La España de la mascarilla obligatoria a todas horas: dónde, cuándo y con qué excepciones

Un hombre camina por la calle protegido con mascarilla.

La mascarilla obligatoria para mayores de seis años sin importar la distancia entre personas se instala en España, pero no en todas partes ni con la misma fórmula. Desde que la Generalitat de Catalunya tomara la decisión de imponer su uso en casi cualquier circunstancia, otras quince comunidades autónomas han seguido esta línea, aunque con matices.

La obligación ya está activa en Catalunya, Extremadura, Baleares, Euskadi, La Rioja, la Región de Murcia, Aragón, Navarra, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Comunidad Valenciana, así como en Melilla y Ceuta, mientras que Canarias, por el momento, no la han implantado. La Comunidad de Madrid ha sido la última en imponer la norma, que entra en vigor este jueves 30 de julio.



Con todo, los responsables de estas medidas han admitido que se trata de un recordatorio de que la COVID-19 sigue activa y el virus circulando e infectando. De hecho, el director general de Salud Pública de Aragón, Francisco Javier Falo, ha asegurado este lunes que, si se siguieran las indicaciones del decreto de nueva normalidad, que pide llevar la mascarilla si no puede mantenerse distancia, "no habría hecho falta sacar una orden. No es que cambie la evidencia científica". Así que, ¿cuándo hay que llevarla? ¿Dónde? ¿Cuál son las excepciones?

La playa y la piscina

Las órdenes redactadas por Murcia, Baleares, Navarra, Comunidad Valenciana y Melilla explicitan que no habrá obligación de llevar esta protección facial en la playas. En Cantabria, será imprescindible llevarla puesta en los accesos, pero se podrá prescindir de ella para tomar el sol, bañarse y pasear, siempre y cuando esté garantizada la distancia interpersonal de 1,5 metros. En Galicia solo se puede prescindir de ella al bañarse o mientras se permanece en la arena, pero debe utilizarse para pasear. Catalunya, Andalucía y Ceuta no han incluido esta excepción en su texto legal, por lo que al acceder a las playas hay que llevar puesta una mascarilla.

Algo parecido ocurre en las piscinas. La Región de Murcia, las Islas Baleares, la Comunidad Foral de Navarra y Castilla y León han considerado que en esos ambientes puede prescindirse de la máscara si hay espacio suficiente. Entre las comunidades que ya han pormenorizado sus directrices, no se aplica este alivio a la norma en Aragón, Extremadura, Catalunya, Andalucía y La Rioja. Galicia permite quitársela cuando los ciudadanos estén en el agua o permanezcan quietos en la toalla, pero no al moverse por el recinto, al igual que Castilla - La Mancha.

Bares y terrazas

Las órdenes ya preparadas explican que debe llevarse la mascarilla menos en el momento de comer o beber. Catalunya, La Rioja, Navarra, Extremadura, Castilla y León, Aragón, Galicia y Castilla-La Mancha han especificado las terrazas en la obligación. El director general de Salud Pública de La Rioja, Enrique Ramalle, ha explicado este lunes que "en el caso de estar en una terraza tomando algo, solo podrá quitarse la mascarilla cuando se vaya a consumir alimentos o bebidas". En Aragón, el Gobierno ha dicho algo parecido: en los locales de restauración, una vez ingerido o bebido, al estar hablando sí habrá que llevarla bien puesta, es decir, cubriendo boca y nariz.

El Ejecutivo de Murcia lo ha expresado así: "Excepto en el consumo de comidas o bebidas en los bares y restaurantes". En las Islas Baleares se prevé su uso dentro de los restaurantes hasta el momento de comer o beber. Allí, el consejero delegado de Meliá Hotels International, Gabriel Escarrer, lanzó un mensaje contrario durante la asamblea general donde dijo que solo anunciar la medida ya había "perjudicado" la reserva de plazas hoteleras de "forma importante". El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha ha resumido que "se debe utilizar en la vía pública, en los espacios al aire libre. y en cualquier espacio de uso público o que se encuentre abierto al público".

Deporte al aire libre

Salir a correr, en bicicleta o practicar otro tipo de deporte, siempre que sea al aire libre, se queda fuera de la obligación. La mayoría de las comunidades que ya han regulado pormenorizadamente la obligación de cubrir boca y nariz en casi todo momento han hecho una excepción con estas actividades. Catalunya, Andalucía, La Rioja, Navarra, Baleares, Murcia, Aragón, Extremadura, Castilla y León, Galicia, Melilla y Ceuta han especificado que puede no llevarse la mascarilla al realizar deporte en exteriores y la Comunidad Valenciana ha ampliado la excepción a las actividades infantiles y juveniles de ocio, mientras se permanezca con el grupo de convivencia estable. En este apartado hay algunos matices: en Aragón se aplica la excepción al deporte individual mientras en Extremadura y Castilla - La Mancha se incluye el deporte colectivo, según la explicación del consejero de Sanidad, José María Vergeles. En Galicia tampoco es obligatorio el uso de mascarilla en los centros deportivos, siempre que se pueda mantener la distancia de seguridad.

Motivos de salud

Es la excepción común en todos los territorios y que estaba ya incluida en el decreto de nueva normalidad redactado por el Ministerio de Sanidad. Las personas con una enfermedad que pueda verse agravada por cubrirse la boca o la nariz, las que no tengan autonomía para ponerse o quitarse la mascarilla o que tengan alguna condición que impida su utilización.

Las autonomías que han avanzado que seguirán un camino parecido, Asturias, Navarra o Cantabria están en fase de redacción de sus propias órdenes en las que se debe explicar y especificar la obligación y sus excepciones.

Las comunidades donde no es obligatorio

En el otro lado está Canarias. El presidente castellanomanchego, Emiliano García Page, ha afirmado este lunes que "conviene que la decisión se tome en el conjunto del país".

Etiquetas
Publicado el
13 de julio de 2020 - 22:10 h

Descubre nuestras apps

stats