Íñigo Errejón busca alianzas en otros territorios para relanzar Más País como alternativa verde al PSOE

La candidata de Más Madrid a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Mónica Gárcia, acompañada por el diputado de Más País, Íñigo Errejón. EFE/Víctor Lerena.

Más País quiere aprovechar el inesperado ascenso de la candidata de Más Madrid, Mónica García, como líder de la oposición al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en Madrid tras las elecciones del 4M como trampolín para intentar relanzar la marca buscando alianzas en otros territorios. "La senda que hemos tomado, nuestras preocupaciones por el cambio climático, los servicios públicos o la jornada laboral tiene mucho recorrido", sostenía el líder de Más País y diputado, Íñigo Errejon en una entrevista en la Cadena SER este jueves, dos días después de los comicios. Errejón, fundador de Podemos e impulsor de la ruptura con Pablo Iglesias para crear Más Madrid en 2019, ya señala a Andalucía o a Murcia como las comunidades donde empezar a tejer pactos "sin prisa" para "contribuir a un impulso verde en España" tras el espaldarazo a la candidatura madrileña.

Los feudos de Más Madrid que resistieron a Ayuso: Orcasitas y parte de Vallecas se suman a Lavapiés y Malasaña

Los feudos de Más Madrid que resistieron a Ayuso: Orcasitas y parte de Vallecas se suman a Lavapiés y Malasaña

Compromís es el primero dispuesto a mantener su vínculo con los de Errejón en la Comunitat Valenciana. La vicepresidenta del Govern, Mónica Oltra, abrió el cierre de campaña de García con un mensaje de ánimo y Joan Baldoví participó presencialmente en el penúltimo mitin. A este último, que ha enarbolado en los últimos días el discurso de "hablar de lo importante" que ha funcionado a García, le parece "interesante" que la fórmula de la coalición entre Más País, Chunta Aragonesista y Compromís para concurrir a las elecciones generales de noviembre de 2019 pudiera extenderse a otras comunidades, con pactos "pegados al territorio". "La relación con Compromís me gusta mucho", dice, por su parte, Errejón.

En Andalucía, el líder de Más País mira en Adelante Andalucía. "Nos gustaría formar parte del andalucismo regionalista. Hay muchos actores, entre ellos Kichi –alcalde de Cádiz– y Teresa Rodríguez", aseguró. En los últimos meses, Más Madrid se ha posicionado del lado de los andaluces en sus enfrentamientos públicos con la cúpula de Podemos aunque lo cierto es que nunca se han unido, tampoco cuando ambas facciones tenían conflictos con el exlíder, Pablo Iglesias. El más sonado fue el enganchón virtual que mantuvo Rodríguez con la ministra de Igualdad, Irene Montero. Tras siete años de tiras y aflojas, la relación con Iglesias se rompió definitivamente en 2020 con la expulsión de la dirigente y sus diputados afines del grupo parlamentario. El divorcio de los de Iglesias con Anticapitalistas fue la segunda gran escisión sufrida por Podemos en dos años. La primera fue la de Íñigo Errejón en Madrid.

Más Región de Murcia, sin representación parlamentaria, también fue el resultado de una ruptura con Podemos en este territorio. El antiguo líder del partido morado, Óscar Urralburu, y su segunda, María Giménez, abandonaron la formación antes de las elecciones de mayo de 2019. La configuración orgánica del partido ha sido paralela al proceso en Madrid.

Ahora Errejón, sin embargo, no quiere precipitarse. Hace solo dos años tomó dos decisiones cruciales en pocos meses: romper con Podemos –generando una gravísima crisis interna después de que se impusiera el proyecto de Pablo Iglesias en Vistalegre II– para competir con su antiguo partido como candidato autonómico en Madrid; y dejar el acta de diputado regional solo tres meses después para saltar de nuevo al Congreso de los Diputados convirtiendo en nacional la marca de Más Madrid que había conseguido 20 escaños en las autonómicas de 2019 con un escaso éxito. Solo logró tres diputados, lo que les dejó fuera de tener grupo propio. "Hay que poner el país por delante de los partidos políticos. Sé que no es lo más cómodo, no es lo más fácil", justificó entonces el recién estrenado diputado regional para explicar su regreso precipitado a la política nacional, coincidiendo con el fracaso de las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para formar Gobierno.

La operación se hizo a marchas forzadas. Más País tenía solo unas pocas semanas para desplegarse en las circunscripciones. La formación no tenía más estructura en algunos territorios que la de los antiguos integrantes de Podemos que habían decidido abandonar el partido para embarcarse en la nueva formación. Sin recursos económicos ni estructura, su única opción era aliarse con partidos ya existentes. Finalmente solo se presentó en 18 provincias aliado con Compromís, con Chunta Aragonesista y con Equo. No lo lograron en Baleares con Més ni en Galicia con En Marea.

Con el nuevo impulso a Más Madrid, la retirada de Pablo Iglesias y las horas bajas que vive el PSOE tras la debacle en Madrid, Más País se embarca en tratar de extender de nuevo su proyecto con una identidad más consolidada que en 2019, el aval de las urnas y el recuerdo de la traumática ruptura con Podemos ya encuadrado como cosa del pasado mientras trata de multiplicar su visibilidad en el Congreso de los Diputados tras una buena racha en la que Errejón ha logrado colocar en la agenda informativa temas como la salud mental o la jornada de 32 horas.

Ahora, el líder de Más País asegura que quiere mirarse en los "verdes alemanes" para quienes los sondeos arrojan una posible victoria en las próximas elecciones. "Ha sido un camino largo, ciudad a ciudad y región a región. Queremos caminarlo. La ola verde en Europa está llegando, pero he aprendido del pasado y no creo que las cosas se tengan que hacer a golpe de carrera o declaración mediática", afirmaba. Antes dejó al Gobierno de Pedro Sánchez el aviso de que "Madrid no está en Marte" ante el intento del PSOE de mostrar la hecatombe del 4M como un asunto limitado solo a la Comunidad.

Etiquetas
Publicado el
6 de mayo de 2021 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats