Pablo Iglesias: "La sociedad española no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen en Abu Dabi"

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, mantiene una reunión telemática con el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

"La sociedad española no acepta que miembros de la Casa Real se vacunen contra el coronavirus en Abu Dabi". Así lo ha manifestado el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, en una intervención por videoconferencia este miércoles ante el grupo de La Izquierda en el Parlamento Europeo (GUE/NGL), en el que comenzó su actividad política institucional tras las europeas de 2014. Iglesias ha señalado que "en la sociedad española hay un debate sobre la utilidad de la monarquía que va creciendo cada vez que desde la propia Casa Real ofrecen nuevos escándalos que producen una enorme indignación en una parte importantísima de la sociedad".

El Partido Popular, sin embargo, no ve "perjuicio" en que las infantas se hayan vacunado en Emiratos Árabes aprovechando una visita a su padre, el rey emérito, porque "no le han quitado la vacuna a ningún español". El portavoz de la formación, José Luis Martínez-Almeida encuadra el escándalo en una "cuestión privada". "Desde 2011 no son Familia Real sino familia del Rey", por lo que "no es una cuestión de Monarquía, sino una cuestión privada", ha declarado en la inauguración de una rotonda con el nombre de Torcuato Luca de Tena.

En sentido contrario, el vicepresidente de Derechos Sociales ha afirmado que "los casos de presunta corrupción que afectan al anterior jefe del Estado empujan este debate en una dirección de horizonte republicano". Así, Iglesias ha insistido: "Pensamos que nuestro país, en lo económico y en términos de respeto de las identidades será mejor cuando haya una República en España y vamos a trabajar para que haya una República en España, aunque esto moleste a sectores del Estado profundo que tienen muchas dificultades para aceptar los resultados de la democracia cuando no ganan los suyos".

Con respecto a la vacunación de las infantas Elena y Cristina de Borbón durante una visita a su padre en los Emiratos Árabes, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado este miércoles que "contribuye al descrédito de la institución monárquica" y "hace a muchísimos ciudadanos preguntarse por su utilidad". En una entrevista en TVE, Montero ha dicho que el Gobierno no estaba informado de la vacunación de las hermanas del rey Felipe VI y que este tipo de hechos, sumados a las informaciones sobre las regularizaciones fiscales del rey emérito, provocan "una sensación mayoritaria de que hay trato de favor y privilegios" para "una institución que debería ser ejemplar y no lo está siendo".

Montero ha asegurado en varias ocasiones durante la entrevista que se remite a las declaraciones de la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, sobre la actuación de las instituciones españolas ante los problemas de Juan Carlos de Borbón con la Agencia Tributaria. La dirigente de Unidas Podemos no ha valorado los hechos, pero sí ha dicho que "la ciudadanía percibe un trato de favor" y que "si fuese otra persona, no habría ese trato".

En lo que respecta a la dimensión europea, en un momento en el que se esperan los fondos de recuperación (140.000 millones para España en seis años) para afrontar el descalabro económico y social de la crisis sanitaria, Iglesias, ha pedido "consolidar el cambio de rumbo, que obviamente es modesto y que representa la manera en la que se ha afrontado esta crisis en comparación a cómo se afrontó la crisis de 2008".

"Creo que en esto tenemos que ser inteligentes y muy claros a la hora de no permitir que los defensores de la austeridad, que están agazapados, busquen alguna oportunidad para volver a defender los paradigmas y los estilos de políticas neoliberales que fueron no solamente injustas en lo social y en lo ético para muchos ciudadanos, sino enormemente ineficientes en términos económicos", ha afirmado Iglesias: "Por eso es imprescindible que los fondos europeos se pongan al servicio de las mayorías sociales. Ninguno somos ingenuos. Sabemos con quien hay que negociar estas cosas. El principal problema de la Unión es el diseño de su gobernanza económica, que da muchísimo poder a los mercados financieros y a las grandes empresas y que supone muchísimos riesgos para la democracia. Por eso creo que es muy importante que trabajemos para la próxima Conferencia sobre el Futuro de Europa. La construcción de Europa requiere un nuevo impulso para adaptarla a la situación actual y consolidar algunos de los logros alcanzados. Estuve hablando con el presidente David Sassoli [del Parlamento Europeo] el otro día y percibí en él muy buena disposición para que avancemos en la dirección democrática en lo que respecta a la transformación institucional de Europa".

En cuanto al avance de la ultraderecha, que se está produciendo en países como Italia, Francia o España, Iglesias ha afirmado: "No tiene ningún sentido plantear que se puede ser demócrata sin ser antifascista. Y ahí necesitamos el impulso de un espíritu antifascista europeo para recordar en España a quienes siguen abriendo las instituciones a la ultraderecha que esto va en contra de las tradiciones europeas. No se puede consentir que esta gente esté en las instituciones democráticas. Esto va contra los principios fundacionales de Europa y necesitamos del apoyo de los antifascistas europeos para impulsar un cordón sanitario antifascista en las instituciones".

En este sentido, Iglesias ha defendido que "cuando se abre la puerta a las nuevas fuerzas de ultraderecha, se está abriendo la puerta al terror y a lo peor de la historia, que no se debe repetir". En este contexto, ha defendido que la presencia de Unidas Podemos en el Gobierno: "Tiene un gran potencial y un gran valor para todas las fuerzas de izquierda en Europa. Asumimos la responsabilidad que nos toca como fuerza política que está en el gobierno de la cuarta economía de la zona del euro".

En cuanto a las relaciones con el PSOE dentro del Gobierno, Iglesias ha explicado: "Estamos negociando en este momento con muchísima presión mediática. Os podéis imaginar que si estamos negociando una ley de vivienda que limite los precios de los alquileres, todo el peso de la patronal inmobiliaria se está expresando a través de los medios de comunicación. Estamos negociando una ley contra la violencia sexual, una ley de protección de la infancia, una ley de protección de los derechos de las personas trans que puede convertir a nuestro país una vez más en una referencia de los derechos civiles. La ministra Irene Montero está haciendo un trabajo muy importante para que las personas trans tengan en España el reconocimiento y los derechos que se merecen. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, está trabajando para cumplir el acuerdo de Gobierno y hacer una reforma laboral que sirva en la práctica para derogar la anterior y que ponga fin a la precariedad laboral. Y también trabajamos para una reforma del sistema de pensiones que asegure su futuro y las haga dignas y suficientes".  

Etiquetas
Publicado el
3 de marzo de 2021 - 12:21 h

Descubre nuestras apps

stats