Míster President

Señor Mr. President: Les he convocado hoy aquí para despejar las sospechas que algunos, maliciosamente, están vertiendo hace pocas fechas sobre nuestro sistema judicial y político. España es una península y el Gobierno simplemente acata sentencias, porque como ustedes comprenderán no estamos aquí para investigar unas cosas o no investigar unas cosas, sino para resolver el problema del paro y la economía. Y eso es lo que hemos hecho. Dicho lo cual, abro el turno de preguntas. Señor Pelota...

Señor Pelota: Señor Mr. President. Entonces, ¿a qué achaca que se esté diciendo desde algunas instancias que la Fiscalía no es independiente o los jueces no son independientes, o que se esté diciendo que el Gobierno quiere tapar asuntos, digamos, peliagudos?

Señor Mr. President: Esa es una muy buena pregunta, señor Pelota, pero tendrá usted que hacérsela a las personas o cosas que están más interesados en criticar que en construir. ¿Peliagudos? Pues lo serán o lo no serán. Habrá que preguntarse qué interés tienen en sembrar la desconfianza, el caos, el pánico y todas las cosas. Pero esa pregunta no me la voy a hacer yo ni se la voy a hacer a usted ni a nadie en privado ni mucho menos en público. Cada uno que actúe en coleta, digo en conciencia. Adelante, señora Suspicaz, preséntese si no es molesta, quiero decir molestia.

Señora Suspicaz: Sí, soy la señora Suspicaz, de Telehostia. ¿No le parece sospechoso, señor Mr. President, que el señor Ojo Vigilante se echara una siesta de tres horas en casa del principal acusado en este caso de corrupción que nos ocupa y hubiera sido años antes el padrino de comunión de su tercer hijo?

Señor Mr. President: Es usted muy suspicaz, señora Suspicaz. Pero que yo sepa no está penado por el código penal, militar o civil ser padrino de nadie. Creo que usted ajos come. Hay quien desearía tratar como delincuentes a los padres y a los comuniantes, y por supuesto a los curas. Mire, ni un padrino es un corrupto ni un corrupto es un padrino. Entonces según usted... ¿prohibimos la amistad? No seré yo, señora Suspicaz, quien haga una ley anticonstitucional prohibiendo amistades o comuniones, entre otras cosas me acusarían de querer controlar nosequé. Este es un país libre, que se llama España y donde viven españoles. Sí, usted, el que siempre está en primera fila.

Señor Repreguntador: Disculpe, señor Mr. President, pero creo que la pregunta no iba por la comunión, sino por la oportunidad de que el señor Ojo Vigilante vigile a quien es su amigo. ¿Podría contestar específicamente a esto?

Señor Mr. President: Por supuesto, yo contesto a todo lo que ustedes quieran hasta que no pueda contestar más porque me tenga que ir, por motivos que usté comprenderá perfectamente. Eso de que sea su amigo lo dice usté, no yo. Yo no lo sé. Por sentido común se puede ser padrino sin ser amigo, no necesariamente son dos condiciones que vayan unidas. Si usté lo cree, pues oiga muy bien. Yo gobierno un país, no fiscalizo relaciones personales. Última pregunta, señores, que me voy a Europa a defender el buen nombre de España, donde la corrupción se paga... Sí, señora Cabreada...

Señora Cabreada: Gracias, señor Mr. President, por darme la palabra una vez al año para preguntar. Se la haré en castellano para evitar que se mofe de mi inglés. Nos acabamos de enterar por la prensa de que han renovado al señor Ojo Vigilante por 6 años más en el cargo. ¿No le parece vergonzoso en medio de la polémica por la comunión de su ahijado celebrada por otra parte en una iglesia del Opus que recibe una subvención pública para su renovación?

Señor Mr. President: No, no me lo parece, porque si me lo pareciera, pues no lo haría... Tiene una explicación muy sencilla, señora Cabreada: le hemos renovado por seis años por su buen hacer, igual que a usté su director le renueva si lo hace bien. ¿O no? Es lo justo, no es lo injusto. Y lo hacemos por seis años para evitar que un profesional como él sea relevado por motivos políticos si hay un nuevo gobierno en tres años, porque no hace falta que les alerte de cómo intenta aprovecharse a veces el poder político para meter sus manos en el judicial, y eso no lo vamos a consentir. Eso no ocurrirá mientras el BOE siga de nuestro lado. Respecto a la última cuestión, se me ha olvidado cuál era y, si se me ha olvidado, pues mire, seguro que no era tan importante. Buenas tardes y hasta más ver.

*Diálogo inspirado en el libro 'Nuestra Pandilla', escrito por Philip Roth, sobre Richard Nixon

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2017 - 19:39 h

Descubre nuestras apps

stats