eldiario.es

9

TECNOLOGÍA

Facebook convierte a Maldita y Newtral en sus cazadores de bulos oficiales en España

La red social ficha al medio independiente de verificación y al proyecto de Ana Pastor para su programa de verificación independiente

Su misión será analizar los contenidos sospechosos denunciados por los usuarios, pero también podrán actuar por los que señale su propia comunidad

"Nuestra experiencia muestra que, una vez que una historia es calificada como falsa, somos capaces de reducir su distribución en un 80%", asegura Facebook

Mark Zuckerberg pasa por delante de un logo de Facebook en Menlo Park, la sede de la compañía en EEUU.

Mark Zuckerberg pasa por delante de un logo de Facebook en Menlo Park, la sede de la compañía en EEUU. GTRES

Facebook ha fichado a los dos proyectos de verificación referentes en el contexto español para cazar los bulos que corren por su plataforma. El medio independiente Maldita (autor de iniciativas como Maldito Bulo o Maldita Hemeroteca y colaborador de este medio) y, Newtral, el proyecto dirigido por Ana Pastor, se han incorporado al programa especial de la red social para luchar contra la desinformación.

"Como parte de su programa de verificación de datos externo, verificaremos mensajes, imágenes y vídeos publicados en Facebook. Para ello seguiremos la misma metodología que utilizamos en nuestro trabajo diario, manteniendo la independencia y el rigor", ha informado Maldita. Junto a Newtral y a la agencia de noticias France Presse (AFP), que extenderá su colaboración con Facebook al castellano, formarán el equipo oficial de cazadores de bulos para España. En total, Facebook cuenta con 43 de estos colaboradores por todo el mundo que revisan las comunidades de 22 idiomas.

El programa de verificación de Facebook es una de las inciativas que los de Mark Zuckerberg pusieron en marcha forzados por el escándalo en torno a las noticias falsas que circularon sobre las elecciones estadounidenses de 2016, y que rápidamente se extendió por otras plataformas y procesos electorales.

"Las noticias falsas han sido durante mucho tiempo una herramienta para obtener beneficios económicos o políticos, y estamos viendo nuevas formas de sacar partido de ellas online. Los spammers pueden usarlas para generar clics y generar ganancias. Y la forma en que se han usado en las elecciones recientes y en conflictos étnicos en todo el mundo es censurable", explicó una portavoz de Facebook en un comunicado.

La plataforma resume su estrategia contra la desinformación en tres puntos fundamentales. Por un lado, eliminar "las cuentas y el contenido" que viole sus "estándares comunitarios o políticas de anuncios". Por otro, reducir "la distribución de noticias falsas y contenido no auténtico como clickbait" y, por último, "informar a las personas dándoles más contexto sobre las publicaciones que ven".

Los tres verificadores oficiales que participarán en la estrategia en el contexto español seleccionarán los contenidos a analizar de una lista de noticias, vídeos, links señalados por los usuarios de la plataforma. También de aquellos que, de forma independiente, denuncie su propia comunidad.

"Cuando un verificador califica una historia como falsa, se mostrará más abajo en la sección de noticias, lo que reduce su distribución. Esto detiene la propagación de bulos y limita el número de personas que lo ven", ha explicado Natalia Basterrechea, directora de Asuntos Públicos en Facebook España. "Nuestra experiencia muestra que, una vez que una historia es calificada como falsa, somos capaces de reducir su distribución en un 80%", asegura Basterrechea.

España sigue por detrás

Facebook ha aumentado las herramientas para asegurar la veracidad de los contenidos que se transmiten en su plataforma. Sin embargo, los usuarios españoles siguen por detrás de un buen puñado de países en los que Facebook ha puesto en marcha sistemas más avanzados para vigilar la manipulación política. Es lo que ocurre por ejemplo con los anuncios pagados por los partidos en Facebook: en España sigue siendo imposible rastrear a qué usuarios los dirige cada uno de ellos, así cómo ver el histórico de contenidos promocionados.

Otra de las iniciativas de la plataforma fue aumentar el equipo de moderadores de contenidos. Su misión es censurar aquellos que violen las políticas de la plataforma, pero trabajan en la opacidad absoluta. Como detalló eldiario.es, fuentes y documentos exponen contradicciones con las normas públicas: "Tenemos orden de borrar el contenido sobre Hitler, pero no el de Franco". Esta situación toma especial relevancia en momentos de tensión, como las semanas previas y posteriores al referéndum independentista de 2017.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha