eldiario.es

9

kicker Icon

Noticia servida automáticamente por la Agencia Efe

kicker IntMark

Esta información es un teletipo de la Agencia Efe y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es. kicker Close

El silencio como estrategia en Unidas Podemos

El silencio como estrategia en Unidas Podemos

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. EFE

Unidas Podemos se ha sumido esta última semana en una estrategia de apagón informativo que ha llevado a sus líderes a no tener agenda pública ni apariciones en los medios de comunicación e incluso a reducir la presencia en redes sociales con el argumento de eliminar todo ruido en la negociación con el PSOE.

Desde la firma del preacuerdo para un gobierno progresista del pasado martes 12 de noviembre, solo ha habido una convocatoria de Podemos: la rueda de prensa en la que la portavoz, Noelia Vera, informó de la consulta a la militancia sobre el pacto.

Aunque, según han dicho a Efe fuentes de Podemos, Pablo Iglesias reaparecerá mañana con una charla en la Facultad de Derecho de la Complutense, hasta ahora ni el secretario general de la formación morada ni su número dos, Irene Montero, han tenido agenda pública ni entrevistas. Todo lo que ha trascendido ha sucedido por escrito.

El jueves, dos días después del pacto, el secretario general de Podemos publicó una carta a la militancia en la que avisaba de que se encontraría con "muchos límites y contradicciones" y les tocará "ceder en muchas cosas" con el PSOE.

Hubo que esperar a este lunes para volver a tener noticias de Pablo Iglesias, esta vez en forma de artículo de opinión en el periódico británico The Guardian, donde hizo una férrea defensa de su pacto con Pedro Sánchez y puso en valor la futura coalición como la mejor garantía para frenar el auge de la extrema derecha y proteger las libertades y el Estado de bienestar.

También la presencia en Twitter del que se perfila como vicepresidente si hay gobierno progresista ha descendido notablemente desde el martes pasado: en total, nueve mensajes propios desde entonces y alguna réplica a posicionamientos ajenos.

La respuesta a la sentencia de los ERE de ayer fue su mensaje en la red de los 140 caracteres con mayor contenido político y quizás el de menos sea el último: la recomendación "The Tunnel", una serie sobre geopolítica, globalización y proyecto europeo de la que dice haber acabado la segunda temporada.

Lo mismo sucede con Irene Montero -que no escribe un tuit propio desde el anuncio del Gobierno de coalición- y el resto de dirigentes de la formación morada.

También 'ministrables' como Yolanda Díaz -de Galicia en Común- han desaparecido del mapa al igual que ha hecho Jaume Asens, de En Comú Podem, después del apagón informativo pactado en el seno del grupo de Unidas Podemos, según han explicado fuentes del grupo.

Suscribe la estrategia Izquierda Unida, cuyos dirigentes ni siquiera convocaron a los medios tras la Asamblea Política del sábado que acordó consultar a la militancia la entrada en el Gobierno.

Esta estrategia contrasta con la que el partido de Pablo Iglesias tomó durante las negociaciones con el PSOE de julio, cuando hubo agenda mediática constante excepto en los días previos a las dos votaciones de investidura, y tanto el 23 de julio como el 25 hubo una maratón de dirigentes en los medios de comunicación.

Según apuntan algunas fuentes de la formación morada, ese silencio es una prueba de la voluntad firme de que nada se tuerza en la negociación con el PSOE que tanto Pedro Sánchez como Pablo Iglesias llevan personalmente y de forma discreta, con el apoyo de las portavoces parlamentarias, Adriana Lastra e Irene Montero.

Nada queda ya en Podemos de aquella petición que hizo Iglesias a Sánchez el 22 de enero de 2016, cuando le sugirió retransmitir las negociaciones para que fueran transparentes después de ofrecerse como su vicepresidente.

Casi cuatro años después, los dos actores anunciaron por sorpresa un pacto con diez puntos en el Congreso que habían negociado en la más absoluta discreción y lo hicieron sin aceptar preguntas de la prensa. Ese acuerdo, que para ser realidad requiere recabar los apoyos parlamentarios suficientes, sí incluye esta vez que Pablo Iglesias sea vicepresidente.

Lourdes Velasco

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha