Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

Fuera de juego

2

Hace algunos días tuvo lugar en Inglaterra la Cumbre del G7. Los dirigentes de Francia, Italia, Alemania, Japón, Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña, además de representantes de la Unión Europea, se reunieron en torno a dos temas que son alarmantes: el cambio climático y la vacunación global.

Si bien la crisis climática parece que empieza a preocupar, ésta no se toma tan en serio como debería. Llevamos décadas oyendo propósitos de intenciones y medidas a tomar para evitar el deterioro de este planeta nuestro sin que éstas se pongan en marcha. Y las que lo hacen, no son lo suficientemente efectivas. Intereses económicos, nacionales y empresariales, frenan siempre el establecimiento real de las decisiones tomadas. Basta decir que ya empiezan a “repartirse” los recursos del Ártico los países adyacentes al mismo.

Pero en el asunto de las vacunaciones sí que ha habido acuerdo entre los gobernantes del selecto grupo de países. Han acordado donar 870 millones de vacunas a los países con menos recursos. Algunos con escasos recursos, habría que apuntillar.

La semana anterior a esta Cumbre, los Ministros de Economía del G7 acordaron aprobar la creación de un impuesto mínimo global de un quince por ciento a las grandes empresas, además de otras medidas impositivas a los que más ganan.

Resulta curioso que la política económica que propone el PP choca con el consenso del G7. En sus mensajes, Pablo Casado propone la misma receta para salir de la crisis provocada por la pandemia del Covid 19 que la que se tomó durante la crisis económica financiera del año 2008. Todo lo contrario a las medidas que propone el Fondo Monetario Internacional apoyado principalmente por el gobierno estadounidense. Elevar, aunque sea de forma temporal, los impuestos a las grandes empresas cuyos beneficios se están elevando de una manera desorbitada merced a la crisis, como las farmacéuticas y tecnológicas, además de a las grandes fortunas para sufragar “la factura” del Covid 19 con el objetivo de reducir el déficit y la deuda que se está produciendo, “pilla con el pie cambiado” a los líderes de la derecha nacional.

Ante estas medidas económicas propuestas por el FMI, desde el PP no responden. Debe ser complicado admitir que sus soluciones económicas a la crisis están en total desacuerdo con el resto de países del planeta. Y es que la derecha española es así. ¿Cómo posicionarse en el mismo lugar que la izquierda en materia tributaria? Si esas medidas ya las vienen defendiendo la izquierda ideológica, ¿cómo perder el discurso de ataque y derribo que vienen practicando desde siempre?

Sobre este blog

En este blog publicamos los artículos y cartas más interesantes y relevantes que nos envíen nuestros socios. Si eres socio/a puedes enviar tu opinión desde aquíConsulta nuestras normas y recomendaciones para participar.

    Autores

Publicado el
18 de junio de 2021 - 19:50 h

Descubre nuestras apps