El PP admite que sabía que nunca cumpliría el acuerdo de investidura con Ciudadanos

Rajoy y Rivera se reúnen en el Congreso para explorar vías de acuerdo

El Partido Popular afronta su reunión de este martes con Ciudadanos reconociendo que firmaron las seis condiciones que exigía la formación de Albert Rivera para empezar a negociar a sabiendas de que era difícil cumplirlas. "En aquel momento estaba en juego la gobernabilidad de España y es lógico que dijéramos sí a las condiciones, porque eran irrenunciables", ha admitido el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, en una entrevista en Radio Nacional.

Ciudadanos exige al PP que concrete sus compromisos de regeneración aún incumplidos

Ciudadanos exige al PP que concrete sus compromisos de regeneración aún incumplidos

A pocas horas de su segundo encuentro, desde Ciudadanos afirman que se inicia una fase para comprobar "si hay voluntad de cumplir lo pactado, aunque sea a rastras", en palabras de José Manuel Villegas. El secretario general del partido ha asegurado en otra entrevista en Radio Nacional que saben que estas reformas "no están" en el ADN del PP y las firmaron "para tener nuestro voto", pero exige su cumplimiento: "Las negociaciones son así. Lo normal es que cuando uno firma algo, lo cumpla", ha dicho.

"No es que no queramos cumplir, es que ponemos encima de la mesa las dificultades", ha replicado Martínez-Maillo. En la reunión de este martes, el partido de Albert Rivera quiere exigir la puesta en marcha de dos de esas reformas: la supresión de los aforamientos y la limitación de mandatos a dos legislaturas, que afectaría directamente a Mariano Rajoy. Dos medidas que ya fueron motivo de discusión entre ambas formaciones durante las negociaciones del acuerdo final de investidura, según el coordinador general del PP, porque los populares avisaron entonces de la dificultad de cumplirlas.

"Algunos de los acuerdos con Ciudadanos exigen que se incorporen otros partidos para poder aprobarlos porque requieren reformas legislativas de profundidad o incluso reformas constitucionales", ha matizado Martínez-Maillo, que ya se expresó en términos similares este lunes tras la reunión del Comité Federal. Desde la formación afirman que para realizar cambios en este sentido habría que modificar la Loreg y la Constitución, mientras que desde Ciudadanos defienden que podría cambiarse a través de la ley del Gobierno. En caso de que la reforma saliese tal y como la propone Ciudadanos, el principal afectado sería Mariano Rajoy -esta es su segunda legislatura-, por lo que el PP defiende que la medida no tenga carácter retroactivo.

El coordinador general del PP también ha afirmado que espera que en la reunión de esta tarde "no salga lo del presidente de Murcia". Pedro Antonio Sánchez tiene que declarar en calidad de investigado por el caso Auditorio el próximo 6 de marzo. Aunque desde la formación conservadora pidieron la semana pasada a Ciudadanos que esperasen hasta su declaración en el juicio para tomar una decisión, representantes regionales de ambos partidos se reunirán este jueves.

Finalmente, Martínez-Maillo ha defendido que el ministro de Justicia no dé más explicaciones con respecto a las acusaciones de presiones sobre los fiscales porque "viendo la realidad del día a día se desmonta cualquier idea de injerencias". "Bastaría con hacer una radiografía de España, donde los fiscales actúan contra la corrupción de todos, para darse cuenta de que cuando se habla de presiones no se tiene razón".

Etiquetas
Publicado el
28 de febrero de 2017 - 11:13 h

Descubre nuestras apps

stats