La portada de mañana
Acceder
La falta de anticipación en las residencias permite que la COVID golpee de nuevo al colectivo más débil
La ley del teletrabajo avanza con el visto bueno de los empresarios
Coches y lanchas de lujo: la ostentación en TikTok del hijo de Obiang
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

"Impresionistas y postimpresionistas", noventa obras maestras en Mapfre

"Impresionistas y postimpresionistas", noventa obras maestras en Mapfre

EFE

Con noventa obras maestras procedentes del Museo de Orsay de París, la muestra "Impresionistas y postimpresionistas. El Nacimiento del arte moderno", con la que la Fundación Mapfre, inicia la temporada será una de las más importantes de las organizadas hasta ahora por esta institución.

La exposición, que abrirá sus puertas este 31 de enero, es una contraprestación del museo parisino por la colaboración que la fundación les prestó para organizar en Brasil la muestra "Impresionismo: París y la modernidad".

Gracias a ello, Mapfre se ahorrará más de un millón y medio de euros que costaría la muestra. A pesar de ello, el gasto en transportes y seguros ascenderá a unos dos millones de euros.

Un importante número de obras de Van Gogh, entre ellas el autorretrato del artista de 1887, Gauguin, Renoir, Toulouse-Lautrec, Monet, Cézanne, Seurat, Pisarro o Serusier formarán el recorrido de la muestra que Pablo Jiménez Burillo, director del Instituto de Cultura, considera "como una de las más grandes e importantes que hemos presentado jamás".

Alberto Manzano, presidente de la Fundación Mapfre, y Jiménez Burillo presentaron las actividades del Instituto de Cultura, que este año ha visto reducido su presupuesto de 15.900.000 euros a 15.000.000 euros.

A pesar de esta reducción, el Instituto "ha mantenido, sino superado, la calidad y la excelencia de las exposiciones programadas para este año", según Jiménez Burillo.

Frente a ello, "ha habido que sacrificar otras actividades" como el Festival de cine 4+1, que dejará de hacerse, o la reducción de actividades del gabinete pedagógico que conlleva la ausencia de la Fundación en la Feria del Libro de Madrid o en el Festival de Cine de San Sebastián. Además, se han reducido de 29 a 20 las exposiciones producidas fuera de España.

Coincidiendo con "Impresionistas, postimpresionistas. El nacimiento del arte moderno", se inaugurará "Luces de bohemia", organizada en colaboración con el Grand Palais de París.

Un centenar de obras de Goya, Corot, Delacroix, Degas, Sorolla o Picasso entre otros artistas, trazarán la génesis del mito del artista bohemio en el siglo XIX, tomando como punto de partida la visión que sobre los gitanos ha dominado el imaginario artístico occidental.

Para primavera se ha programado una muestra dedicada a Giacometti, mientras que en otoño destaca la organizada en torno a los "Macchiaioli", movimiento artístico italiano activo en Florencia en 1850 que influyó de forma destacada en los artistas españoles de la época.

Esta muestra "muy difícil de organizar ya que los préstamos son casi imposibles" era "necesaria" ya que marca una línea nueva "para interpretar la incorporación de España a la modernidad", en opinión de Jiménez Burillo.

Para octubre está prevista una exposición organizada en torno al dibujo realizado por Picasso en 1910 "Madamoiselle Léonie", obra comprada el pasado año por la Fundación a Marina Picasso por más de un millón de euros.

El dibujo es un estudio preparatorio para los grabados que posteriormente Picasso realizó para ilustrar la obra de Max Jacob "Saint Martorel".

En cuanto a las exposiciones de fotografía, la Sala Azca mostrará las dedicadas a Manuel Álvarez Bravo, Emmet Gowin, William Christenberry y Zwelethu Mthethwa.

La intención del Instituto de Cultura, según su director, es trasladar a un nuevo espacio situado también Recoletos, las exposiciones de fotografía que se organizan en Azca. Esto permitirá, a partir del próximo año, "unir nuestra oferta cultural en este bloque".

La Fundación Mapfre, por ahora, no tiene pensado cobrar por el acceso a sus exposiciones "ya que, en un momento en que se impone un espíritu solidario no parece lo más adecuado", señaló Jiménez Burillo quien comentó que su intención es seguir manteniendo una programación de calidad, aunque añadió: "Pero no podemos ayudar a los museos nacionales que pasan por momentos comprometidos".

No obstante, "buscamos formulas para ayudar a encontrar posibles fuentes de financiación fuera de España", consideró el director para quien no existe una "sobresaturación" de exposiciones.

"El público es el que marca los exposiciones que quiere ver y nosotros tenemos exposiciones bastante complementarias, que si no las hiciéramos nosotros no se podrían organizar".

Etiquetas
Publicado el
28 de enero de 2013 - 17:16 h

Descubre nuestras apps

stats