eldiario.es

9

Diario Turing Diario Turing

Cómo hacer búsquedas privadas con Google

De la información procedente de las búsquedas, Google deduce el sexo, la edad, el idioma y los intereses del usuario.

Unos antiguos empleados de Google y de la NSA han creado Disconnect Search, que impide a Google, Yahoo o Bing acceder a la información de tus búsquedas.

Google Now llega al iPhone y al iPad

Sólo hay que dirigirse a la página de configuración de anuncios para comprobar lo que Google ha deducido de nosotros mientras navegamos por internet. El sexo, el rango de edad, el idioma y los intereses que tiene el usuario aparecen reflejados según la información que ha recogido la compañía con sus múltiples servicios. Como el rastreo depende de varios factores, en una misma IP y desde un mismo ordenador pueden coexistir diferentes perfiles trazados por Google. Si está iniciada una sesión con Gmail u otro servicio de la compañía, el perfil de usuario será más completo, por lo general, y también variará según el navegador que utilicemos.

Pero tampoco hace falta acceder a la página de configuración de anuncios de Google para saber que este buscador considera de manera distinta a un usuario si ha iniciado sesión o si utiliza un navegador distinto. Esto se refleja en las búsquedas, pues los resultados cambian ligeramente (a veces no tan ligeramente) para adaptarse al perfil de cada uno; un sesgo que en un principio parece positivo pero puede llegar a ser molesto.

La extensión Disconnect Search ha sido lanzada recientemente para proporcionar búsquedas privadas en Google, Yahoo, Bing o cualquier otro buscador. Disponible para Firefox y Chrome, evita que los buscadores obtengan información de las consultas del usuario y modifiquen, basándose en estos datos, los resultados que le muestran.

Esta herramienta ha sido desarrollada por la firma Disconnect, que ya cuenta con otras que cuidan la privacidad del usuario. Y es curioso, porque la empresa se puso en marcha como un proyecto paralelo del por aquel entonces empleado de Google Brian Kennish, en 2010. Un exabogado especializado en derechos del consumidor es también cofundador de la empresa, que ha contratado a otros dos antiguos empleados de Google y, para rizar el rizo, a un ingeniero que trabajó en la NSA (National Security Agency), responsable del espionaje masivo del programa PRISM.

Cómo funciona la búsqueda privada

El objetivo de hacer una búsqueda privada es que el buscador no rastree cuáles son las consultas del usuario y a qué resultados accede. Disconnect Search funciona utilizando técnicas de las redes VPN para ocultar nuestra dirección IP. Las búsquedas pasan primero por los servidores de Disconnect Search, que las hace pasar como si fueran consultas suyas en lugar de las de un usuario concreto.

De esta manera, los buscadores no pueden pasar las palabras clave a los sitios visitados pinchando en los resultados de búsqueda. Todas las consultas están cifradas, por lo que también se impide el acceso a la información a los proveedores de servicio. Ni que decir tiene, la compañía no almacena ningún dato de los que pasan por sus servidores.

Tras este proceso, el usuario recibe los resultados que le serviría Google o cualquier otro buscador si no tuvieran información personal suya almacenada. Si bien, para asegurarse de que las búsquedas no estén condicionadas, primero será necesario borrar todas las cookies del navegador. La extensión hace que las consultas sean ligeramente más lentas, al tener que pasar antes por los servidores de Disconnect.

Herramientas para ocultarse de Google

La red de publicidad de Google, AdSense, es la más extensa de internet. Las búsquedas distan de ser la única fuente de datos de la compañía sobre los usuarios, pues las cookies de Analytics o el servicio de publicidad también recopilan información. Sin embargo, hay algunas maneras de escapar a este rastreo.

Bloqueo de cookies

La propia Disconnect Search cuenta con otras extensiones que impiden que las webs recopilen información sobre quienes las visitan. Con el fin de ofrecer una publicidad personalizada –más efectiva–, los sitios online recogen una gran cantidad de datos sobre sus usuarios. Las herramientas de esta empresa permiten que los anuncios se desplieguen en la mayoría de los casos, al contrario que otros complementos como AdBlock, pero aun así evitan el rastreo.

Otra de las extensiones más populares es Do Not Track Me, disponible para Firefox y para Chrome. No hay que confundirla con el proyecto Do Not Track impulsado por Mozilla, que busca cuidar la privacidad desde el navegador. Esta herramienta ha sido desarrollada por Abine, una compañía especializada en privacidad online. Do Not Track muestra todos los sitios webs que quieren rastrear al usuario, quien puede bloquearlos, impidiendo la instalación de cookies, entre ellas las que manda Google.

También bloquea anuncios que pueden hacer un seguimiento de los pasos del usuario y algunos banners que parecen perseguirnos a lo largo de diferentes páginas webs. En este artículo hablamos de otras herramientas que permiten bloquear cookies de rastreo y hacen lo propio con las de Google Analytics y las de Google AdSense.

Tor, una opción más allá

La red Tor (The Onion Router) está adquiriendo cada vez más popularidad, especialmente tras el escándalo del programa PRISM, aunque también se ha hablado mucho de ella con motivo de la reciente caída de Silk Road. Utilizada habitualmente para burlar la censura y evitar la vigilancia online –de hecho, es una de las herramientas que recomienda la Electronic Frontier Foundation–, este navegador proporciona un anonimato completo a nuestras comunicaciones.

No sólo impide el rastreo de Google y otros sitios webs: las comunicaciones están encriptadas, con lo que dificultará la tarea a cualquiera que desee vigilar nuestra actividad. Su instalación y puesta a punto es más sencilla de lo que se pueda pensar, como hemos contado en la guía para empezar a usar Tor.

Buscadores privados

Indudablemente no son los mayoritarios, pero existen buscadores privados, que no recopilan información de las búsquedas de los usuarios. Han surgido como corriente contraria a Google, Bing y Yahoo, que basan su servicio en la obtención de datos para mejorar sus plataformas y rentabilizarlas.

El motor de búsqueda ixquick ofrece además la posibilidad de hacer clic en los resultados de forma anónima (en el enlace ‘proxy’, situado a continuación de la URL), de tal manera que la página visitada no recogerá información sobre el usuario. El buscador ofrece un acercamiento distinto a la personalización, pues invita a quien lo utiliza a destacar el contenido que considere más importante, algo que se tendrá en cuenta en el futuro.

DuckDuckGo también es un buscador privado comprometido con la privacidad de los usuarios que ha ido ganando cada vez más usuarios. No en vano ofrece varias opciones y niveles de protección. Al mismo tiempo permite bucear en Twitter, Wikipedia o Amazon directamente sin almacenar historial de búsqueda ni de clics.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha