos. ¿Cree que os puede afectar negativamente por la división de voto?

Creo que existe una demanda social y política, que la hemos visto en las últimas elecciones generales, que es la unidad, el compromiso y el estar atento y actuando directamente en las responsabilidades por las cuales se tiene un cargo público, y no ocupándose de cuestiones internas, partidistas, que a nadie le interesan y que, sobre todo, acaban perjudicando a la política y desilusionando a mucha gente. Nosotros hemos seguido un trabajo durante muchos meses con otros colectivos sociales y con otros partidos políticos y hemos llegado a la única candidatura de unidad en la izquierda que existe en Cantabria, con Izquierda Unida, con Equo, con una Marea Cántabra que acoge a sectores de la izquierda y del progreso en Cantabria, que en otro momento no se habrían vinculado pero que han visto que esto es una candidatura potente, ilusionante y que además llevamos un programa compartido y colaborado con los distintos agentes sociales y políticos que existen en Cantabria. Por tanto, somos la única alternativa de progreso en Cantabria que puede revertir esos recortes sociales y políticos que se han hecho en esta legislatura, porque el Gobierno PRC-PSOE ha tenido una línea continuista con los que hizo el PP. Creemos que no solo hay que recuperar los servicios públicos que se han perdido durante esta legislatura, sino que además hay que blindarlos y ampliar ese catálogo que actualmente es escaso en algunas materias, como por ejemplo en atención a los mayores.

Sin embargo, en las elecciones generales sí se presentaron conjuntamente bajo la candidatura Unidas Podemos y el resultado no fue bueno, ¿puede ser extrapolable a las autonómicas afectándoos negativamente?

No creo que puedan extrapolarse los resultados de las generales porque son ámbitos de actuación distintos. Hay que tener en cuenta que en el ámbito autonómico, más concretamente en Cantabria que es una Comunidad autónoma uniprovincial, podemos decir que nos conocemos todos. Es muy fácil conocer quienes son los candidatos, aunque algunos los escondan, y en el ámbito local tres cuartos de lo mismo. Se suele decir que se vota a la persona en el Ayuntamiento porque es donde se hace la atención más cercana, y es ahí donde Izquierda Unida tiene la mayor implantación de la izquierda transformadora en Cantabria. Actualmente somos la cuarta fuerza política en número de concejales, estamos gobernando en Cabezón de la Sal o en San Vicente de la Barquera y, por tanto, tenemos la experiencia de gestión y ese compromiso de que cuando un vecino necesita algo siempre acude al concejal de Izquierda Unida, o de Equo en el caso de Miengo. Creemos que hay números suficientes como para tener una representación fuerte en el Parlamento de Cantabria y para influir directamente en las políticas de gobierno. Si nos presentamos es para gobernar y cambiar esta Comunidad a mejor.

No obstante, el CIS preelectoral le da tres diputados a Podemos y a Marea Cántabra le deja fuera, ¿Qué lectura hace de los resultados de este barómetro?

En mi caso y en nuestra cultura política no solemos hacer mucho caso a las encuestas porque suelen venir predeterminadas por quien las hace con un sesgo bastante claro en contraste con la propuesta política que hacemos desde los sectores de la izquierda. Si atendemos un poco a los números vemos que uno de cada tres cántabros no ha decidido todavía su voto y que esta encuesta se hizo en plena campaña, con lo cual está muy intervenida por los devenires que podía haber a nivel general y, sobre todo, que no tiene en cuenta una realidad concreta como la de Cantabria donde hay una pluralidad política muy amplia y una implantación territorial que sí tiene Izquierda Unida. 

Cuando le entrevistamos antes de que ganara las primarias aseguró que "la izquierda de Cantabria que apela a una sociedad ecologista, feminista y progresista tiene que llegar a un acuerdo". ¿Cree que tras estas elecciones va a ser posible un entendimiento entre las fuerzas progresistas para conformar un gobierno de esta índole en Cantabria?

No solo creo que es posible, sino que ha de ser así. El tiempo de las mayorías absolutas se ha acabado y el tiempo de los acuerdos es necesario ya y va a imperar. Si queremos sacar adelante gobiernos y políticas, lo que nos está pidiendo la ciudadanía, nos tenemos que poner de acuerdo. Y al fin y al cabo eso es la política. Nuestra candidatura la hemos mostrado bien amplia y la hemos denominado con esa parte final de Marea Cántabra porque no solo queremos que se quede en el aspecto electoral, sino que una vez pasado el 26 de mayo baje a la sociedad civil y sea el paraguas sobre el que puedan englobarse muchos más partidos y colectivos. Y lo que hemos puesto también encima de la mesa constantemente es la visibilización de cada integrante, no solo desde el punto de vista de los partidos, sino también de las personas que forman parte de ellos. Desgraciadamente hay quien no está haciendo esto en el ámbito de la izquierda cuando es un signo de respeto al resto de colaboradores y de unidad que es lo que estamos representando nosotros. Serán otros los que tengan que responder por qué no están visibilizando a las partes integrantes de su candidatura cuando no directamente van en solitario.

Israel Ruiz Salmón (IU). | R.A.

"Somos la única alternativa de progreso en Cantabria que puede revertir los recortes sociales y políticos que se han hecho en esta legislatura. | R.A.

¿Con qué formación o formaciones no estaríais dispuestos a pactar y le pondríais una línea roja?

