La portada de mañana
Acceder
Un tercio de las oficinas de la Seguridad Social, en riesgo de cierre
La promesa del final de las mascarillas anticipa otra guerra política
Opinión - Apoteosis cuñada, por Antón Losada

España, 'paraíso' de Marcial Maciel: el fundador de la Legión abusó de decenas de menores en Salamanca y Ontaneda

Marcial Maciel, bendecido por Juan Pablo II

170 menores. Víctimas de 27 sacerdotes, 16 de los cuales continúan siéndolo porque en la justicia canónica, como en la civil, los delitos de abusos a menores siguen prescribiendo, y muchos curas violadores –la mayoría– mueren sin responder de sus delitos, de sus pecados. Estas son las cifras, actualizadas, de la pederastia en la Legión de Cristo, la congregación fundada por el que probablemente haya sido el mayor depredador de menores en la historia de la Iglesia católica, Marcial Maciel Degollado.

El informe, que actualiza el presentado el pasado año, reconoce que los pederastas de la Legión de Cristo tuvieron en nuestro país uno de sus rincones preferidos. Así, la congregación admite que al menos seis de los 27 curas abusadores que albergó en su seno (más de la mitad siguen dentro de la orden) operaron en nuestro país, fundamentalmente en los seminarios de Salamanca y Ontaneda. El pequeño pueblo cántabro fue el escenario favorito de Maciel. Pese al ejercicio de transparencia, poco más sabemos: ni los nombres de los abusadores (salvo el de Maciel), ni el número de sus víctimas en España. Sólo tras reiteradas preguntas, una portavoz de la Legión apunta a que al menos hubo una veintena de abusados en nuestro país.

Sí se sabe que al menos fueron 170 los menores abusados en la congregación, en su gran mayoría niños y adolescentes de entre 11 a 16 años. Son seis casos más de los que se reflejaban en el informe anterior. "En 2020 han surgido seis denuncias por presuntos abusos a menores acusando a sacerdotes no incluidos en el Informe 1941-2019. Estas denuncias se refieren a presuntos hechos sucedidos entre 1970 y 2013, recalca el informe, que asegura no haber recibido ninguna denuncia contra miembros de su congregación desde 2016.

¿Y qué pasó con los españoles? En una comunicación a los legionarios, su director territorial, Javier Cereceda, admite los abusos "en nuestro noviciado de Salamanca o en alguno de los dos seminarios menores que tuvimos en España, especialmente en el de Ontaneda (Cantabria)", donde se produjeron la mayor parte de las violaciones. En especial, las de Marcial Maciel.

"Sufrimos con su dolor y deseamos su sanación. Expreso nuestra firme determinación para ponernos a su servicio en la escucha y en cuantas acciones encaminadas a la sanación y a la reparación sean necesarias", apunta Cereceda, que admite, por primera vez, que se pagarán indemnizaciones. Aunque no sabemos cuántas ni a quiénes, porque el informe no lo dice.

Pero, ¿cuántos menores fueron abusados en España, durante cuánto tiempo, por quiénes? Poco, o nada, sabemos. Sólo que los abusadores en nuestro país fueron seis, y que todos ellos actuaron "varias veces". No sabemos sus nombres, ni el número total de víctimas, pues al ser casos prescritos, les ampara la ley de Protección de Datos, justifican en la orden. El único nombre que se aporta es el del fundador, Marcial Maciel Degollado. 

Dos de los seis curas abusadores ya han fallecido, y sobre tres están aún activos procesos canónicos. Ninguno de ellos está en España. No tienen ministerio público y siguen sus respectivos planes de seguridad en los lugares donde residen. Salvo el de Maciel, "se publican con el nombre codificado por razones legales, aunque la Congregación en otros países ha procedido a la publicación con el nombre y apellidos completos, nombre y siglas de apellidos o siglas de nombre y apellidos dado que los marcos legales sí lo permiten".

Solo dos condenados

A nivel global se constata que los informes llegan tarde, muy tarde. Así, de los 27 sacerdotes abusadores, tres fallecieron sin ser juzgados civilmente, mientras que solo dos han sido condenados por la vía penal. "Los demás, hasta ahora no han sido procesados por diversos motivos, como la situación legal en los diferentes países o los plazos de prescripción", admite el informe. Sólo dos de los 27 depredadores fueron condenados por los tribunales.

En cuanto a la justicia canónica, dos de los 27 sacerdotes fallecieron sin ser juzgados, 16 fueron sancionados, ocho están actualmente en un procedimiento canónico y uno recibió la dispensa del ministerio sin juicio. "Se ha solicitado a la Santa Sede considerar el levantamiento de la prescripción de ocho de estos casos para que puedan ser juzgados", señala el informe, que indica que "todos los casos de los 16 sacerdotes que han cometido abuso y siguen en la Congregación de los Legionarios de Cristo han sido presentados a la Congregación para la Doctrina de la Fe". Porque más de la mitad de los ellos continúan siendo miembros de la Legión.

La congregación asegura que desde 2016 no se ha recibido denuncia alguna, y que "se ha llevado a cabo un proceso de reparación y reconciliación con unas 50 de estas víctimas, con la intención de abrir el mismo proceso a todas las víctimas que lo deseen". Preguntados por este diario, la congregación no ha sabido decir cuántas víctimas españolas se han acogido a este derecho, ni cuántos supervivientes en el mundo han sido indemnizados económicamente.

Informe de la Legión de Cristo sobre los abusos en la congregación desde 1941 by Jesús Bastante on Scribd

Toda la información en www.religiondigital.org

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2021 - 22:53 h

Descubre nuestras apps

stats