El juez del caso Villarejo vuelve a citar al número dos de Interior con el PP por los fondos reservados para espiar a Bárcenas

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, pasa revista  a la Policía

El juez del caso Villarejo, Manuel García-Castellón, ha citado para declarar como imputado a Francisco Martínez, número dos de Interior con el Partido Popular, en el marco de la investigación del espionaje a Luis Bárcenas. Esta segunda citación de Martínez se produce una vez ha recibido la autorización por el Consejo de Ministros para declarar sobre materia declarada secreta, concretamente acerca del uso de los fondos reservados. García-Castellón ha citado a Martínez el próximo lunes, 20 de julio, a las 9:30 horas.

El magistrado acordó levantar el secreto sobre la documentación que el Ministerio del Interior le remitió acerca del espionaje al tesorero del PP Luis Bárcenas, una vez fue desclasificada por el Consejo de Ministros. El instructor respondía así a la petición del exnúmero dos de Interior  Francisco Martínez, imputado en la causa para declarar sobre materia reservada después de que los investigadores se incautaran de su teléfono móvil el día antes de la entrada en vigor del estado de alarma. 

Ayer martes, el Consejo de Ministros amplió los acuerdos del 7 de diciembre de 2018 y de 10 de mayo de 2019 sobre desclasificación de información relacionada con la denominada Operación Kitchen. A través de este acuerdo del Consejo de Ministros, Francisco Martínez ha quedado liberado para hablar de los fondos reservados utilizados en este operativo sin incurrir en un delito de revelación de secretos como ya ocurriera con otros cinco mandos policiales investigados en la pieza número 7 del caso Villarejo.

Martínez, secretario de Estado de Seguridad con Jorge Fernández Díaz, se acogió a su derecho a declarar cuando el juez le citó como investigado el pasado 24 de enero. El pasado 22 de mayo, su defensa amplió los motivos de su negativa a prestar declaración asegurando que debía referirse a material clasificado y que necesitaba la garantía de que él, como había ocurrido antes en la pieza 7 con mandos policiales, de que podía aludir a él sin incurrir en un delito de revelación de secretos. 

En ese escrito, Martínez pedía volver a comparecer y que se levantara el secreto de la causa sobre las resoluciones del Consejo de Ministros para conocer si las cuestiones que tenía que decir ante el magistrado instructor seguían o no protegidas. García-Castellón dictó un auto en el que aseguraba que "dicha pretensión, en el estado actual de la instrucción, resulta adecuada y proporcionada al estado de la investigación y no entorpece ni dificulta el secreto acordado".

En su escrito, el exnúmero dos de Interior en la etapa de la brigada política pedía que se solicitase por parte de la Audiencia Nacional al Consejo de Ministros "la documentación que pudiera ser elaborada o recibida en la Secretaría de Esado de Seguridad, enl a que aparezca la expresión Operación Kitchen, operativo policial Kitchen u otra similar, incluidos los registros contables de los fondos reservados que corresponden gestionar al Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad, en los que aparezcan las mismas referencias a la citada operación policial".

El Ministerio del Interior, previa autorización del Consejo de Ministros, ya remitió diversa documentación al juzgado, según fuentes del caso, sobre los gastos del espionaje a Bárcenas. El juez García-Castellón ha resuelto levantar el secreto sobre la desclasificación aprobada por el Consejo de Ministros en diciembre de 2018, el que se adoptó el 10 de mayo de 2019 y la respuesta de Interior al requerimiento de información que el juzgado hizo en noviembre de 2019.

Etiquetas
Publicado el
15 de julio de 2020 - 11:44 h

Descubre nuestras apps

stats