Nuestra cultura política siempre pone encima de la mesa llegar a un acuerdo programa a programa. Lo decía Julio Anguita y lo seguimos manteniendo porque creemos que es la manera más coherente de llegar a acuerdos. Evidentemente existe una diferencia muy importante con los partidos de derechas, con aquellos que están recortando los servicios públicos y las libertades civiles, y con aquellos que están premiando a los que más tienen en lugar de a quienes están más precarizados en este mundo laboral, que se ha convertido en un 'sálvese quien pueda' y en el que el individualismo está primando por encima de la cooperación y la colaboración. Nosotros, con quien quiera defender servicios públicos y ampliarlos podremos llegar a un acuerdo, y con quien quiera ampliar las leyes que no se han sacado adelante esta legislatura por culpa de todos los grupos en su conjunto del Parlamento de Cantabria. Se han dejado sin aprobar la ley LGTBI, la de Memoria Histórica, la de Bienestar Animal, el Plan General de Ordenación del Territorio, la Ley del Suelo, y así un largo etcétera. Creemos que son muy necesarias y que hay que ponerlas encima de la mesa cuanto antes porque la ciudadanía lo espera. Es necesario proteger a las familias trabajadoras, darles una respuesta en materia de empleo, atender al medio rural que se está despoblando y los retos de futuro como son el cambio climático, porque es la juventud la que nos está diciendo que quiere una sociedad mejor, un mundo mejor.

Una de las dos patas de esta candidatura es el partido ecologista Equo. ¿Está suficientemente implantada en la agenda política la conservación del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático?

Cada vez lo está más, sobre todo en el ámbito europeo, donde estamos viendo que el partido verde tiene unos buenos resultados y está gobernando en algunos países, y creo que en España eso también va a ocurrir, pero va algo más lento. En concreto, en Cantabria tenemos claras las aberraciones que se han llevado a cabo, entre ellas, responsabilidad del actual presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Aberraciones en la costa, en la zona interior, en nuestros montes... Ahora mismo quieren promover un nuevo puerto, en este caso en San Vicente de la Barquera cuando ya vimos el fracaso que fue el de Laredo, que está casi vacío y que es nuestro aeropuerto de Castellón particular. Creemos que ha de revertirse el enfoque de las políticas públicas y que hay que incluir cláusulas sociales y medioambientales en la contratación pública para dejar de premiar únicamente el rédito político. Hemos de ser ejemplo en las administraciones cambiando hacia energías renovables y, sobre todo, poner facilidades a aquellas personas que de verdad están comprometidas con el medio ambiente y que quieren vivir de una forma alternativa. En ese sentido, creemos que la apuesta por unas cooperativas energéticas en Cantabria es necesaria, pero también hábitos de consumo. Nuestra propuesta en el ámbito de la alimentación es una ley de alimentación, producción y consumo sostenible para reducir ese consumo de plásticos, esos desechos que producimos no solo en la industria, sino también en el ámbito doméstico cuando comemos. Es importante incluir esto en la agenda porque también es un nicho, desde el punto de vista social y económico, para crear empleo verde y diversificar nuestro mercado laboral.

Comentaba antes los recortes en derechos y libertades por parte de la derecha y, precisamente, las pasadas elecciones se caracterizaron por una masiva participación ante la amenaza de la extrema derecha. ¿Se va a conseguir mantener ese nivel en estos comicios?

Espero que la gente utilice su derecho que tiene a voto, desgraciadamente únicamente cada cuatro años. Nosotros siempre hemos planteado que la fiscalización hacia el poder público ha de ser mucho más constante, y hemos propuesto muchas veces figuras como el revocatorio, es decir, que si a los dos años de la legislatura hay un cargo público que no debe seguir, porque no lo está haciendo bien, que exista la posibilidad de cambiarlo. Proponemos abiertamente participación ciudadana como referéndums sobre cuestiones que importan a toda la ciudadanía. Tuvimos hace años el caso del fracking en Cantabria, cuando toda la sociedad salió a la calle diciendo que no quería que envenenaran a nuestro ganado y nuestra propia salud. El Parlamento lo escuchó y dijo que tampoco y, sin embargo, desde la Administración central nos dijeron que no era nuestra competencia. Creemos que hay ciertas competencias que deben ser regidas desde aquí, desde Cantabria, porque nos afectan directamente y, por tanto, tenemos que hacer un uso mayor de las que ya tenemos y no esperar que desde Madrid nos solucionen todo como hace el Gobierno de Revilla. En materia de mancomunar servicios públicos dentro de la comunidad existe una ley comarcal desde el 99 que no se está utilizando y que se podría utilizar para cuestiones como el transporte público dentro de la comunidad, que no es nada bueno porque hay pueblos totalmente aislados. 

Para terminar, ¿por qué la ciudadanía cántabra debería confiar en la candidatura IU + Equo (Marea Cántabra)?

Tras cuatro años de desilusión por parte de Podemos en el Parlamento de Cantabria y del conjunto de los grupos parlamentarios que han estado en esta legislatura, creemos que esa ilusión no se debe perder, que no se debe quedar en casa y que ha de transformarse en un voto hacia Izquierda Unida + Equo (Marea Cántabra) porque somos quienes hemos trabajado durante muchos años fuera del Parlamento, quienes siempre hemos estado ahí, quienes escuchan a sus vecinos y quienes normalmente les solucionamos la papeleta porque quienes gobiernan no lo hacen. Somos quienes estamos en el conflicto social y laboral, y quienes les acompañamos en las huelgas y en las concentraciones. En definitiva, esperamos que esa confianza que nosotros siempre depositamos en ellos, el próximo 26 de mayo la depositen en nosotros.

Israel Ruiz Salmón (IU). | R.A.

"Estamos en el conflicto laboral y social, y en las manifestaciones y concentraciones". | R.A.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha