La portada de mañana
Acceder
Las comunidades del PP presionan a Sanidad para el certificado COVID en bares
Las sombras de Sotheby’s, la empresa que intervino en la venta del Goya de Aguirre
Opinión - Otra política y otra derecha, por Esther Palomera

El PSOE se enfrenta a un duro debate interno sobre la gestación subrogada

EFE

Más allá del debate de los nombres que acompañarán a Pedro Sánchez, el PSOE tiene en el horizonte del próximo fin de semana definir su proyecto para los próximos cuatro años (el tiempo que, en principio, pasa entre congreso y congreso). El secretario general tiene mayoría de delegados por lo que en su equipo dan por hecho que no tendrán problemas para sacar adelante el modelo por el que apuestan. Sin embargo, habrá debates duros. Uno de ellos es el de la gestación subrogada.

El PP aplaza pronunciarse sobre maternidad subrogada y respalda la custodia compartida

La posición que estableció la ponencia coordinada por Eduardo Madina era inequívoca en contra de los vientres de alquiler. "Revestido con un discurso amable y altruista, se ha esgrimido un discurso a favor de los vientres de alquiler, a favor de la mercantilización de los cuerpos y de las vidas de niñas y mujeres, pobres en su mayoría –señalaba el apartado en el que trabajó la filósofa Amelia Valcárcel–. El Partido Socialista no puede abrazar ninguna práctica que suponga socavar los derechos de mujeres ni de niñas y apuntalar la feminización de la pobreza".

El documento que aprobó el Comité Federal y que ahora sufrirá modificaciones a partir de las enmiendas que han ido discutiendo los socialistas en las agrupaciones y los 'congresillos' provinciales sentenciaba que el PSOE "defenderá los derechos de las mujeres, sobre todo de las más pobres en un contexto de rearme del neoliberalismo patriarcal, la violencia contra las mujeres, la desigualdad sexual y la feminización de la pobreza". No obstante, reconocía que se había abierto un debate tanto en la sociedad como en el partido que debía afrontarse "con absoluta libertad".

El debate existe y llegará a la comisión política del 39º Congreso Federal del PSOE en la que se discutirán varias enmiendas en favor de la regularización de la gestación subrogada impulsadas fundamentalmente por un sector LGTBI del partido. En varias provincias, el PSOE ha apoyado mayoritariamente el posicionamiento a favor de esa práctica, que cuenta con el absoluto rechazo del sector feminista. "Ser padre o madre no es un derecho", asegura una responsable de políticas de igualdad en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero.

La enmienda que ha pasado el filtro en A Coruña, Sevilla o Murcia, entre otras provincias, sostiene que el PSOE debe apostar por la "autonomía" y por la "libertad" de las mujeres a la hora "de decidir sobre su propio cuerpo", pero también "atender nuevas realidades y demandas sociales". "Debemos dar nuestro apoyo a las mujeres que altruistamente y en libertad quieren cooperar con familias infértiles a superar sus circunstancias a la vez que debemos impedir la explotación de las mujeres vulnerables que puedan ser forzadas a ello".

"Desde el Partido Socialista debemos apostar por regular la gestación por sustitución en España como una técnica excepcional y exclusivamente de carácter altruista en la que el Estado actúe como garante de derechos de todas las partes", dice esa enmienda que recuerda que otros países han regulado los vientres de alquiler: "Queda claro que es posible regular con garantías para todos y todas". También han pasado el filtro enmiendas en este sentido en Juventudes Socialistas.

Carta de las asociaciones feministas

Pedro Sánchez se ha posicionado completamente en contra de la gestación subrogada y en el paquete de enmiendas con el que dilapida buena parte del documento marco elaborado por Madina y José Carlos Díez incluye el rechazo a esa práctica: "Los vientres de alquiler suponen una mercantilización de las mujeres. Se deberán promover y facilitar los mecanismos de adopción". El secretario general cuenta con mayoría de delegados en el congreso por lo que espera que sus propuestas salgan adelante.

Sin embargo, en el sector feminista del partido temen que salga una posición distinta. "Están promoviendo un debate que pone en riesgo la igualdad. Si eso gana, es la desconexión absoluta entre el PSOE y lo que ha defendido en los últimos 30 años", expresa una dirigente socialista que asegura que las "feministas están que trinan". De hecho, asegura que se están movilizando para defender la posición contraria a los vientres de alquiler en el debate del próximo sábado, pero también están estudiando llevar a cabo alguna acción de concienciación la próxima semana. "Las posiciones están muy enconadas", dice esta socialista, que vaticina un debate a cara de perro sobre este asunto.

La Red Estatal contra el alquiler de vientres, que aglutina a diversas asociaciones feministas, ha publicado una carta abierta a los delegados del congreso en las que les pide el voto en contra de la "mal llamada gestación subrogada". "Constatamos en las redes sociales una campaña que surge del seno del propio PSOE liderada por organizaciones afines favorables a regular esta práctica -dice el texto-. Muchas de estas personas tienen un interés privado bien porque ya estén incursos en un proceso de esta naturaleza, bien porque esperen hacerlo en un futuro nada lejano. Hay otras personas que con buena intención a veces las acompañan, quizá porque no han meditado suficientemente sobre la gravedad y significado de este asunto".

En el llamamiento, advierten de que su aprobación "compromete los fundamentos mismos del socialismo" porque "anula derechos fundamentales" o "da por válido el mercado reproductivo". "Los derechos no se pueden ceder ni vender, son inalienables. Por ello el PSOE ni ahora ni nunca, puede ni debe dar voz a quienes de manera irreflexiva invoquen la libertad para justificar este tipo de prácticas", sentencia la carta difundida a última hora de este viernes.

Etiquetas
Publicado el
11 de junio de 2017 - 19:26 h

Descubre nuestras apps