Los enfermos y afectados por la hepatitis C anuncian nuevas movilizaciones y encierros

Concentración frente el Ministerio de Sanidad para reclamar tratamiento para los enfermos de Hepatitis C. \ M.D

"No vamos a parar las movilizaciones hasta que pongan nuestro dinero encima de la mesa y nos den una solución. La vida humana no tiene precio". Así de contundete se ha mostrado Mario Cortés, presidente de la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C (PLAFHC), que este sábado ha congregado a centenares de personas frente al Ministerio de Sanidad para reclamar al Gobierno 'Tratamiento para tod@s'.

Los enfermos de hepatitis C encerrados rechazan que haya un número limitado de tratamientos con Sovaldi

Los enfermos de hepatitis C encerrados rechazan que haya un número limitado de tratamientos con Sovaldi

Camisetas rojas con la inscripción 'los recortes matan' se han impuesto en un acto con numerosas pancartas que instaban al suministro urgente de medicación avanzada. 'Hartos de mentiras', rezaba una de ellas. Rosa María, miembro de PATUSALUD, se quejaba de que "con tantos recortes, nos están quitando la propia vida". "Hay una solución y no la quieren dar".

Fue la propia Ana Mato, titular de la cartera sanitaria hasta el pasado 26 de noviembre, la que prometió que Sanidad financiaría el 'Sovaldi', un fármaco que presenta un porcentaje de cura del 95%, a partir del 1 de octubre. "Tan sólo se han suministrado a casos muy, muy avanzados, en los que ya no es efectivo", sostiene Rosa María.

Florencio Álvarez, enfermo con cirrosis hepática, denuncia que "la interpretación que el Gobierno hace de 'los más graves' no es la misma que la de los hepatólogos de más prestigio de este país. No quieren negociar con los laboratorios, ni copiar patentes. Es un genocidio".

La indignación por el suministro a cuentagotas llevó a un grupo de personas de la plataforma a encerrarse hace dos semanas en el hospital Doce de Octubre para exigir que Sovaldi se dispense de acuerdo a criterios médicos, sin cortapisas económicas. Todavía continúan dentro a la espera de una solución.

A la protesta ha acudido la sobrina de María Teresa Casas, fallecida la noche del pasado sábado en el hospital Severo Ochoa de Madrid tras 30 años de enfermedad. Otra de las asistentes que más atención ha recibido ha sido Isabel Carmona, de 90 años: "La enferma es mi hija; si le pasa algo, al primero de esta panda me lo comía".

Personajes públicos como Shangay Lily ("Vengo porque no quiero ser cómplice de más asesinatos") y representantes políticos como Juan Carlos Monedero, Tomás Gómez o Antonio Miguel Carmona también han estado presentes en la concentración.

Etiquetas
Publicado el
27 de diciembre de 2014 - 17:02 h

Descubre nuestras apps

stats