PP, Vox, Junts, CUP, BNG, Foro y CC tratarán de tumbar los Presupuestos del Gobierno con enmiendas a la totalidad

Entrega del proyecto de Presupuestos por parte de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet.

Partido Popular, Vox, los cuatro diputados de Junts –y no los cuatro del PDeCat–, BNG, Foro, Coalición Canaria y la CUP tienen previsto presentar sus respectivas enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado propuestos por el Gobierno para intentar tumbar las cuentas del equipo de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado este viernes, durante una visita a Barcelona, su intención de romper cualquier opción de acuerdo con el Gobierno en materia presupuestaria con la presentación de su enmienda. "Son unos presupuestos que ponen un palo en la rueda de la recuperación económica, subiendo más de 8.000 millones de euros los impuestos a las clases medias, incluyendo impuestos al diésel, a los plásticos, o al IVA y el IRPF", ha dicho Casado, que también ha considerado que la "expansión del gasto" contenido en las cuentas es "muy irresponsable".

Hasta este viernes, los conservadores se habían mostrado dispuestos a dialogar sobre los Presupuestos aunque para ello exigían al Gobierno un viraje completo en su política económica, pidiéndole renunciar a la subida de impuestos a las rentas más altas o reclamando reducir los gravámenes previstos para productos como los refrescos azucarados o el diésel.

A finales de octubre, nada más conocerse el borrador del Gobierno, el PP pidió al Ejecutivo que "rectificara" su política económica, dijera "la verdad a los españoles y coja la mano tendida del PP para llevar a cabo la política económica que necesita" el país. "La posición del PP ha sido coherente y clara. Nosotros no queremos subir los impuestos sino que los queremos bajar. No queremos aumentar las cargas burocráticas, las queremos reducir. Queremos mejorar la competitividad", señalaron desde la dirección de Casado, antes de recalcar que los populares consideran que las subidas de impuestos son "malas para España".

El propio Casado ha expresado en los últimos días su rechazo al proyecto de Presupuestos del Gobierno porque, según explica, "suben miles de millones de impuestos a las clases medias", por los gravámenes impuestos a los combustibles o los refrescos, pese a que directamente las cuentas solo contemplan esos incrementos a las personas con rentas superiores a 200.000 euros anuales.

"Los PGE de Sánchez e Iglesias son la puntilla para la economía. Son los únicos de la UE que suben miles de millones de impuestos a las clases medias (diésel, plásticos, refrescos...) Justo el día que se publica la destrucción de 700.000 empleos este año (sin contar 700.000 ERTE)", escribió Casado en su cuenta personal de Twitter el pasado 27 de octubre.

"Toque de atención" de JxCat y BNG

Por parte de Vox, fue la secretaria general de su grupo parlamentario, Macarena Olona, la que anunció ayer la presentación de la enmienda a la totalidad de las cuentas del Ejecutivo. En el caso de Junts, la enmienda a la totalidad supone un paso que, según la portavoz de la formación en el Congreso de los Diputados, Laura Borràs, no implica un adelanto de un voto negativo a las cuentas públicas que se voten en la Cámara baja sino "un toque de atención" de todas las cosas que se podrían mejorar en el anteproyecto presentado por el Gobierno de coalición.

En una comparecencia, el jueves, Borràs dejó claro que no habrá cabida para el entendimiento si no se negocia la situación de los políticos presos. La enmienda a la totalidad será defendida, en todo caso, tan solo por los cuatro diputados de Junts y no por el conjunto de JxCat, entre los que se incluyen otros cuatro diputados, del PDeCat, que no respaldarán la retirada de las cuentas.

La CUP, por su parte, ha anunciado este viernes que ha presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de ley de Presupuestos porque considera que "no responden a las necesidades reales de la población en un momento extraordinario como es la presente crisis económica y social". En un comunicado, ha sostenido que "sin una política redistributiva valiente en relación a la fiscalidad, y no solo medidas cosméticas como las que están llevando a cabo el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, no habrá ingresos suficientes para paliar la crisis social", y ha criticado que las medidas fiscales que contemplan los PGE no afectan ni al 1% más rico de la población.

El BNG también anunciaba este viernes su intención de enmendar los Presupuestos del Gobierno, pero ha avanzado que lo hace como "toque de atención" al Gobierno y ha mostrado su disposición a retirarla "si hay movimiento" por parte del Ejecutivo. El diputado de la formación gallega, Néstor Rego, ha asegurado en una rueda de prensa que por el momento el Ejecutivo de coalición "no tiene la disposición a negociar ni a modificar sus previsiones" en las partidas dedicadas a Galicia y a otras reivindicaciones de su formación.

"Es un toque de atención para que trate con justicia a nuestro país", ha asegurado el nacionalista gallego, diciendo que "de ninguna manera" el BNG puede apoyar unas cuentas que, a su juicio, "perjudican y discriminan a los gallegos". En todo caso, ha aclarado que "no es una enmienda que preludie el voto negativo a la votación definitiva" de los Presupuestos, que la próxima semana se someten a su debate de totalidad.

La posición de ERC y EH Bildu

Ni ERC ni EH Bildu presentarán en cambio enmiendas a la totalidad a las cuentas del Gobierno, según han anunciado este mismo viernes ambas formaciones independentistas, lo que allana el camino para su aprobación en el Congreso en las próximas semanas. "No nos podemos permitir el 'no a todo'. Seguramente es la posición más fácil, pero no la que necesita la ciudadanía de Catalunya, nuestras empresas y nuestro tejido social. Por este motivo, Esquerra Republicana no presentará enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado", ha asegura ERC en una nota, remitida esta mañana a los medios.

"Nos encontramos en un momento social y económico muy delicado, tanto en Catalunya como en el Estado", justifica ERC en su comunicado. Una delegación del partido republicano se reunió el jueves con el Gobierno en una ronda de contactos que permitió al Ejecutivo constatar que el proyecto de Presupuestos superará ampliamente el debate de totalidad, el primer trámite parlamentario necesario. "La pandemia mundial del coronavirus está comprometiendo nuestro sistema sanitario y provocando un grave impacto social, parando la economía y haciendo aumentar todos los gastos públicos para poder hacerle frente. Ante esta situación, bloquear los Presupuestos Generales del Estado, que son una necesidad urgente también para el conjunto de catalanes y catalanas, sería una grave irresponsabilidad", sostiene ERC.

El partido sostiene, eso sí, que "la propuesta de presupuestos actuales debe mejorar" y que está "muy lejos de poder apoyarlos". "Hoy simplemente lo que hacemos es no bloquear su tramitación, y debe ser el Gobierno quien busque sus apoyos para acabarlos aprobando", zanja el comunicado.

Etiquetas
Publicado el
6 de noviembre de 2020 - 12:22 h

Descubre nuestras apps

stats