Qué sabemos del primer caso de gripe aviar H5N1 en humanos detectado en España

Detectan en Guadalajara el primer caso de gripe aviar en humanos de España

Science Media Center


0

El Centro Nacional de Microbiología ha confirmado el primer positivo por gripe aviar H5N1 en un ser humano detectado en España, según adelantó ayer Animal's Health. Se trata del trabajador de una granja avícola localizada en la provincia de Guadalajara que permaneció asintomático y aislado hasta dar negativo. Es el segundo caso detectado en Europa después de que Reino Unido declarara el suyo en enero de este año. 

¿Qué ha pasado? 

El Centro Nacional de Microbiología ha encontrado el primer positivo por gripe aviar H5N1 en un ser humano en España, según adelantó Animal's Health. Se trata de un trabajador de una granja localizada en la provincia de Guadalajara (Castilla-La Mancha) que sufría un brote entre las aves. El positivo se ha detectado durante las tareas de vigilancia activa a las que se somete el personal de estos lugares. La confirmación llegó el día 27 de septiembre y la muestra era del día 23. El paciente permaneció asintomático hasta dar un resultado negativo el día 28, y no se han encontrado más casos entre el resto del personal. 

¿Qué es eso de la gripe H5N1? 

El influenzavirus A subtipo H5N1 es un virus de la gripe que causa una enfermedad altamente contagiosa y grave en aves, conocida comúnmente como “gripe aviar”. Los números del nombre hacen referencia a dos proteínas de la superficie del virus, hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N), que se usan para clasificar los subtipos de gripe

La gripe aviar, además, se divide en dos tipos: alta y baja patogenicidad (IAAP e IABP, respectivamente). La primera es la mayor amenaza para las aves y las industrias avícolas por la alta mortalidad que causa en los animales, y es la detectada en este caso.

¿Por qué es importante que una persona haya dado positivo en España? 

Se trata de la primera persona en España en la que se detecta un positivo por gripe H5N1. Es, además, el segundo caso en Europa: el primero tuvo lugar en Reino Unido en enero de 2022. No son los únicos países que han encontrado su primer caso este año: Estados Unidos lo hizo en abril.  

Los casos en seres humanos son infrecuentes, pero la tasa de mortalidad puede alcanzar el 60 %, según la OMS. De momento no se transmite bien entre personas y casi todos los casos, hasta ahora, han tenido lugar en gente expuesta a aves infectadas, como sucede con los trabajadores de las granjas. Sin embargo, su alta letalidad, sumada al hecho de que en los últimos años ha habido una explosión de casos en personas y aves, preocupa a los expertos, ante la posibilidad de que el virus mute para contagiarse mejor. 

¿De dónde ha salido? 

La entonces llamada “plaga de aves de corral” se conoce desde finales del siglo XIX, pero la gripe H5N1 se encontró en una oca de China en 1996. Iba a cambiarlo todo: en 1997 se vio que era capaz de saltar entre especies. Infectó a 18 personas en Hong Kong, un tercio de las cuales falleció. En 2003 volvió a aparecer en Asia y desde 2005 ha estado extendiéndose y causando brotes entre aves salvajes y domésticas por todo el mundo. 

La cepa actual de H5N1 se detectó en 2021 y desde entonces ha costado la vida a casi 90 millones de aves teniendo en cuenta solo datos de Estados Unidos y Europa, la mayoría por los sacrificios de ejemplares domésticos para intentar controlar los brotes. 

España, Reino Unido, Estados Unidos… ¿Por qué ahora? 

En los últimos años ha habido una pandemia de gripe aviar H5N1 en diversas partes del mundo que ha provocado el sacrificio de millones de animales y enormes pérdidas económicas. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) catalogó la temporada de gripe aviar de 2021-2022 como la mayor registrada en Europa hasta la fecha, con más de 5.000 casos en 36 países. 

En 2021 hubo más casos que en los cinco años previos combinados, según datos de la Organización Mundial de Sanidad Animal facilitados a The Telegraph. Esto supuso un 462 % más de casos y un 150 % más de muertes en aves en comparación con 2020. Con estas cifras no es de extrañar que el virus tenga más oportunidades de saltar a un huésped humano.

Justo esta semana, el ECDC compartía nuevos datos sobre la temporada de 2021-2022: 2467 brotes en aves de corral, 48 millones de animales sacrificados en Europa y 37 países afectados.

¿Y por qué en España? 

España es muy vulnerable a la gripe aviar por ser destino de más de un millón y medio de aves acuáticas migratorias invernantes procedentes de países infectados. “La población susceptible de aves silvestres y domésticas en España es muy elevada, y el impacto económico potencial es alto dado que el sector avícola español ocupa el segundo lugar en producción ganadera”, explicaban dos investigadoras del Centro de Investigación en Sanidad Animal (CISA) en una tribuna publicada en el Science Media Centre España que analizaba la ola sin precedentes a la que se enfrentó nuestro país este año. 

Ha habido millones de casos en aves, ¿y en seres humanos? 

Según la OMS, entre 2003 y el 31 de marzo de 2022 se han contabilizado 864 casos de gripe A H5N1 en humanos, de los cuales 456 fallecieron (lo que supone una letalidad por caso del 52 %).

No se transmite entre personas y el riesgo reside en las que están en contacto con aves. ¿Puedo infectarme si como pollo? 

No es posible contagiarse comiendo carne cocinada. Los virus dependen de un organismo vivo para sobrevivir, por lo que empiezan a desaparecer en cuanto su hospedador muere. En el improbable caso de que el pollo comprado en el supermercado todavía tuviera virus viables, estos serían destruidos durante la cocción. Sí es importante mantener buenas prácticas higiénicas a la hora de manejar la carne y cocinarla bien, pero los motivos para ello van mucho más allá de la gripe H5N1. 

Según la OMS “un gran número” de infecciones humanas se han relacionado con el sacrificio y manejo de aves infectadas en casa, antes de cocinar. Aunque esto no supone un problema para la mayoría de los habitantes de países desarrollados, que compran en el supermercado, estas son las prácticas de mayor riesgo y las que más hay que evitar. 

¿Me tengo que preocupar por otra pandemia? 

“La mayor incidencia en las últimas epidemias convierte a estos virus en una amenaza para la salud pública. Esto, y el hecho de que sean virus con una alta tasa de mutaciones, obliga a mantener una vigilancia constante tanto en aves como en personas”, advertían las investigadoras del CISA Irene Iglesias y Ana de la Torre en su tribuna. 

“En las dos décadas transcurridas desde que se comunicó en 2003 el primer caso mortal humano de gripe aviar –de un veterinario que atendía una granja de pollos en Países Bajos –, se han registrado más de 1.300 nuevos casos confirmados de infección con alguna de las cepas de gripe aviar de alta virulencia, fundamentalmente de los subtipos H5, H7 y H9”, explica, por su parte, Gustavo del Real, investigador del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria.

“La incidencia global no se puede considerar alta, teniendo en cuenta que en muchos países asiáticos la infección por estas cepas hipervirulentas es frecuente en las aves de corral. Lo que más destaca de esta zoonosis es la alta tasa de mortalidad, que alcanza al 34% de las personas infectadas”, zanja el experto.

Las detecciones de gripe H5N1 en seres humanos no deben preocupar de momento a la población general, pero sí recordarnos que evitar la próxima pandemia requiere de vigilancia activa, esfuerzo, investigación e inversión. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats