La portada de mañana
Acceder
ENCUESTA | El PP agota el 'efecto Feijóo' pero sigue por delante del PSOE
EXCLUSIVA | Castilla y León ocultó un segundo sueldo del consejero de Cultura de Vox
OPINIÓN | 'Refundar la nada', por Esther Palomera

El juez rechaza imputar a la jefa de compras de Almeida por las mascarillas: “Fue engañada por los comisionistas”

Elena Collado, alto cargo del Ayuntamiento de Madrid que gestionó la compra de material sanitario con Alberto Luceño y Luis Medina, declarará como testigo y no como imputada. El juez del caso mascarillas ha rechazado la petición de varias acusaciones y ha acordado mantener que declare como testigo, tal y como ya hizo en la Fiscalía Anticorrupción a mediados de 2021. Tendrá que comparecer el día 27 de este mes de mayo.

En el mismo auto, el juez rechaza citar como imputada a Engracia Hidalgo, concejala de Hacienda, como habían pedido varias acusaciones. La imputación de que el convenio firmado entre el Ayuntamiento y la funeraria municipal para comprar material sanitario de manera más ágil fue usado sistemáticamente para saltarse los controles de la contratación implicaría, para el juez, llamar a declarar a todos los que firmaron el convenio. Eso, dice, sería “descabellado y una investigación prospectiva”, por lo que rechaza que Hidalgo declare como imputada.

Para el juez, no hay ninguna razón para imputar ningún delito a la coordinadora de presupuestos del Ayuntamiento, Elena Collado. “Ninguna prueba existe de que se apropiase de dinero público”, dice el juez destacando que los comisionistas Luceño y Medina le ocultaron que iban a cobrar comisiones. También dice el juez que “con independencia de que fuera más o menos diligente en su actuación, no consta que tuviese la facultad de contratar con la empresa Leno”.

Ella, dice el juez, “fue engañada por los comisionistas” y en el momento más grave de la pandemia no se le pueden exigir “exhaustivas comprobaciones sobre el material sanitario” que compraba. Además, reclamó a Luceño en cuanto comprobó que los guantes eran defectuosos. “Le ocultaron el importe de sus comisiones que inflaron el precio de sus contratos de una manera desmesurada, y su verdadera relación con la empresa malaya Leno”, concluye el juez.

Elena Collado fue la representante del Ayuntamiento que cerró todos los detalles de la compra de mascarillas, guantes y test con Alberto Luceño y Luis Medina. Desde un primer correo electrónico cruzado con el aristócrata a finales de marzo, la responsable de las compras de emergencia cruzó cientos de mensajes de WhatsApp con Luceño para organizar la llegada de todo el material, una vez firmados los contratos con la funeraria municipal.

Elena Collado, alto cargo del Ayuntamiento de Madrid que gestionó la compra de material sanitario con Alberto Luceño y Luis Medina, declarará como testigo y no como imputada. El juez del caso mascarillas ha rechazado la petición de varias acusaciones y ha acordado mantener que declare como testigo, tal y como ya hizo en la Fiscalía Anticorrupción a mediados de 2021. Tendrá que comparecer el día 27 de este mes de mayo.

En el mismo auto, el juez rechaza citar como imputada a Engracia Hidalgo, concejala de Hacienda, como habían pedido varias acusaciones. La imputación de que el convenio firmado entre el Ayuntamiento y la funeraria municipal para comprar material sanitario de manera más ágil fue usado sistemáticamente para saltarse los controles de la contratación implicaría, para el juez, llamar a declarar a todos los que firmaron el convenio. Eso, dice, sería “descabellado y una investigación prospectiva”, por lo que rechaza que Hidalgo declare como imputada.

Para el juez, no hay ninguna razón para imputar ningún delito a la coordinadora de presupuestos del Ayuntamiento, Elena Collado. “Ninguna prueba existe de que se apropiase de dinero público”, dice el juez destacando que los comisionistas Luceño y Medina le ocultaron que iban a cobrar comisiones. También dice el juez que “con independencia de que fuera más o menos diligente en su actuación, no consta que tuviese la facultad de contratar con la empresa Leno”.

Ella, dice el juez, “fue engañada por los comisionistas” y en el momento más grave de la pandemia no se le pueden exigir “exhaustivas comprobaciones sobre el material sanitario” que compraba. Además, reclamó a Luceño en cuanto comprobó que los guantes eran defectuosos. “Le ocultaron el importe de sus comisiones que inflaron el precio de sus contratos de una manera desmesurada, y su verdadera relación con la empresa malaya Leno”, concluye el juez.

Elena Collado fue la representante del Ayuntamiento que cerró todos los detalles de la compra de mascarillas, guantes y test con Alberto Luceño y Luis Medina. Desde un primer correo electrónico cruzado con el aristócrata a finales de marzo, la responsable de las compras de emergencia cruzó cientos de mensajes de WhatsApp con Luceño para organizar la llegada de todo el material, una vez firmados los contratos con la funeraria municipal.

Elena Collado, alto cargo del Ayuntamiento de Madrid que gestionó la compra de material sanitario con Alberto Luceño y Luis Medina, declarará como testigo y no como imputada. El juez del caso mascarillas ha rechazado la petición de varias acusaciones y ha acordado mantener que declare como testigo, tal y como ya hizo en la Fiscalía Anticorrupción a mediados de 2021. Tendrá que comparecer el día 27 de este mes de mayo.

En el mismo auto, el juez rechaza citar como imputada a Engracia Hidalgo, concejala de Hacienda, como habían pedido varias acusaciones. La imputación de que el convenio firmado entre el Ayuntamiento y la funeraria municipal para comprar material sanitario de manera más ágil fue usado sistemáticamente para saltarse los controles de la contratación implicaría, para el juez, llamar a declarar a todos los que firmaron el convenio. Eso, dice, sería “descabellado y una investigación prospectiva”, por lo que rechaza que Hidalgo declare como imputada.