Guerra de cifras de simpatizantes en la derecha: Vox presume de tener 100.000 y el PP recupera su dato de 800.000

Vox crece y llega a los 30.000 afiliados, según el partido de Abascal

Vox, la formación que preside Santiago Abascal, alardea de haber alcanzado los 30.000 afiliados, y de haber multiplicado por diez los que tenía en agosto de 2017 cuando, siempre según sus cálculos, registraba 3.400. En su lista de simpatizantes, siempre según datos propios, el partido de extrema derecha registra 100.000, "con un crecimiento continuo". De ser ciertas, las cifras se acercan a toda velocidad a las que ofrece Ciudadanos, que asegura que cerró el año 2018 con un censo de "casi 33.000 afiliados" y unos "166.000 inscritos", es decir, simpatizantes sin derecho a voto. 

Vox alcanza 30.000 afiliados y completa su estructura en todas las provincias

Vox alcanza 30.000 afiliados y completa su estructura en todas las provincias

El partido de Abascal explica que el aumento mayor de afiliados lo han registrado en los dos últimos meses "coincidiendo con los ataques recibidos por los medios de comunicación, la alerta 'anti-VOX' lanzada por Pablo Iglesias" y "la llamada al 'cordón sanitario'" contra ellos que hizo Ciudadanos -en referencia a Manuel Valls, el candidato a la alcaldía de Barcelona-. Un crecimiento que, según aseguran, "está permitiendo completar la estructura del partido en toda España con la formación de equipos en todas las provincias".

El partido de Rivera comenzó su expansión nacional en 2015. Su censo desde ese momento fue también aumentando lentamente logrando, tras la victoria en Catalunya de Inés Arrimadas, un crecimientos sostenido de 40 afiliaciones diarias, según explicó el pasado mes de enero el secretario de Organización del partido, Fran Hervías. 

La confidencialidad de los partidos a la hora de manejar sus censos impide comprobar los datos que ofrecen. A menudo esos datos menguan cuando las formaciones afrontan procesos internos con votaciones que exigen certificar los afiliados. 

Sucedió en Ciudadanos cuando se celebraron las primarias para la presidencia del partido en las que compitieron dos rivales contra Albert Rivera. Y para las votaciones de compromisarios que tuvieron lugar en la IV Asamblea General. La secretaría de Organización afirmó que el censo era de más de 30.000 personas pero después reconoció el error y redujo la cifra a menos de 23.000, tras las denuncias de los críticos del partido que alertaron de que mucha gente no abonaba las cuotas. La dirección decidió abrir un plazo para que los morosos que lo desearan se pusieran al corriente de pago. Y el censo se quedó en unos 20.000 afiliados.  

El PP y su lío de cifras en las primarias

Todavía más exagerado fue lo del PP en las recientes primarias para elegir al sustituto de Mariano Rajoy.  El partido señaló que a 6 de junio de 2018 los afiliados eran 869.535 en toda España, pero no especificaba cuántos eran militantes, con obligación de cuota, y que, por tanto, podían votar, y cuántos eran simpatizantes, que no pagan ni votan. Los vigentes Estatutos que se pueden consultar en la web del PP, establecen una única figura, la del afiliado, con dos modalidades: militante, con obligación de cuota, y simpatizante, sin obligación de cuota. La entonces secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, situó finalmente la afiliación "en torno" a las 70.000 personas con derecho a voto. 

El PP ha vuelto ahora a ofrecer a eldiario.es unas cifras similares a las de antes de las primarias. Según dicen, el total de afiliados a fecha de hoy es de 868.693 personas, de las cuales 324.794 son mujeres y 543.899 son hombres. Los demás partidos no dan datos sobre el género de sus afiliados.

El PSOE es un caso curioso. Su censo ha ido oscilando según cada época. Cuando Pedro Sánchez fue elegido secretario general del PSOE, el partido tenía un censo de 197.000. Pero cuando cumplió un año como líder bajó en torno a los 194.000. Sin embargo, en 2004, cuando José Luis Rodríguez Zapatero accedió a La Moncloa, la dirección llegó a contabilizar hasta 600.000 militantes, que fue perdiendo a gran velocidad en los años posteriores.

