eldiario.es

9

Espinosa de los Monteros fue sancionado por una obra ilegal en un chalé que luego vendió a un productor de cine

El matrimonio pidió licencia para una obra más pequeña de la que ejecutaron y cuando les reclamaron la demolición, se negaron y vendieron el inmueble

El productor David Naranjo se tiene que hacer cargo de una obra de demolición que cuesta 22.000 euros cuando nunca le avisaron de los problemas de la vivienda

El portavoz de Vox niega que haya sido condenado y califica al afectado, David Naranjo, como un "buen amigo"

El colegio de arquitectos archiva la denuncia por intrusismo contra Monasterio porque no era arquitecta cuando firmó los proyectos

El Ayuntamiento emite orden de clausura del chalé de Espinosa de los Monteros

El Ayuntamiento multa a Espinosa de los Monteros por una obra ilegal EFE

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, fue condenado en 2010 por hacer una obra ilegal en un chalé a una multa de 17.784 euros. Sobre la vivienda, diseñada por Rocío Monasterio, pesaba además una orden de demolición porque las obras eran de una dimensión mucho mayor a la comunicada al Ayuntamiento de Madrid. Pese a esa orden, los ahora dirigentes del partido de extrema derecha vendieron la casa al productor de 'Ocho apellidos vascos', David Naranjo, por 1,1 millones de euros, según publica este viernes El País.

Naranjo se ha enterado de todas las irregularidades de su chalé siete años más tarde de la compra, cuando le ha llegado un requerimiento de demolición de su sótano, donde se encuentra la cocina reformada por Espinosa de los Monteros y Monasterio. Ahora el productor tiene que pagar un gasto de 22.000 euros. Recurrió la decisión pero finalmente está obligado a demoler el sótano.

La vivienda fue comprada por el matrimonio de Vox en 2005 en un barrio de Madrid. Monasterio, aún sin el título de arquitecta, había abierto un estudio de arquitectura cerca de la zona donde firmaba proyectos de forma irregular.

Cuando adquirieron la casa, pidieron al poco tiempo una licencia al Ayuntamiento para una obra de "pocería y saneamiento". Sin embargo, no llegaron a pasar la primera inspección porque se detectó que la obra era de unas características mucho mayores a las especificadas en la licencia. Se les pidió que paralizasen las obras y obtuviesen la licencia correspondiente en los dos meses posteriores, pero nunca lo hicieron. 

Cuatro meses más tarde, cuando volvieron los inspectores municipales se encontraron con una obra prácticamente finalizada, a falta de algunos detalles. No habían paralizado nada. Los inspectores propusieron entonces una demolición completa de ese sótano para lo que dio un plazo de un mes para demoler la obra. El matrimonio trató de buscar los resquicios administrativos para evitar la demolición.

En febrero de 2008, tras la negativa de la pareja a demoler el sótano comenzaron los trámites para una "ejecución sustitutoria", es decir, que la demolición la ejecutase una cuadrilla de obreros acompañada de la policía municipal; en julio Espinosa de los Monteros fue condenado a pagar una multa de 50.000 euros por las trabas que puso al proceso. Tras varios recursos por lo contencioso-administrativo la multa quedó reducida a 18.000 euros.

Cuando hubo resolución definitiva del Ayuntamiento, Espinosa de los Monteros y Monasterio decidieron deshacerse de la casa. En septiembre, vendieron la casa al productor David Naranjo con el sótano ilegalmente reformado y sin comunicarle los problemas de la vivienda. 

Naranjo, cuando años más tarde se enteró de la situación de la vivienda trató de recurrir a los tribunales para no tener que hacerse cargo de la obra. Sin embargo, por el principio de subrogación urbanística -la responsabilidad no es solo sobre quien hizo la obra ilegal sino también sobre los sucesivos titulares de la misma- se tiene que responsabilizar del gasto que supone reparar la ilegalidad, cifrado en unos 22.000 euros.

Naranjo es un "buen amigo"

En declaraciones a la prensa, Espinosa de los Monteros ha negado que haya sido condenado y ha asegurado que las reformas "se justificaron perfectamente". Además, ha dicho que la información que circula es "falsa" y ha lamentado que el Grupo Prisa, propietario de El País, "arrastre a terceros" a preguntar al respecto. Respecto a David Naranjo, a quien vendió la casa, ha dicho que es un "buen amigo".

Espinosa de los Monteros ha explicado que las polémicas obras tuvieron que ver "con la seguridad de estructura, que con buen criterio se decidió reforzar": "A partir de ahí tuvimos una disputa con el Ayuntamiento, ellos dispusieron una multa, la recurrimos y la ganamos parcialmente. (Luego) se pagó la parte que no se ganó". El portavoz de Vox se ha ido de la rueda de prensa diciendo que no iba a dar "más explicaciones".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha