No trabajes en la cama, estos son los motivos

trabajar en la cama

La epidemia desatada por el coronavirus ha traído consigo efectos secundarios muy desagradables. Uno de ellos es el insomnio. La ansiedad por la enfermedad y sus consecuencias económicas, el estrés del trabajo y la vida doméstica, y la falta de luz solar contribuyen a que mucha gente esté durmiendo peor durante esta crisis.

En estas circunstancias, utilizar la cama Para cualquier otra cosa que no sea dormir (o el sexo) solo puede agravar el problema y afectar negativamente a la calidad del sueño. Por ese motivo es muy mala idea llevarse el trabajo o la comida a la cama.

Y no es que falten personajes famosos que trabajaban desde su cama: Truman Capote, Winston Churchill, John Lennon o Frida Kahlo son ejemplos de gente que no salía de su cama (aunque no eran conocidos por tener una salud de hierro precisamente).

Según una encuesta de 2012 la mitad de los trabajadores estudiados en EEUU y el Reino Unido trabajaban desde la cama en algún momento. Con el teletrabajo forzado por el confinamiento de la pandemia de COVID-19, estas cifras solo pueden haber aumentado.

Desde el punto de vista de la ergonomía, trabajar reclinados en la cama sujetando el móvil o la tablet en la cama es un desastre que puede llevar a dolores de cuello, hombros, lumbares, hombro, codo y muñeca. Por no mencionar que en la cama la actividad física es prácticamente nula, y es precisamente moverse de un lado a otro lo que nos mantiene en forma y quema grasa, mucho más que el ejercicio.

Más en Tu mejor yo: NEAT: los beneficios de ser un culo inquieto

Por otro lado cuando el trabajo invade el dormitorio o la cama, hay una asociación mental que hace que la cama ya no sea tan relajante. Se establece un vínculo entre una actividad que estresante (el trabajo) y el lugar donde se realiza. La división de Medicina del Sueño de Harvard respalda la idea de que el trabajo debe tener un lugar distinto del sitio donde duermes, o en cualquier caso, fuera de la cama si se permanece en la misma habitación.

Trabajar desde la cama también diluye las fronteras entre el trabajo y el ocio. Esto puede propiciar la sensación de que estamos trabajando todo el rato, ya que se pierde una separación clara entre el ocio y la relajación el estrés del trabajo.

Este conflicto se puede resolver estableciendo fronteras físicas, separando los lugares donde tiene lugar cada actividad. Otra táctica es establecer una “separación por artefactos”. Siempre que sea posible, por ejemplo, si en el trabajo nos proporcionan un ordenador para trabajar, conviene emplear ese dispositivo solo para el trabajo y, por tanto, no llevarlo nunca a la cama.

Por último, si el trabajo se produce al final del día, se multiplican las posibilidades de que interfiera con el sueño. Por un lado la luz azulada de las pantallas puede reducir la producción de melatonina, el neurotransmisor que nos hace dormir.

Pero además, estaremos activando nuestro cerebro justo en un momento en el que lo más importante es comenzar a relajarse. Al igual que no es posible que un avión aterrice sin disminuir antes su velocidad a medida que se acerca a la pista, no podemos pasar del trabajo al suelo inmediatamente.

Según la Sleep Foundation además de la interferencia con la melatonina usar un ordenador antes de dormir aumenta la sensación de alerta, lo que retrasa las fases REM del sueño y disminuye la calidad del sueño profundo.

El cerebro necesita un tiempo para reducir su actividad. Estar mirando mensajes de correo o listas de bulos en redes sociales en la cama tiene el efecto contrario. Si convertimos la cama en un santuario dedicado al sueño (o al sexo), dormiremos mejor.

¿En qué se basa todo esto?

Ergonomic risk assessment of smartphone users using the Rapid Upper Limb Assessment (RULA) tool

Evaluación ergonómica de los riesgos de los usuarios de teléfonos inteligentes mediante la herramienta de evaluación rápida de las extremidades superiores (RULA)

Los usuarios de teléfonos inteligentes en el estudio actual adoptaron posturas incómodas, y todos tenían altos niveles de riesgo ergonómico al usar sus teléfonos inteligentes. Hubo una correlación significativa entre la puntuación de la RULA derecha y los trastornos musculoesqueléticos del cuello y la parte superior de la espalda.

Twelve Simple Tips to Improve Your Sleep

Doce simples consejos para mejorar su sueño

Puede ayudar a limitar las actividades de la habitación a sólo dormir y a tener sexo. Mantener los ordenadores, los televisores y los materiales de trabajo fuera de la habitación reforzará la asociación mental entre su dormitorio y el sueño.

Balancing Borders and Bridges: Negotiating the Work-Home Interface Via Boundary Work Tactics

Equilibrando fronteras y puentes: Negociando la interfaz trabajo-hogar a través de tácticas de trabajo fronterizo

Descubrimos y clasificamos cuatro tipos de tácticas de trabajo de frontera (conductuales, temporales, físicas y comunicativas) que los individuos utilizaban para ayudar a crear su nivel y estilo ideal de segmentación o integración trabajo-hogar.

High Sensitivity of the Human Circadian Melatonin Rhythm to Resetting by Short Wavelength Light

La alta sensibilidad del ritmo de la melatonina circadiana humana al reajuste por la luz de longitud de onda corta

Estos estudios demuestran que el pico de sensibilidad del marcapasos circadiano humano a la luz se desplaza hacia el azul en relación con el sistema fotópico visual de tres conos, cuya sensibilidad alcanza un máximo de ~ 555 nm.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2020 - 22:14 h

Descubre nuestras apps

stats