En la actualidad el partido afirma tener 180.000 militantes de pleno derecho, de los cuales el 62,29 por ciento son hombres y el 37,71 por ciento, mujeres. En cuanto a la cifra de simpatizantes los socialistas no concretan porque es un dato muy cambiante, dicen, pero dicen que la cifra ronda la de los militantes.

Podemos es uno de los partidos con un censo muy particular. Hace apenas unos meses situaban la cifra de inscritos en cerca de medio millón. Ahora aseguran que la han superado llegando a los 515.180. 

No obstante, la formación de Iglesias aprovechó la reforma de sus Estatutos en la Asamblea de Vistalegre II para crear la nueva figura del "militante", que no comporta derechos adicionales a los inscritos, pero sí implica un mayor grado de "compromiso". Según explican fuentes del partido, los inscritos activos a día de hoy son 271.207, cifra que refleja el número de personas que han participado en alguna votación durante el último año. 

¿Cuánto se paga en cada partido por ser afiliado?

En el caso de Vox,  su dirección explica que los afiliados pagan 9 euros al mes aunque hay tarifas especiales de 1, 3, 5, 15, 25 y 30 euros, según los casos. El impago de la cuota es motivo de baja automática de la afiliación, según se establece en los estatutos del partido.

La formación de extrema derecha había insistido siempre en que su financiación parte de las aportaciones de las bases hasta que trascendieron las donaciones de un grupo de exiliados iraníes, que aportaron en su nacimiento un millón de euros, algo que ha sido ratificado por su excandidato Alejo Vidal Quadras, hoy ya fuera del partido de Abasca.

Ciudadanos, por su parte, tiene establecida una cuota mínima de afiliación de 10 euros y de cinco para los estudiantes menores de 25 años, pensionistas o personas en situación de desempleo. El cobro de las cuotas se realiza de forma bimestral.

En el PSOE la primera la cuota mínima de inscripción es de  en un abono semestral, es decir, un pago de 

En Podemos no hay cuotas de afiliación. La aportación a la formación morada es voluntaria y solo recaudan fondos para sufragar algún acto político, o bien si convocan una manifestación que supone gastos. En las campaña ponen en marcha un crowdfunding que luego devuelven.

Vox cambia de sede

Debido al incremento de afiliados, así como al aumento de su actividad política y la necesidad de hacer frente a las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo, Vox ha anunciado que se trasladará  de sede "en las próximas semanas". Las nuevas oficinas se situarán en la calle Nicasio Gallego, de Madrid, en un inmueble que han alquilado en el distrito de Chamberí y que cuenta con más de 400 metros cuadrados. 

Ciudadanos también se mudó cuando empezó a crecer y dejó la modesta sede de la calle Carranza para instalarse, poco antes de las elecciones de 2015 en un edificio de seis plantas de la calle Alcalá, junto a la plaza de Ventas, en régimen también de alquiler. 

El PSOE, pese a sus deudas, sigue manteniendo su cuartel general en el edificio de la calle Ferraz, propiedad del partido. Y Podemos tiene sus oficinas centrales -alquiladas- en un piso de la calle de la Princesa, junto a la plaza de España. 

En cuanto a las redes sociales, el partido de Abascal subraya que mantienen niveles de penetración social "al mismo nivel" que las principales formaciones, superando en algunos casos "ampliamente" el número de seguidores.

Según dicen, es el partido que más seguidores tiene en Instagram, 177.000, mientras que en YouTube se sitúa en el segundo puesto, después de Podemos, con 75.278 suscriptores. En Facebook, cuentan con 256.560 seguidores, superando al PP y al PSOE.

Etiquetas
Publicado el
3 de febrero de 2019 - 20:41 h

Descubre nuestras apps

stats