Pablo Casado responde a Ayuso: "El personalismo no cabe en el PP, esto no es un 'talent show' de megalomanías"

El líder del PP, Pablo Casado, acompaña al presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, en la clausura del XVI Congreso Autonómico que lo ha reelegido para un tercer mandato.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha clausurado este domingo el XVI Congreso del PP de Andalucía, que ha reelegido por tercera vez a Juan Manuel Moreno con una mayoría a la búlgara que ha rozado el 99% de los votos de los más de 1.000 compromisarios que han participado en las tres jornadas que ha durado el cónclave. Un congreso que estaba marcado por la filtración de un audio antiguo del vicepresidente de la Junta, Juan Marín, que ha reventado la estrategia negociadora de los cuartos presupuestos de Moreno, hasta que llegó Isabel Díaz Ayuso. La presidenta madrileña llegó el viernes y se llevó todos los titulares cuando le espetó : "Te quiero recomendar que vueles libre, que tomes tus propias decisiones, solo se desgasta quien se comporta como una marioneta". Una frase que todo el PP interpretó como un reproche a Casado por las posibles injerencias sobre cuándo deben convocar las elecciones Moreno. El líder del partido ha respondido en su largo discurso en Granada:  "El personalismo no cabe en el PP, esto no es un 'talent show' de megalomanías".

Casado no ha escatimado en metáforas para criticar con dureza la deriva individualista que, sin mencionarla, ha achacado a Ayuso. "Somos un gran equipo, una gran orquesta. No caben los solistas, somos una orquesta afinada, armónica, en la que lo que prima es un proyecto. Con una partitura fuerte, unida, sincronizada. No somos la suma de planes individualistas. El personalismo no cabe en el PP", ha dicho, en el arranque de una larga sección de su discurso que solo cabe señalar como un mensaje en clave interna.

"Somos demasiado importantes como para poner por encima los intereses de cada uno y arriesgar la inmensa responsabilidad que tenemos en una hoguera de vanidades que no conduce a ninguna parte", ha proseguido. "Esto no es un talent show de megalomanías, es un instrumento para mejorar la vida de la gente. Requiere de humildad, unidad, de tener las cosas claras y dedicarnos a lo nuestro, a solucionar los problemas de los compatriotas", ha añadido.

Pero no han sido las únicas referencias internas. Casado ha lanzado además un mensaje sobre su propio proyecto, sobre su vigencia, y ha defendido las decisiones que ha tomado desde que en julio de 2018 fue elegido presidente del PP. "La arena del reloj de Sánchez se acaba", ha sostenido. "Ha llegado ya nuestro momento. El cambio es imparable y vamos bien. Tened muy en cuenta que vamos bien", ha proclamado. "Tenemos un rumbo fijado, la vela orientada. A veces habrá más viento, más marejada, pero un mar en calma nunca ha hecho un buen marinero", ha planteado.

"Sabemos cuál es nuestra la trayectoria y estamos muy cerca del destino", ha insistido. "Somos la clara alternativa del Gobierno. Pese a quien pese, a pesar de todo y de todos. Yo sé lo que tengo que hacer y nada ni nadie me va a despistar de ese camino", ha añadido. "Hemos demostrado que no admitimos presiones", se ha defendido. "No las admitimos cuando nos decían que hiciéramos presidente a Pedro Sánchez ni cuando decían que teníamos que apoyar no sé qué moción", ha asegurado, en dos referencias que se pueden colocar en el cajón de las respuestas al reciente libro de Cayetana Álvarez de Toledo.  

Casado ha concluido: "Ninguna insidia, ninguna injuria va a apartarme de ese camino. Tenemos nuestro propio Manual de Resistencia [título del libro de Sánchez]. Os pido que sigamos adelante, con ejemplos como el de la Junta de Andalucía con Juan Manuel Moreno". 

