La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

El Gobierno evita respaldar a la directora del CNI por el espionaje a Sánchez y Robles

La ministra Portavoz, Isabel Rodríguez y el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, en una imagen de archivo.

Irene Castro


15

El Gobierno no se moja por la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban. Moncloa evita darle respaldo en pleno escandalo por el espionaje que ha derivado en la revelación de que los teléfonos de Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron infectados con el software Pegasus hace un año sin que los servicios de inteligencia fueran capaces de detectar el ataque. “Cada momento tiene su afán”, ha respondido la portavoz, Isabel Rodríguez, a la pregunta de si descarta que en las próximas fechas se produzca una dimisión de la máxima responsable de los servicios secretos españoles. Previamente ha especificado que “en estos momentos” tanto la ministra de Defensa como la directora del CNI cuentan con “total apoyo” del presidente.

El teléfono de Pedro Sánchez fue espiado horas después del comienzo de la crisis migratoria de Ceuta

El teléfono de Pedro Sánchez fue espiado horas después del comienzo de la crisis migratoria de Ceuta

Ya esta mañana el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, había rehuido apoyar a Esteban, y se ha limitado a decir que tiene que “trabajar” en el esclarecimiento de lo ocurrido. Dentro de ese trabajo se enmarca la comparecencia en la comisión de gastos reservados del Congreso este jueves. Esa cita será a puerta cerrada. Pero la portavoz ha ido un paso más allá al dejar en el aire el respaldo a la responsable del CNI más allá de esa fecha.

“Estamos en la fase de aclarar qué es lo que ha sucedido, a quién le ha sucedido, y esto es determinante para seguir avanzando en cómo corregimos lo sucedido. No podemos pasar al siguiente momento sin saber lo qué es lo que ha pasado hasta ahora”, ha respondido Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Unidas Podemos exige que se depuren responsabilidades y apunta directamente al Ministerio de Defensa, organismo del que depende el CNI.

En esta etapa de esclarecimiento de lo ocurrido, el Gobierno evita entrar en “futuribles” sobre quién realizó ese espionaje después de haber apuntado este lunes a que no solo pudo ser un gobierno extranjero sino que también compañías multinacionales tienen Pegasus. En ese sentido, Rodríguez no ha querido entrar en qué ocurriría si se determina que Marruecos estaba detrás del ataque dado que las investigaciones periodísticas llevadas a cabo en julio del pasado año concluyeron que los servicios secretos de ese país tenían en el punto de mira al presidente francés, Emmanuel Macron. La primera intervención en el móvil de Sánchez se produjo horas después del momento álgido de la crisis entre Madrid y Rabat, que provocó la entrada masiva de miles de personas en apenas 36 horas en Ceuta desestabilizando la frontera.

“Es un futurible saber qué consecuencias tendría saber, si es que llegamos a saber, de dónde provino ese ataque. Lo que tenemos claro es que externo e ilícito”, ha contestado Rodríguez a la pregunta de si el Gobierno cambiaría de nuevo la posición sobre el Sáhara y la relación con Marruecos de constatarse que estuvo detrás del ataque.

“Los sistemas se van actualizando”

El espionaje a Sánchez y Robles ha monopolizado la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La clave principal es por qué se ha tardado un año en conocer que los teléfonos de nada más y nada menos que el presidente y la ministra de Defensa fueron hackeados con Pegasus. La explicación que ofrece el Gobierno es que hoy los sistemas de detección son más avanzados que entonces, pero sostiene que los móviles del gabinete se controlan continuamente. De hecho, ha señalado que España es el cuarto país del mundo y el segundo de Europa en lo que a ciberseguridad se refiere, pero “estas cosas pasan”. “Lo que hacemos es cada día reforzar nuestras capacidades y cada día se han seguido los protocolos con los medios que se han tenido en cada momento”, ha apuntado.

“Todos los dispositivos están siendo permanentemente analizados con los recursos y sistemas que hay en cada momento, que evolucionan”, ha dicho en una primera respuesta. “Los protocolos tienen un trámite complejo, que es cuando se hace un examen más exhaustivo como consecuencia de una investigación, que es lo que se ha producido en este momento requiere de portar físicamente el dispositivo y, por tanto, la imposibilidad de poderse utilizar durante ese tiempo”, ha justificado posteriormente sobre el análisis que se está desarrollando ahora, a pesar de que en julio de 2021 se reveló que numerosos mandatarios eran objeto de ataques. “Los protocolos de seguridad han estado mantenidos en el tiempo [ha dicho a continuación sobre las propias indicaciones del Centro Criptológico Nacional sobre la seguridad frente a Pegasus] y sistemas y los recursos de que disponemos se van actualizando. Puede darse la circunstancia de que los de hoy los que tengamos sean más efectivos que los de ayer y mañana lo serán mas”, ha zanjado.

Enfado con el PP: “Se le va a hacer larga la campaña”

 La portavoz también ha manifestado el profundo enfado en el Gobierno con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, quien cuestionó que Moncloa diera a conocer el ataque a Sánchez y Robles un año después de que se produjera y lo calificó de “coincidencia política no menor” por la crisis que el Ejecutivo atraviesa con sus socios precisamente por es espionaje a decenas de personas vinculadas al independentismo. “Si en algún momento alguien tuvo expectativas con su cambio al frente del PP, probablemente se hayan visto frustradas”, ha lamentado, para añadir que su “lealtad y sentido de Estado dejan mucho que desear”. “Mientras otros martilleaban y rompían ordenadores [ha dicho en referencia al PP], nosotros lo que hacemos es ponernos a disposición de la Justicia para aclararlo todo”, ha agregado.

“A aquellos que han comenzado la campaña electoral se les va a hacer larga”, ha dicho Rodríguez, que ha dado por hecho que Sánchez agotará su mandato por mucho que los aliados lo ponen en duda dadas las circunstancias. “La legislatura se mide en términos de aporte al progreso y a la modernidad de nuestro país, en términos de seguridad y tranquilidad para la ciudadanía”, ha señalado: “Tenemos todavía proyectos muy importantes que abordar por delante. Queda el despliegue de los fondos europeos, la mayor inversión pública que ha recibido este país en el menor tiempo. Eso significa más empleo, modernidad en nuestro sistema industrial, cohesión y queremos culminar ese trabajo porque se lo merecen los españoles. Hemos hecho un esfuerzo para abordarlo y hemos demostrado con creces que tanto en la gestión de crisis tenemos solvencia acreditada como en la conformación de mayorías para la mejora de la vida de la gente y en eso vamos a estar trabajando hasta el último día”. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats