eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

La saturación de los servicios de Urgencias de Madrid llega a los juzgados

Las enfermeras del hospital de La Paz denuncian ante el juez de guardia la asistencia inadecuada a pacientes

El escrito hace referencia a que "muchos pacientes pasan más de 48 horas en el servicio" y apunta a la falta de camas

Según los datos del hospital, hay 144 camas menos que hace dos años, aunque la dirección del centro asegura que la atención es "correcta"

Imagen del vídeo mostrado más abajo de los pasillos del hospital

Camas en los pasillos del hospital madrileño Severo Ochoa.

El servicio de urgencias del hospital de La Paz (Madrid), uno de los más importantes de España, ha llegado a los juzgados. El personal de enfermería de este servicio presentó el pasado 2 de abril una comunicación al juzgado de guardia en la que denuncian que "los pacientes no pueden ser atendidos en unas condiciones adecuadas". Ya habían avisado previamente a la gerencia de sus quejas.

El equipo de enfermería acudió al juez tras una serie de comunicaciones a la dirección del hospital que, según los profesionales, no produjo respuesta alguna. La gerencia de La Paz siempre ha mantenido que se da una "correcta asistencia de los ciudadanos" y que se cuenta con "los recursos materiales y humanos necesarios para satisfacer la demanda asistencial de los pacientes, demanda que varía algunos meses del año".

Las enfermeras y enfermeros del hospital realizan un informe diario de la saturación de las urgencias para actualizar su escrito en el juzgado, según han contado ellos mismos. Entre las denuncias que vienen realizando, estos sanitarios aseguran que "muchos pacientes pasan más de 48 horas en el servicio" –recientemente se conoció el caso de una mujer que pasó varios días en Urgencias hasta que consiguieron una cama para ingresarla–, además, "debido a la saturación es necesario pedir dietas de alta ocupación lo que perjudica la calidad asistencial". También explican que "el número de pacientes es muy superior al que debería llevar el personal de urgencias".

En su escrito al juez, explican que se está dando una "alta afluencia de pacientes, incrementada por una derivación desde otros centros hospitalarios". De igual manera dicen trabajar en un lugar saturado lo que provoca "espacio insuficiente entre camas y sillones de pacientes que tienen que estar aislados ". La denuncia incluye aspectos de recursos materiales como "altura de camillas excesiva, sin frenos" y "escasez" de material general. Todas estas apreciaciones y datos ya fueron expuestos a mediados de marzo a lo que el hospital contestó que "no es cierta la falta de material. No hay ninguna restricción económica ni de material en el Servicio de Urgencias".

Según los trabajadores, una de las causas principales de esta "saturación" es el "cierre de camas en las plantas". En este sentido la Asociación Madrileña de Enfermería (AME) ha abundado en que "el origen del problema de la saturación del servicio de urgencias del H. La Paz (…) es el cierre de camas hospitalarias que se ha producido en los hospitales públicos de Madrid en los últimos años". El consejero de Sanidad Javier Rodríguez reiteró el martes 1 de abril –un día antes de que se presentara el escrito al juez– que "no cerramos camas". Las memorias oficiales del hospital reflejan que las "camas instaladas" en 2012 llegaron a 1.227. En 2011 esa cifra fue de 1.318 y en 2010, de 1.371. Esto significa una reducción de 144 camas en dos años, a falta de los datos de 2013. En 2012 se atendieron en La Paz 205.961 urgencias. El año anterior habían sido 216.039.

La secretaria de la AME, Victoria Trujillo, ha contado a eldiario.es que "las urgencias deberían ser un tránsito en el que los pacientes, o bien se van a casa o bien son ingresados en una planta". Según su crieterio, el ala de urgencias "no está diseñado para estancia prolongada. Así, un paciente no puede estar bien atendido".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha