Chato Galante, un referente en la lucha contra la impunidad del franquismo

Chato Galante, expreso del franquismo, fallecido este domingo

"Vivir para los demás es la mejor manera de vivir para uno mismo"

Marcos Ana

Un enorme desgarro me produce la noticia inesperada de la muerte del compañero y amigo Chato Galante. Nos vimos por última vez el 23 de enero, en la Plaza de Santa María Soledad Torres Acosta, para rendir homenaje a Arturo Ruíz, asesinado en 1977 por un pistolero fascista en las inmediaciones de la plaza. En ese encuentro, y sin darle mayor importancia, Chato me indicó que estaba en tratamiento con quimioterapia por un cáncer de pulmón al que estaba dispuesto a derrotar. Muy posiblemente lo hubiese conseguido si no se hubiese cruzado en su camino el maldito coronavirus.

Chato Galante ha sido y es un referente en la lucha contra la impunidad de los crímenes del franquismo, delitos de lesa humanidad, que siguen sin ser investigados y depurados por la Administración del Estado. Su constancia y tenacidad en el impulso de la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina contra los crímenes del franquismo (CEAQUA), a las iniciativas de la Asociación de la Comuna de Presos del Franquismo o a las querellas contra el torturador Antonio González Pacheco –Billy el Niño–, son un ejemplo de dedicación a la justa causa de la Verdad, Justicia y Reparación para con todas las personas de la resistencia antifranquista. Su participación en la película galardonada 'El silencio de los otros' resumía en imágenes su persistente lucha en la exigencia de la reparación con las víctimas de la dictadura.

Me vienen a la memoria inolvidables momentos vividos en esa larga lucha compartida, el viaje al Parlamento Europeo para reclamar en la Comisión de Peticiones que la Justicia española depure las responsabilidades por tortura de 'Billy el Niño', las reuniones para preparar las querellas, innumerables actos públicos como el realizado en noviembre frente a la Cárcel de Carabanchel para reclamar un memorial a los presos políticos...

Su ejemplo, su lucha, sigue muy presente y sin duda, será un referente en el día a día hasta conseguir que el Estado asuma de una vez por todas la Verdad, Justicia y Reparación y garantías de no repetición a todas las víctimas de la resistencia contra la dictadura.

El confinamiento no nos permite despedirnos de Chato como desearíamos, pero en cuanto termine, podremos encontrarnos con su compañera Justa, su familia, amigos y compañeras para rendirle el homenaje que se merece.

Un fuerte abrazo compañero Chato

Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2020 - 13:42 h

Descubre nuestras apps

stats