eldiario.es

Menú

Viajes

Japón: 15 consejos para viajar al país del sol naciente

Viajar en tren, visitar un onsen, dormir en un ryokan, pasar por Harajuku, escoger la mejor época, probar los mejores platos, aprender unas palabras o conocer su cultura son algunas de las cosas que no debes pasar por alto.

Japón te sorprenderá, por diferente y por único, pero para disfrutarlo al máximo te vendrá bien tener en cuenta estas recomendaciones para vivir una experiencia más auténtica.

- PUBLICIDAD -
Monte Fuji, Japón

El Monte Fuji, en primavera, luciendo en todo su esplendor.

Japón es uno de esos destinos que ningún gran viajero se debería perder. Un país con una cultura única, tan tradicional como extrovertida, con una tecnología de vanguardia y una de las mejores gastronomías del mundo. Sin duda un país diferente lo mires por donde lo mires, por lo que si estás organizando tu primer viaje a Japón te vendrá bien tener en cuenta unos cuantos consejos viajeros para que disfrutes al máximo tu experiencia nipona.

1. Ni vacunas ni visados

Para viajar a Japón no necesitas solicitar ningún visado si viajas con un pasaporte español, no como ocurre en otros países. Tu pasaporte deberá tener más de seis meses de vigencia antes de su caducidad y con él podrás viajar por el país nipón hasta un máximo de 90 días. Además los viajeros extranjeros que llegan a Japón no necesitan presentar ningún certificado de vacunación independientemente de su país de procedencia.

2. Decide bien en qué época vas

Japón es un país que tiene las estaciones muy marcadas por lo que ofrece caras muy diferentes en los distintos momentos del año. Los veranos pueden ser calurosos y asfixiantes en las grandes ciudades, al igual que los inviernos fríos y nevados. Sin duda los mejores momentos para viajar a Japón son otoño y primavera. Otoño, porque los árboles cambian de color y ofrecen espectaculares paisajes dorados, ocres y rojizos, y primavera porque  el sakura (el florecimiento de los cerezos) lo llena todo de color y todo Japón se convierte en una fiesta. Eso sí, ten en cuenta que es temporada alta de turistas, tanto nacionales como internacionales.

Arasiyama, bosque de bambú Kioto, Japón

El bosque de bambú de Arashiyama, uno de los símbolos de Kioto.

3. Muévete en tren

Sin lugar a dudas la mejor manera de viajar por Japón es en tren. Su red ferroviaria llega hasta prácticamente cualquier rincón y es tremendamente rápido y efectivo, sobre todo si utilizas los trenes bala Shinkansen. Para moverte en tren lo mejor que puedes hacer es comprar un JR Pass, con este billete tendrás incluidos todos los trenes de la red Japan Rail, y es recomendable utilizar la aplicación de HyperDia, donde tendrás toda la información de trenes y trayectos al detalle. Eso sí, ten en cuenta que el JR Pass lo debes de comprar antes de llegar a Japón, al menos un par de semanas antes de tu viaje.

Si vas a viajar a islas más alejadas sí necesitarás utilizar algún vuelo interno o quizá algún que otro autobús si viajas por zonas más montañosas o recónditas

4. Duerme en algún ryokan

Como al viajar lo mejor es vivir experiencias realmente auténticas no deberías pasar por alto la posibilidad de dormir en un ryokan, un alojamiento tradicional japonés, de madera y con puertas correderas de papel. Verás que en él no hay camas, a la hora de dormir el servicio sacará de los armarios los futones que harán de colchón y lo dispondrá todo para que puedas descansar. No son baratos, pero un día es un día.

5. Disfruta de su gastronomía

Si te gusta comer y disfrutas probando cosas diferentes en Japón encontrarás el paraíso. Empezando por el ramen hasta llegar al sushi y al sashimi. Pasando cómo no por la carne de Kobe, el okonomiyaki, el takoyaki, las gyozas, los mochi… y tantas y tantas cosas que harán viajar a tu paladar a un mundo de nuevos sabores. La gastronomía de Japón está considerada una de las más ricas del mundo, ¡aprovéchalo!

6. Wifi portátil o tarjeta SIM

Tener internet en cualquier lugar es algo que te puede venir muy bien, sobre todo cuando quieres comprobar horarios de trenes o itinerarios para llegar a tu próximo destino. Puedes comprar una tarjeta SIM para utilizar tu propio móvil o puedes hacerte con un router portátil (pocket wifi) para tener señal allá donde vayas, incluso lo podrías alquilar por los días que te interese.

