La portada de mañana
Acceder
La vacuna contra la COVID-19 será hasta diez veces más cara según el laboratorio farmacéutico que la fabrique
Kamala Harris: heredera de Barack Obama y símbolo de una nueva generación
Opinión - El debate que ya existió, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Idean en la URJC un nuevo método de detección rápida y económica de Covid-19

Exterior del edificio del rectorado de la Universidad rey Juan Carlos (URJC) en Móstoles (Madrid).

EFE

0

El grupo de investigación 'Covinirs', integrado por científicos de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y de la empresa Boscalia Technologies, ha ideado un innovador método "de diagnóstico rápido, económico y fiable de la enfermedad Covid-19" basado en técnicas espectroscópicas.

Este método, que está en fase de desarrollo, podría ayudar a los sanitarios a reconocer en cuestión de minutos los casos de Covid-19, planteando "una posible solución a muchos de los problemas que presentan las técnicas de diagnóstico que se están empleando", destacan desde la universidad en una nota.

"La detección actual por PCR es fiable y sensible, pero relativamente lenta, cara y necesita de equipos y personal especializado para su realización", aseguran los investigadores, que añaden que "los tests serológicos rápidos son más costosos y pueden presentar una baja fiabilidad en el diagnóstico".

Además, en ambos casos, se depende del suministro de unos 'kits' y reactivos por parte de los productores y fabricantes, lo que supone acudir a "un mercado que se encuentra saturado por la actual pandemia".

Para evitar estos problemas, el equipo científico de la Rey Juan Carlos está empleando la técnica de espectroscopía del infrarrojo cercano (NIRS, por sus siglas en inglés), extendida en otras aplicaciones científicas e industriales, que ofrece como principales ventajas la rapidez de resultados (menos de un minuto) y la facilidad de uso.

"Esta técnica no requiere tratamientos previos ni uso de reactivos, no destruye las muestras, no resulta tóxico ni peligroso y un solo equipo puede realizar cientos de análisis diarios, abaratando notablemente los costes de su aplicación", recalcan los investigadores.

Desde la universidad insisten en que la técnica NIRS se trata un método óptico de diagnóstico "no invasivo" que se basa en registrar la absorción o la reflectancia de una muestra sobre la que incide un haz de luz en el rango del infrarrojo cercano.

"Dependiendo de la composición química y la estructura interna de la muestra analizada, la señal que capta el espectrofotómetro es diferente y queda plasmada en forma de un espectro que representa una 'huella dactilar metabolómica' única", explica el equipo científico.

A continuación, mediante el empleo de diversas herramientas estadísticas, se crea un modelo predictivo que permite clasificar cada nueva muestra analizada unos pocos segundos, sin la necesidad de emplear reactivos y pudiendo hacer cientos de análisis diarios.

La mayor parte de las aplicaciones médicas de la espectroscopía Vis-NIR se han dirigido a la determinación de la oxigenación de la hemoglobina y, por su capacidad no destructiva y no invasiva, se está utilizando ampliamente para estudios funcionales y patofisiológicos del cerebro y el músculo, entre otras.

El grupo de investigación ha comenzado ya un estudio con muestras de varios cientos de pacientes infectados y no infectados, alcanzando unos resultados previos "prometedores".

"Si se dedican los medios humanos y materiales adecuados, esta técnica podría aplicarse en cuestión de meses, proporcionando a los sanitarios una herramienta de diagnóstico a partir de una muestra no invasiva tomada directamente de la nariz o la boca y complementando los análisis realizados por medio de otras técnicas", añaden.

Para llevar a cabo el proyecto, el grupo 'Covinirs' cuenta con la colaboración directa del Hospital Clínic de Valencia (a través del INCLIVA y la Generalitat Valenciana), el Hospital Universitario Fundación Alcorcón, el Hospital Gregorio Marañón y el Hospital Rey Juan Carlos y la Universidad Complutense de Madrid.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2020 - 13:34 h

Descubre nuestras apps

stats