La portada de mañana
Acceder
Empresas y administraciones se resisten al teletrabajo pese a la explosión de contagios
El panorama para quien suceda a Salvador Illa
Opinión - Romper el tablero, por Esther Palomera

El Gobierno permitirá que se hagan más contratos que jubilaciones en la Universidad por primera vez desde 2010

Alumnos de la escuela de Industriales de la Universidad Politécnica de Valencia durante el retorno, este lunes, de las clases presenciales. EFE/ Biel Aliño

Aprobación de presupuestos mediante, las universidades van a empezar a recuperar parte del personal permanente que han perdido en los últimos años como consecuencia de los recortes de la pasada década. Por primera vez desde la anterior crisis, cuando se congeló la tasa de reposición y no se cubrían las jubilaciones de profesores y personal de administración, los rectorados podrán contratar más gente de la que pierden: el Gobierno subirá la tasa de reposición al 110%, lo que significa que por cada diez jubilaciones podrá haber once contrataciones, según ha explicado el ministro, Manuel Castells, este viernes.

Esta medida se complementa con una disposición "técnica, pero fundamental", ha añadido el ministro, por la que se autoriza a que dentro de una comunidad autónoma las universidades, o incluso las administraciones que no necesitan su tasa de reposición íntegra puedan transferirla a otros centros. "Este es uno de los temas que siempre aparecía cuando visitaba las universidades" antes de la pandemia, ha asegurado Castells a través de una videoconferencia en la que ha desgranado los presupuestos de su departamento.

El Ministerio de Universidades duplica su presupuesto para el año que viene. El departamento dispondrá, si se aprueban las cuentas tal y como están, de 462 millones de euros para 2021. Algo menos de la mitad, 203 millones de euros, provienen del fondo europeo para la recuperación. Esta partida no incluye las becas universitarias, una partida que ascenderá a unos 1.260 millones de euros que gestiona el Ministerio de Educación. El presupuesto de las tres carteras relacionadas con la Educación, en su más amplio espectro que incluye la Investigación, sube entre un 70% y un 80% en las cuentas del estado para 2021 gracias a los fondos europeos. Castells ha insistido en que solo el 3% del presupuesto del ministerio se va a destinar a "la maquinaria" (esto es, gastos de personal y funcionamiento) y el 97% "le va a llegar a la ciudadanía".

Una década congelada

Con esta medida, el ministerio pretende colaborar en el rejuvenecimiento de las plantillas universitarias, que se han envejecido en los últimos años, en parte como consecuencia de la congelación de la tasa de reposición que implantó José Luis Rodríguez Zapatero en 2010. El presidente socialista la rebajó al 30% (solo se reponían tres de cada diez jubilaciones), cifra que su sucesor, Mariano Rajoy, bajó al 10%. En los últimos años había subido hasta el 100%, lo que detuvo la sangría pero no traía sangre nueva. Solo se dejó de perder personal permanente. En algunos casos, explican los sindicatos, podían llegar al 108% si respetaban la estabilidad presupuestaria. La consecuencia de casi una década de no reponer las jubilaciones fue, además del mencionado envejecimiento – que lleva a que el 90% de los catedráticos de Universidad se vayan a retirar en la próxima década–, la precarización de las plantillas, porque las clases había que darlas igual. Como no se podía contratar funcionarios, se tiró de figuras laborales precarias –profesores asociados, en su mayoría– para cubrir las vacantes.

Respecto a los asociados, el ministro también ha explicado que tendrán que esperar a 2021 para la reforma de esa figura. El ministerio está negociando estos días el nuevo estatuto del PDI, destinado en teoría a acabar con la precariedad de este colectivo, que está sosteniendo la docencia a razón de cinco euros la hora en ocasiones. Pero hasta que no haya estatuto, ha explicado Castells, no habrá estabilización específica para ellos, con lo que tendrán que esperar a los próximos presupuestos.

De momento, según ha comentado el subsecretario de Universidades, Luis Cerdán, los asociados podrán beneficiarse de manera indirecta del aumento de la tasa de reposición. Si otras figuras docentes de la universidad optan a estas nuevas plazas –los contratados doctores, etc.–, ha explicado, los asociados a su vez podrán beneficiarse de esas otras plazas intermedias liberadas.

Universidades también destina dos partidas a la "recualificación de la capacidad docente investigadora" en España a través de dos programas, aunque no son nuevos. Por un lado, aumenta la partida destinada a los investigadores predoctorales de Formación del Profesorado Universitario (FPU) un 10% hasta los 87 millones de euros con los que se ofertarán 1.050 plazas, 200 más que las 850 actuales (un 23% más). El presupuesto también destina 129 millones de euros para un programa destinado a postdoctorales que incluye ayudas a la movilidad. Estos programas no están específicamente destinados para ellos, ha explicado Castells, pero también están abiertos a los profesores asociados.

Además, aunque la gestión la realiza el ministerio de Educación, Universidades recuerda que la reforma que hizo el Gobierno del sistema de becas ha conllevado un aumento de la partida de becas un 35% (515 millones extras para alcanzar los 2.090 millones de euros) y se han duplicado los beneficiarios de una beca completa, que pasan de 89.000 a 176.000. También quedarán exentas de pagar la matrícula las familias que este año hayan tenido una pérdida sobrevenida de ingresos por la pandemia y puedan optar al Ingreso Mínimo Vital (las becas se conceden con la información económica del año anterior, lo que habría dejado a muchas de estas familias fuera)

Por último, el ministro también ha informado, sin entrar en detalles, de un plan para utilizar los 70 centros territoriales de la UNED "para dinamizar y contribuir al desarrollo" de áreas deprimidas o vaciadas de población.

Etiquetas
Publicado el
30 de octubre de 2020 - 12:31 h

Descubre nuestras apps

stats