Interior permite a los policías quedarse en casa si acreditan que deben cuidar de niños o adultos dependientes

Policía y Guardia Civil dictan órdenes para flexibilizar horarios y reducir el servicio al imprescindible

El director general de la Policía, Francisco Pardo, dictó ayer jueves una instrucción por la que autoriza a los agentes que no vayan a trabajar "cuando resulte imprescindible" y quede "acreditado" que tienen menores a su cargo o personas mayores dependientes de las que no puede encargarse un tercero. En esos casos se les autorizará a permanecer en su domicilio "el tiempo mínimo indispensable".

El objeto de la resolución es la "adopción de criterios que conjuguen el derecho a la salud, la conciliación de la vida personal y familiar con la prestación de un servicio público esencial para la ciudadanía". Pardo advierte de que estas medidas son "de carácter temporal" y que atienden y lo harán en el futuro a las indicaciones del Ministerio de Sanidad.

También precisa que no van en perjuicio "de la sujeción de todo el personal policial a las necesidades del servicio cuando sean requeridos para la prestación del mismo". En el caso de las familias cuyos progenitores son ambos policías, las medidas acordadas no podrán ser adoptadas por los dos simultáneamente. Por medio de la misma resolución se asegura a los funcionarios policiales afectados por el Coronavirus que percibirán el "cien por cien de sus retribuciones".

Asimismo, las comisiones de servicio, esto es, los destinos provisionales para un cometido determinado, "se reducirán a aquellas que sean estrictamente necesarias". De igual modo se suspenderán los nombramientos provisionales "salvo los de urgente e inaplazable necesidad".

Además, la Policía fomentará el teletrabajo, la atención telefónica y telemática, la ampliación de cupos para el disfruto de permisos y la conciliación laboral, según recoge la instrucción citada.

Fuentes de la Guardia Civil citadas por Europa Press señalan que también han adoptado estas medidas a través de un escrito interno difundido ayer en el que se pide "una mayor flexibilidad con carácter general en el ámbito de la conciliación y de la gestión". Para ello, el instituto armado propone aumentar la jornada diaria de 8 horas a 10 o 12 horas, aunque la medida la tiene que implementar cada comandancia, dependiendo de la diferente afectación del coronavirus en cada comunidad autónoma.

Etiquetas
Publicado el
13 de marzo de 2020 - 13:25 h

Descubre nuestras apps

stats