"Manos libres" para Moreno

Casado también ha abordado en su discurso el otro asunto que ha mediatizado, y eclipsado, el XVI congreso del PP de Andalucía, las supuestas injerencias de la dirección nacional para que Moreno adelante las elecciones, previstas para finales de 2022, y así reforzar la "alternativa" a Sánchez que, ha dicho, representan él y el PP.

El presidente de la Junta de Andalucía estaba buscando un acuerdo con el PSOE para sacar los Presupuestos del año que viene, pero la filtración del audio de Marín echó por tierra las opciones y permitió a los socialistas salir de unas conversaciones que no todo el mundo tenía claro que les pudieran beneficiar. El líder de Ciudadanos en la región y vicepresidente de la Junta señaló a su excompañero Fran Hervías y, por tanto, a Génova, donde trabaja ahora.

Sea como fuera, la filtración protagonizó los días previos al cónclave y se desenterraron las diferencias de estrategia entre la dirección nacional y la andaluza. En ese contexto se produjeron las palabras de Ayuso del pasado viernes, que obligaron a Génova a explicitar en público que darían a Moreno la "libertad" de convocar cuando él prefiera, aunque ya con mínimas opciones de que se aprueben las cuentas de 2022, lo que hace difícil concluir la legislatura.

Lo hizo el sábado el número dos, Teodoro García Egea. Y lo ha vuelto a hacer este domingo el líder. "Lo que tenga que pasar en Andalucía lo decidió, lo ha decidido y lo seguirá decidiendo Juanma y el PP de Andalucía", ha dicho. "A algunos les interesa mucho el tema de la fecha de las elecciones", ha añadido, un tema del que, ha asegurado, "nunca" han hablado, salvo en marzo de 2021, cuando se presentó la moción de censura en Murcia que provocó el adelanto electoral de Madrid que supusieron la ruptura entre Casado y Ayuso.

Entonces, ha recordado Casado, le dijo "una cosa que hoy repito delante de vosotros literalmente". "Le dije por teléfono desde el Congreso: 'Juanma, tienes todo mi apoyo para hacer lo que consideres. Piensa primero en Andalucía y después en el partido, porque los intereses de los andaluces son los intereses del partido". El líder del PP ha zanjado: "Todo el apoyo, las manos libres, para hacer lo que consideres que es lo mejor para Andalucía, que será lo mejor para España". 

Casado reclama apoyo de vuelta para su proyecto

El presidente nacional del PP también ha recordado ante los más de mil asistentes al plenario del Palacio de Congresos de Granada que se "volcó" en las elecciones andaluzas de 2018, celebradas pocos meses después de su triunfo ante Soraya Sáenz de Santamaría, quien había recibido el apoyo de Juan Manuel Moreno en el cónclave interno que decidió la sucesión de Mariano Rajoy.

Casado ha hecho una leve referencia al ruido mediático de los últimos días, consecuencia de su guerra con Ayuso, protagonizado, ha dicho, "por los que enredan", una cita del discurso que ofreció el sábado Moreno, y en el que pidió dejarse "de enredos estériles que no interesan a nadie".

El líder del PP ha dicho que "los que enredan" son los mismos que en 2018 le dijeron "ten cuidado, puede que esto no vaya bien, acabas de llegar" en referencia a los comicios de diciembre de ese año en Andalucía. "Pero cuando se convocaron las elecciones me eché a la carretera. Hice 75 actos, en pueblos pequeños, ciudades grandes, en la costa, la sierra", ha apuntado. "Me tuvieron que inyectar urbasón, nos pasábamos propóleo y medicinas", ha recordado. "Pero mereció la pena. Algunos no creían en él, pero la mayoría del partido y de los andaluces siempre creyeron en Juanma Moreno", ha apuntado.

"Todo el partido a nivel nacional apoyó al PP de Andalucía", ha dicho. Un mensaje que, con la guerra de Ayuso totalmente desatada y sin visos de cerrarse, engarza directamente con el "ha llegado ya nuestro momento" que ha dicho minutos después.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2021 - 14:05 h

Descubre nuestras apps

stats