Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Israel baraja posibles respuestas al insólito ataque de Irán
El hospital Zendal apenas ingresó un paciente al día en 2023
OPINIÓN | 'Guerra para llevar', por Antón Losada

El PP de Feijóo duda sobre la investigación en el Congreso por la compra de mascarillas que Ayuso rechaza

Ayuso, Feijóo y Almeida, en una imagen de archivo.

Aitor Riveiro

44

El PP ya centra toda su estrategia de oposición en el 'caso Koldo'. La supuesta corrupción de cargos socialistas en lo peor de la pandemia puede ser un arma contra el Gobierno mucho más poderosa que la amnistía, que sí o sí volverá a primera línea la semana que viene, si no antes. Los de Feijóo han pasado a la ofensiva, pero no enseñan todas sus cartas. El PP no desvela si apoyará la comisión de investigación planteada por el PSOE en el Congreso para investigar los contratos de todas las administraciones, incluidas las autonómicas. Por ahí el PP de Madrid no quiere pasar. Y los de Ayuso ya lo han hecho saber.

Las declaraciones públicas de los portavoces nacionales del PP no dejan mucho espacio a la duda. El partido rechaza la amplia investigación parlamentaria con la que el PSOE intenta responder al escándalo de supuesto amaño de contratos de compra de suministros sanitarios durante la pandemia a cambio de comisiones ilegales por parte de cargos del Gobierno.

El lunes el portavoz de la dirección, Borja Sémper, ya planteó sus “dudas” sobre la legitimidad del Congreso para investigar una trama que en una de sus ramificaciones afecta al Gobierno de Baleares cuando al frente estaba la hoy presidenta de la Cámara, Francina Armengol. Sémper calificó la iniciativa de “cortafuegos” e hizo hincapié en que entonces no se conocía el contenido de la propuesta del PSOE, solo el anuncio de que la plantearían. El portavoz del PP ya anticipó el lunes que el partido lanzaría su propia comisión de investigación en el Senado, centrada exclusivamente en el ‘caso Koldo’ y que saldrá adelante con su mayoría absoluta.

El martes repitió las consignas el portavoz parlamentario, Miguel Tellado, quien acusó al PSOE de “esparcir dudas” y “culpas” sobre otras administraciones para intentar tapar las propias. “Que no cuenten con nosotros para ello”, dijo uno de los principales colaboradores de Feijóo. “Las sospechas están en el Ministerio de Transportes, dirigido por el señor Ábalos, en un periodo muy concreto, y además los sospechosos, los investigados, son personas del círculo más íntimo, más personal y político del señor Pedro Sánchez”, concluyó.

Las declaraciones de Tellado no pasaron desapercibidas en el PP de Madrid, donde tienen claro que el Gobierno planea recuperar las comisiones cobradas por el hermano de Isabel Díaz Ayuso por importar material sanitario durante la pandemia. Lo planteó el propio Pedro Sánchez el pasado fin de semana, después de que estallara el escándalo alrededor de su Gobierno. Y lo repitió este miércoles, durante la sesión de control.

En respuesta a Feijóo, Sánchez dijo: “¿Por qué cayó el señor Casado? Por denunciar una trama de corrupción de la señora Ayuso en la Comunidad de Madrid, y usted está en pie por tapar y tolerar esa corrupción”. Este mismo miércoles el secretario general del PP de Madrid, Alfonso Serrano, hacía suyas las palabras de Tellado para rechazar la propuesta de investigación parlamentaria del Congreso. “La señora Armengol está totalmente desacreditada para seguir al frente de la Presidencia del Congreso”, dijo en declaraciones a los medios tras un acto informativo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. 

Serrano, cuya denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción permitió la investigación que ha desvelado la trama, puso incluso en duda la legalidad de la comisión en el Congreso. “Es la primera vez que veo un texto de creación de una comisión de investigación que no aborda el caso que quiere investigar”, dijo, para acusar al PSOE de no “mencionar el caso del que todo el mundo lleva hablando desde hace una semana”. 

“Tengo mis propias dudas jurídicas acerca de que una Cámara como es el Congreso de los Diputados pueda investigar cuestiones que afectan a otras administraciones que tienen sus propios controles como son los parlamentos autonómicos”, zanjó. Una idea ya aireada por Sémper y Tellado, pero que fuentes parlamentarias achacan también al Senado. La propia presidenta madrileña retaba este miércoles a Sánchez durante una entrevista en EsRadio a “demostrar quien dice la verdad” sobre las comisiones de su hermano.

Almeida también deslizó que la investigación del Congreso es ilegal por no concretar el asunto a tratar y ser “prospectiva”. Y recurrió a una resolución del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que bloqueó una comisión en el Ayuntamiento sobre los años de Gobierno del PP previos a la llegada de Manuela Carmena a la alcaldía. Y, pese a todo, el PP de Feijóo no ha querido revelar si apoyará o no la investigación en el Congreso. “Ya veremos qué hacemos, a lo mejor votamos que sí”, decía este miércoles un dirigente tras la sesión plenaria. 

En el PP confían en que el planteamiento del PSOE, que pasa por abrir unas pesquisas sobre todos los contratos que firmaron todas las administraciones, choque no solo con ellos, sino también con sus aliados parlamentarios. No es el caso de Sumar y de Podemos, por ejemplo, que sí votarán a favor. Pero los independentistas y los nacionalistas, creen en Génova, pueden ver con resquemor que se fiscalice a sus propios gobiernos.

Pero solo el PNV ha optado por ponerse de perfil, de momento, y no responder a la pregunta. Fuentes de ERC y de EH Bildu han confirmado a elDiario.es que sus diputados apoyarán la iniciativa. “Siempre hemos sido partidarios de las comisiones de investigación”, apuntan desde el grupo catalán. Y los independentistas vascos recuerdan que ya lo reclamaron “cuando estalló el 'caso Ayuso'” y que lo harán “también ahora que afecta a personas relacionadas con el PSOE”.

“Hay que investigar a fondo para que los responsables paguen por ello, es inaceptable”, zanjan las mismas fuentes. Y en el PP de Feijóo se lo están pensando. En el de Ayuso, no.

Etiquetas
stats