eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Horrach acusa al juez Castro de construir un "andamiaje sobre conjeturas y sospechas" contra la infanta

Critica en su alegato final del caso Nóos a Manos Limpias y al juez, al que acusa de haber buscado "el aplauso mediático"

El fiscal Anticorrupción insiste en desvincular a la infanta de los presuntos delitos de su marido, para el que pide 19 años y medio de cárcel 

Hacienda pide seis años de prisión para el marido de la Cristina de Borbón por defraudar 327.000 euros

La defensa de la infanta Cristina pide la absolución y una sanción para Manos Limpias

La infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin EFE

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha iniciado su informe final en el juicio del caso Nóos arremetiendo duramente contra el juez José Castro -que instruyó la causa durante más de cinco años- y el sindicato Manos Limpias, única acusación que reclama pena de cárcel para la infanta Cristina, y ha acusado al magistrado de haber construido un "andamiaje sobre conjeturas y sospechas de gran calado y aplauso mediático" para sentar en el banquillo a la exduquesa de Palma.

Durante su intervención, Horrach ha insistido en la inocencia de la infanta y ha criticado que la instrucción de la causa se convirtiera en una "persecución" en base a "malabarismos jurídicos retorcidos y engañosos" y la utilización del "fraude de ley" por parte de Manos Limpias para mantener acusada a la hermana del rey Felipe VI.

Según el fiscal, la conducta de la exduquesa, para quien Manos Limpias reclama ocho años de cárcel al considerarla cooperadora necesaria de dos delitos fiscales, no constituye ninguna infracción administrativa tributaria, de modo que un hecho que no es ilícito en este ámbito "no puede serlo a nivel penal cuando a éste se traslada".

En este sentido ha recalcado que ni la exduquesa de Palma ni su exsecretario personal Carlos García Revenga, como tampoco el asesor del Instituto Nóos Miguel Tejeiro, realizaron actividad alguna en la entidad pese a los cargos que ostentaban en la junta directiva de la misma. "Ni estaban, ni se les espera", ha remarcado.

El fiscal contra Torres

El representante del Ministerio Público también ha arremetido contra el exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, quien pese a cargar durante la instrucción de la causa contra el papel de todos ellos, "no ha aportado ni una sola prueba que acredite la participación" de los tres exintegrantes de Nóos.

A juicio de Horrach, la táctica de Torres durante la instrucción de la causa se ha basado en "el juego de las apariencias, en crear cortinas de humo y en desviar la atención con cientos de documentos", lo que en su opinión ha amparado "simples maniobras de prestidigitación".

De hecho, ha resaltado cómo a lo largo del caso Urdangarin ha señalado a Torres como el "cerebro" de una trama empresarial dirigida a apoderarse de los fondos de las Administraciones públicas, respondiendo a su vez Torres con "remesas continuas de correos y documentos a efectos de acreditar que Urdangarin colideraba el grupo junto a él".

La Abogacía del Estado pide 6 años para Urdangarin

La abogada del Estado que representa a la Agencia Tributaria en el caso Nóos, Dolores Ripoll, ha manifestado durante la exposición de su informe final que Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres "sabían lo que hacían y querían" y ello pasaba por defraudar a Hacienda a través del entramado empresarial que urdieron en torno al Instituto Nóos.

En concreto, Ripoll ha atribuido al marido de la infanta Cristina un doble engaño en la facturación de servicios personales a través de la empresa Aizoon para defraudar a Hacienda 326.925 euros en el IRPF de los ejercicios fiscales de 2007 y 2008. Por ello, ha pedido una condena de 6 años de cárcel por dos delitos contra Hacienda para el marido de la infanta Cristina y otra de 3 por un solo delito para Torres, ha recogido Efe.

"Nóos es Diego Torres e Iñaki Urdangarin", ha reafirmado Ripoll, que ha recordado que los incrementos patrimoniales de ambos, constatados por peritos de Hacienda, coinciden de forma ajustada con los beneficios canalizados a su entramado empresarial desde el Instituto Nóos y el fraude fiscal que se les atribuye.

La desvinculación 'fantasma'

Por su parte, Horrach ha puesto de manifiesto que Iñaki Urdangarin continuó participando "activamente" en los proyectos en curso impulsados por el Instituto Nóos y "en el diseño de nuevos eventos y servicios" tras su teórica desvinculación de estas actividades, en marzo de 2006, por orden de la Casa Real.

De hecho, ha aseverado que también intervino en la puesta en marcha de la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FDCIS) que, según Horrach, "perseguía continuar con los proyectos iniciados por el Instituto Nóos".

Tal y como puso de manifiesto recientemente una perito de la Agencia Tributaria durante su interrogatorio en la vista oral, Urdangarin y su exsocio Diego Torres continuaron repartiéndose beneficios dos años después de la aparente salida del exduque y, de hecho, entre 2006 y 2008, el marido de la Infanta Cristina se hizo con unos beneficios de 1,9 millones de euros.

La funcionaria señaló en esta línea que durante 2006, 2007 y 2008 Urdangarin se hizo con el 42 por ciento de los ingresos obtenidos por el entramado, mientras que Torres se apoderó del 58 por ciento restante.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha