Las Marchas de la Dignidad reclaman un año después "Pan, techo y trabajo"

Las Marchas por la Dignidad confluyen en la plaza de Colón. / Fátima Caballero

La lluvia y el frío no han impedido que un año más las Marchas de la Dignidad llegadas de toda España hayan reunido a miles de personas en Madrid, una cita en la que como principal consigna han reivindicado "Pan, techo y trabajo". Columnas procedentes de todos los rincones del país han unido a catalanes, andaluces, manchegos, asturianos, murcianos... que han coincidido en reclamar una sociedad más "justa e igualitaria".

Un gran escenario ha presidido la plaza de Colón, en el que alrededor de las 18.15 horas ha comenzado la lectura del manifiesto. Por la tarima han ido pasando los representantes y portavoces de las nueve columnas, coincidiendo todos ellos en que este año, cargado de citas electorales, es el del "cambio". "De norte a sur, de este a oeste; la lucha sigue, cueste lo que cueste", ha sido vitoreado por varios de los portavoces, al grito de las miles de personas presentes.

Cada marcha llevaba consigo las banderas de su región y colectivos como grupos sociales y sindicatos han llenado de color una jornada gris en la que las nueve columnas de las Marchas de la Dignidad han defendido los servicios públicos, así como un "empleo digno". Poco antes de la celebración de los comicios andaluces y en plena jornada de reflexión, los activistas andaluces llegaban a Colón alrededor de las 18.10 horas vitoreando las consignas "hay que echarles" y "construir el poder popular".

"Queremos que cambien muchísimas cosas, además creemos que el cambio empieza en Andalucía", ha reclamado a eldiario.es María del Carmen, llegada desde Sevilla en su segundo año en las marchas. José, a su lado y originario de Málaga, ha reivindicado trabajo para los numerosos jóvenes que tienen que emigrar pese a ser Andalucía "una tierra rica con muchas posibilidades".

"Hay que echarles y estaremos en la calle hasta que se vayan", afirmaba Lidia. David, de 17 años, llega desde Castellón y asegura que quiere "defender la definición de la palabra 'dignidad', porque el presente pertenece a la clase trabajadora". Sergio ha venido de Galicia para "luchar por los derechos y sumar con las propuestas de todos". "Aunque aseguren que los recortes han finalizado, solo lo han hecho para unos pocos", explica Carles, que ha venido desde Barcelona por segundo año consecutivo y afirma que no va a dejar de hacerlo hasta que la situación del país no cambie.

"Pan, techo, trabajo y dignidad" ha sido el lema de la protesta y el más repetido durante la marcha que ha comenzado tras la actuación de la banda Solfónica. Pero las quejas por los recortes en servicios sociales como la sanidad, la educación o la dependencia y el rechazo a la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida como 'ley mordaza', también han protagonizado la jornada.

Algunos dirigentes de formaciones políticas como Izquierda Unida, Podemos o Equo han acudido a la manifestación después de haber hecho un llamamiento a "tomar la calle" este sábado y de lanzar vídeos de apoyo a las 'columnas'. La manifestación se enmarca dentro del calendario de movilizaciones previsto por la organización que agrupa más de 300 colectivos y agentes sociales y que ha convocado una huelga general para el próximo 22 de octubre con la que pretende "echar un pulso" al Gobierno antes de los comicios generales. De hecho, 'Caminando hacia la huelga general' es otro de los lemas de la manifestación de este sábado.

17 detenidos tras finalizar la manifestación

La policía detuvo a 17 personas, que fueron trasladadas a Moratalaz, según confirmaron a eldiario.es fuentes de la Delegación del Gobierno de Madrid. Según estas mismas fuentes, algunos de los arrestados habían levantado barricadas cerca de la calle Desengaño una vez finalizada la manifestación en Colón. La Delegación del Gobierno aseguró que al menos uno de los detenidos se encuentra actualmente procesado judicialmente por las Marchas de la Dignidad del año pasado. Al parecer –según esas mismas fuentes– se trataría de un grupo radical "que no pertenece a los manifestantes" de las marchas, al que "se esperaba" y que la policía "tenía localizado".

Tres de los diecisiete detenidos ayer en Madrid tras las Marchas por la Dignidad son menores de edad y otros tres tienen antecedentes policiales, uno de ellos un joven que ya fue arrestado el año pasado durante la misma convocatoria. Se les acusa de desórdenes públicos y a algunos de ellos, de daños. Todos son españoles, salvo tres originarios de Marruecos, Polonia y Perú.

El Gobierno de Madrid movilizó a 1.100 agentes de las Unidades de Intervención Policial, con el apoyo de agentes de la Policía Municipal y de la Guardia Civil para diferentes labores. La calle Génova, donde se encuentra la sede del Partido Popular en la capital, fue blindada, una vez que todas las columnas llegaron a Colón, por vallas y agentes que impedían el acceso.

Etiquetas
Publicado el
21 de marzo de 2015 - 21:13 h

Descubre nuestras apps

stats