La portada de mañana
Acceder
Yolanda Díaz lanza sus primeras alertas dentro del Gobierno
Inundaciones o calor extremo, los impactos climáticos que más cuestan en vidas
Opinión - Un paso más en la degradación institucional, por Javier Pérez Royo

Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

El TDAH, el trastorno que se quedó en otro país

"El TDAH afecta al 2,8% de los adultos y tiene consecuencias en su salud, trabajo y relaciones", dice un experto

12

Aún no salgo de mi perplejidad. 

Una conocida me ha contado que, al mudarse a otro país, había tenido que volver a ir a un especialista para que le realizara de nuevo el diagnóstico de déficit de atención y así seguir con un tratamiento que le mejora la calidad de vida. A estas alturas, compruebo que mi capacidad de asombro es infinita. No me imagino yo a un enfermo crónico de corazón teniéndose que someter a toda la batería de pruebas diagnósticas para que un cardiólogo le siga tratando en otro país. ¿No son universalmente aceptados los informes de un psicólogo o un neurólogo? Pese a estar recogido en el DSM-5 de la American Psychiatric Association, se ve que el déficit de atención sigue siendo esa entelequia inventada por retorcidas mentes con afán de protagonismo. 

Las personas que tienen déficit de atención verdaderamente sufren el calvario de un camino lleno de obstáculos… para ser tratados, para ser reconocidos, para recibir los apoyos que necesitan y, a mi parecer, lo peor, la incomprensión de los que tienen cerca, ya sean familiares, maestros o compañeros de trabajo. Pero, además, si cambian de país, por lo que se ve, en algunos lugares tienen que, digamos, "renovar su carnet" de inatento oficial.

Muchas personas con TDAH han recorrido un penoso camino hasta saber que no son un desastre, que lo que les pasa es consecuencia de un trastorno del neurodesarrollo con el que se nace y, muy probablemente transmitido de padres a hijos. Es decir, que quien lo tiene no es inatento por dejadez. Les cuesta concentrarse porque ciertas regiones del cerebro no funcionan adecuadamente. No porque no le pongan interés a las tareas, y que justamente muchos cronifican el estrés por el constante sobreesfuerzo que hacen para prestar atención… por mencionar someramente algunas de las consecuencias de tener este déficit.

Muchos, como menciono, han recorrido un pesado peregrinaje por consultas de especialistas, con diagnósticos errados, tratados como aquejados de depresión o ansiedad, cuando lo que les ocurre tenía otra explicación.

Cambiarse de país requiere de una cierta capacidad de adaptación y algunas personas con TDAH llevan regular los cambios de entorno hasta que se hacen al nuevo lugar. Aunque dirán… bueno, a todos nos cuestan los cambios. Realmente sí, pero el estrés que genera ese cambio en una persona con déficit de atención es mucho más alto que el que pueda sentir yo, que no tengo TDAH. Y a ese estrés se le suma el ponerse, nuevamente, en la casilla de salida para que le reconozcan su trastorno.

Sobre este blog

No nos gusta la palabra "discapacitado". Preferimos retrón, que recuerda a retarded en inglés, o a "retroceder". La elegimos para hacer énfasis en que nos importa más que nos den lo que nos deben que el nombre con el que nos llamen.

Las noticias sobre retrones no deberían hablar de enfermitos y de rampas, sino de la miseria y la reclusión. Nuria del Saz y Mariano Cuesta, dos retrones con suerte, intentaremos decir las cosas como son, con humor y vigilando los tabúes. Si quieres escribirnos: retronesyhombres@gmail.com

    Autores

Etiquetas
Publicado el
29 de junio de 2021 - 22:56 h

Descubre nuestras apps