7. Relájate en un onsen

¿Sabes lo que es un onsen? Lo podríamos describir como un baño termal donde tradicionalmente los japoneses acuden a lavarse y a bañarse en agua caliente. Están separados por sexos, hombres con hombres y mujeres con mujeres. Una vez dentro y desnudos el primer paso es una pequeña sala con grifos donde enjabonarse y lavarse a conciencia, para después pasar a un baño de agua caliente (a veces realmente caliente) donde uno se relaja y puede charlar con los demás usuarios. Algunos  onsens están en espectaculares enclaves naturales, con aguas termales naturales de origen volcánico, y sin duda son una experiencia que no debería faltar en tu viaje por Japón.

Shibuya, Tokio

El cruce de Shibuya, en Tokio, es posiblemente uno de los pasos de cebra más famosos del mundo.

8. Hazte un seguro de viaje

Por lo que pueda pasar no es mala idea contratar un seguro de viaje si viajas a Japón. Además de que puede cubrir posibles incidencias con los vuelos es importante tener la asistencia sanitaria asegurada, Japón es especialmente caro en ese sentido y cualquier tontería podría convertirse en un disgusto mucho mayor si tienes que pagar de tu bolsillo la asistencia hospitalaria.

9. Tarjetas monedero: Suica, Pasmo e Icoca

En Japón puedes recurrir a diversas tarjetas monedero que te harán la vida mucho más fácil. Tarjetas como la Suica, la Pasmo o la Icoca son recargables con dinero y podrás pagar con ellas en los transportes públicos, como metros, autobuses y trenes locales, así como en incluso en algunas máquinas expendedoras. Son la mejor manera de olvidarse del efectivo, con una única tarjeta lo harás todo.

10. Aprende alguna palabra en japonés

No te servirá para comunicarte pero al menos los japoneses lo apreciarán. Un Konnichiwa (Hola), Arigatō (Gracias), Sayōnara (Adiós) o Sumimasen (Disculpe) a tiempo te harán quedar muy bien. Los japoneses son extremadamente educados por lo que utilizarás y oirás estás palabras constantemente.

11. Lleva suficiente dinero en efectivo

A veces no es tan fácil pagar con tarjeta como nos gustaría por lo que es recomendable llevar encima dinero en efectivo suficiente. Quizá para los transportes públicos utilices las tarjetas monedero que te comentamos pero para las pequeñas compras, sobre todo en mercados y puestos callejeros, necesitarás llevar unos cuantos yenes encima.

12. Entenderte con un taxista

Si coges un taxi verás que puede ser complicado entenderse con los taxistas. Te recomendamos que lleves escrita en japonés la dirección a la que quieras ir, como por ejemplo la del hotel, para que no haya confusiones. Un local con el que te puedas comunicar en inglés te puede ayudar a escribir tu destino con kanjis.

Estatuas Jizo, Japón

Las estatuas Jizo son representaciones del bodhisattva Jizo Bosatsu, guardian de los viajeros, los niños y la maternidad.

13. En Tokio hay que ir a Harajuku

En Tokio hay mil sitios imprescindibles pero uno de los que sin duda no te puedes perder es el barrio de Harajuku. Es la zona más extravagante de la ciudad donde se juntan frikis, góticas, lolitas y un sinfín de personajes llamativos. Muy cerca está el parque Yoyogi donde podrás encontrar un buen grupo de rockabillies japoneses.

14. No te pierdas el purikura

Algo sumamente japonés que siempre ha causado sensación entre los más jóvenes es el purikura. En los enormes centros de recreativos japoneses, especialmente en Tokio, puedes encontrar una especie de fotomatón conocido como purikura, una de esas frikadas que se pueden hacer en Japón. Además de hacerte varias fotos en una cabina después modificas, adornas y maquillas las fotos a tu antojo en una pantalla antes de imprimirlas. Las risas están aseguradas.

15. Comprende las costumbres y creencias

Como en cualquier país diferente al tuyo has de mostrar un gran respeto por todo lo nuevo que te encuentras. Japón tiene unas costumbres y unas creencias muy arraigadas y muy diferentes a lo que estamos acostumbrados en occidente, pero aunque muchas nos pueden chocar en un primer momento comprenderlas no hará más que enriquecer nuestra cultura viajera.

- PUBLICIDAD -