El 'pasaporte' COVID: qué es y cómo usarlo para viajar por Europa

El certificado sería gratuito, se podrá presentar en formato electrónico o en papel y estará disponible en inglés y en la lengua oficial del país que lo emita

España dispondrá del Certificado Digital COVID a partir del 1 de julio, la fecha fijada por la UE para su puesta en marcha. Este documento certificará si el ciudadano español ha sido vacunado, porta anticuerpos porque ha pasado la enfermedad o dispone de un test negativo, por lo que podrá moverse libremente por los países de la Unión Europea. No es un requisito obligatorio pero sirve para agilizar los trámites.

Las vacunas que permiten obtener este certificado son las cuatro que están aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA): Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen.

Eso sí, el presidente del Gobierno ha anunciado este viernes que, aunque el certificado llegará el 1 de julio, las ventajas para las personas con la vacunación completa llegará a partir del 7 de junio, cuando España abrirá sus puertas a los turistas vacunados.

¿Cuánto vale, dónde se consigue y qué tipo de documento es?

Es un código QR con una firma digital para protegerlo de la falsificación, que expedirán las Comunidades Autónomas gratuitamente. No serán necesarias las esperas en los aeropuertos ni ningún test adicional. El QR se puede almacenar en el móvil pero quien lo desee podrá pedirlo en papel. 

Los centros emisores de los certificados, que serán las autoridades sanitarias, tendrán su propia clave de firma digital para poder generar los códigos y estos se almacenarán en una base de datos segura en España.

La información que contiene el llamado "certificado digital COVID de la UE" es el nombre, la fecha de nacimiento, la fecha de expedición, la información pertinente sobre la vacuna, la prueba COVID o la presencia de anticuerpos, así como un identificador único.

Viajar a España

Desde Europa: hasta que el resto de países comunitarios implementen el certificado digital, habrá una serie de plazos y requisitos. Los países europeos catalogados como seguros o de semáforo verde, según los códigos del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), pueden llegar desde ya sin restricciones sanitarias. Para los ciudadanos de países europeos catalogados con los colores naranja, rojo y rojo oscuro que quieran venir a España antes del 7 de junio, deberán acreditar una PCR de su país de origen. A partir del 7, bastará con el certificado de vacunación.

Desde el resto del mundo: para los visitantes no comunitarios, a partir del 24 de mayo los viajeros que salgan de los países seguros no comunitarios Reino Unido, Japón, Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Israel, Corea del Sur, Tailandia, Ruanda y China también por motivos no imprescindibles podrán venir a España si acreditan la pauta completa de una vacuna aceptada por la EMA o por la Organización Mundial de la Salud, sin mayores requisitos sanitarios.

A partir del 7 de junio se abrirá las puertas del turismo al resto de países, entre los que se encuentra Estados Unidos, siempre con la vacunación completada.

La UE ha decidido que sean las cuatro vacunas aprobadas en el territorio común las que validan el documento, pero España puede decidir por su cuenta ampliarlo a otras vacunas como Sputnik o Sinopharm.

Españoles por el mundo

Francia ha sido el primer país europeo en comenzar a probar el certificado digital COVID desde el pasado 29 de abril. Desarrolló una app para volar desde la Francia continental a Córcega y los territorios de ultramar franceses. En el país galo podrán leer los códigos tanto las líneas áreas como la policía y los servicios de aduanas. Los países miembros están actualmente en la fase de desarrollo tecnológico para ponerlo a disposición de sus ciudadanos durante el mes de junio.

Este certificado digital COVID de la UE facilita los trámites pero en realidad ya hay una serie de países que admiten viajeros que puedan acreditar la vacunación con la pauta completa, sin obligación de guardar cuarentena ni hacer un test de antígenos, en general con una carencia de dos semanas tras la inoculación de la vacuna y no más de seis meses después. Son: Italia, Grecia, Alemania, Croacia, Dinamarca, Chipre, Malta (a partir del 1 de junio), Eslovenia, Polonia, Estonia y Rumanía.

Los ciudadanos españoles que no dispongan del ‘pasaporte’ COVID también podrán viajar, ya que no es un documento obligatorio, pero el proceso será más lento. Además, este certificado sirve como acreditación de las pruebas de vacunación en cualquier lugar de la Unión Europea, algo que se podría exigir al viajero en regiones con restricciones.

Etiquetas
Publicado el
21 de mayo de 2021 - 16:33 h

Descubre nuestras apps

stats