Análisis Electoral

El punto de partida hacia el 4M: la izquierda sale a remontar frente a un PP de Ayuso disparado

Montaje Endika

La convocatoria de elecciones en Madrid ha traído consigo una retahíla de encuestas que definen, con claroscuros, el escenario político en la que se encuentra la Comunidad de Madrid. La mayoría dan una victoria holgada para la candidatura de Isabel Díaz Ayuso, que mejoraría ampliamente sus resultados de 2019; la izquierda tiene que remontar si quiere evitar que PP y Vox sumen mayoría absoluta mientras Ciudadanos tendrá que pelear por no quedarse fuera de la Asamblea.

La principal batalla de la izquierda el 4M será contra la abstención

La principal batalla de la izquierda el 4M será contra la abstención

Según el promedio de encuestas actualizado de TheElectoralReport para elDiario.es, el Partido Popular de Isabel Díaz Ayuso ganaría las próximas elecciones con el 38,4% de los votos tras una subida de más de 15 puntos porcentuales en apenas dos años, donde la mitad de ese incremento se ha dado en la segunda parte del mes de marzo. Le seguiría el Partido Socialista de Ángel Gabilondo con el 25,5% de los votos, por debajo de sus resultados de 2019 y coincidiendo con una ligera caída del PSOE en las encuestas para unas hipotéticas elecciones generales en el conjunto de España.

La tercera posición sería para Más Madrid con el 10,9% de los votos. La formación liderada por Mónica García bajaría alrededor de 3 puntos respecto a las elecciones pasadas y algo más de un punto si comparamos con la intención de voto de su partido inmediatamente antes de que Pablo Iglesias decidiera ser candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid.

Le sigue de cerca Vox, empatado técnicamente, pero en cuarta posición con el 10,4% de los votos. La formación de ultraderecha, con Rocío Monasterio al frente, está viviendo un descenso paulatino de los apoyos desde inicios de marzo, cuando las encuestas les auguraban entre el 13 y el 15% de los votos. Desde entonces, los votantes del bloque de la derecha parecen agruparse en torno a la candidatura de Ayuso. Entre ellos se encuentran uno de cada cinco votantes de Vox en 2019, según una encuesta reciente de Sociométrica.

Unidas Podemos sería la quinta fuerza con el 8,2% de los votos, que escala posiciones y se aleja con claridad del umbral mínimo del 5% en el que se movía justo después de la convocatoria electoral. Se certifica así un 'efecto Iglesias', que hace que la coalición gane casi 3 puntos porcentuales desde que el exvicepresidente anunció que dejaría su cargo en el Gobierno para presentarse como candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid.

En última posición, ligeramente por debajo del umbral mínimo en el promedio –en función de la encuesta que se consulte— se encuentra Ciudadanos. El partido que ha cogobernado la CAM junto al PP está sumergido en una profunda crisis existencial en la mayoría de las regiones en las que ha tenido cierta influencia en los últimos años, también en Madrid. Con un 4,9%, según el promedio de sondeos, quedaría fuera de la Asamblea tras perder casi 15 puntos respecto a 2019. Pero no está claro. Los errores históricos de las encuestas y la falta de consensos claros entre las diferentes empresas demoscópicas dejan la puerta abierta para la formación naranja, a la espera de ver cómo reacciona su electorado tras el anuncio de que Edmundo Bal será su candidato y después de unos primeros mensajes de campaña que apuntan a un intento de mantener la alianza con el PP.

Hay que destacar que el promedio de encuestas no es una predicción de lo que vaya a ocurrir el día de las elecciones, sino el consenso demoscópico del momento en que se toma la fotografía. En este sentido, si traducimos los votos en escaños, el PP sería la fuerza con mayor representación en la Asamblea de Madrid con 56 escaños, seguido del PSOE (37), Más Madrid (16), Vox (15) y UP (12).

Este escenario aleja al bloque de izquierdas de derrotar a la derecha y arrebatarle el Gobierno de la Comunidad. En el momento actual, el bloque conservador supera al progresista con una ventaja de 9 puntos netos (53,7% vs. 44,6%) y sumaría mayoría absoluta con 71 escaños. La izquierda, por su parte, se quedaría con 65 escaños, 4 menos de los necesarios para gobernar. Además, si bien algunas encuestas apuntan a un incremento de la participación registrada hace dos años, está por determinar si ese incremento es asimétrico y beneficia al electorado de izquierdas, más movilizado tras el anuncio de Iglesias, o de lo contrario se mantiene una mayor movilización de la derecha, tal y como ha ocurrido sistemáticamente durante la historia.

Dicho esto, la única alternativa –a día de hoy y siempre según las encuestas– a la reelección de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid sería investir a Ángel Gabilondo, que podría sumar apoyos de la mayoría de la cámara en algunos escenarios alternativos pero plausibles.

Por un lado, tenemos el pacto por el que se ha inclinado Gabilondo en sus declaraciones públicas. Un gobierno socialista con Más Madrid y Ciudadanos como socios principales, que necesitaría el apoyo externo de Unidas Podemos en la investidura. Este escenario es posible si Cs consigue superar el 5% de los votos y puede formar parte de la composición de la nueva Asamblea de Madrid. Para ello, la formación naranja tendría que parar su fuga de votantes a otros partidos –de los cuales la mitad votaría al PP y una décima parte a Vox— pero también vencer las dinámicas internas que apuntan a una reedición del pacto con Ayuso tras el 4M.

Por otra parte, existe la opción de que la izquierda recorte la brecha abierta entre bloques. En este caso, si la suma entre PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos se acercara a un 48-49% en intención de voto –recortando en 3 o 4 puntos la diferencia actual— también podría gobernar, aunque dependería de si Ciudadanos entrara o no en la Asamblea.

Etiquetas
Publicado el
1 de abril de 2021 - 21:35 h

Descubre nuestras apps

stats