La experiencia empieza en el vagón: ocho trenes turísticos para conocer España sobre raíles

Tren dels Llacs.

Roberto Ruiz

Posiblemente todos hayamos oído hablar de trenes como el Orient Express o el Transiberiano, dos de los ferrocarriles más famosos del mundo, pero no hay que irse tan lejos para encontrar trayectos pensados para el disfrute de la experiencia, más que en el transporte en sí. En España encontramos un buen número de trenes en los que lo de menos es dónde te subes y dónde te bajas, en ellos lo realmente importante es lo que vas a vivir a bordo de sus vagones.

Para muchos, el ferrocarril siempre ha tenido un romanticismo muy especial. Ya sea por su historia o por su antiguo traqueteo, el caso es que viajar en tren siempre ha transmitido muchas más emociones que el resto de transportes. Hoy, para recordar su época dorada, podemos dejar a un lado la alta velocidad y subirnos a trenes en los que desearemos que el tiempo pase muy lentamente, aquí lo último que querremos será llegar a nuestro destino.

En España encontramos trenes turísticos de muy distinto tipo, pues mientras que unos están pensados para ofrecer una experiencia más lujosa recordando viajes históricos, otros basan su existencia en diferentes temáticas amenizadas para que cada cual opte por el que mejor encaje en sus gustos y presupuestos. Y como ahora verás, algunos nada tienen que envidiar a los míticos Orient Express y Transiberiano.

Para viajar 'a todo tren'

En España hay al menos cuatro ferrocarriles cuya razón de ser es la de ofrecer el viaje más exquisito posible a sus pasajeros. Hablamos de trayectos de varios días en los que, mientras disfrutamos de algunos de los paisajes más bellos de la península, tenemos a nuestro alcance la más selecta gastronomía y todas las comodidades imaginables. Pero, como cabría esperar, estos hoteles de lujo sobre raíles no son precisamente económicos.

Transcantábrico Gran Lujo

El Transcantábrico es posiblemente el tren turístico más famoso de España, además del más longevo. Durante ocho días y siete noches recorre la cornisa cantábrica desde San Sebastián a Santiago de Compostela y viceversa. Lleva más de 40 años prestando servicio y es una auténtica bomba de nostalgia y encanto clásico que nos traslada a los grandes viajes del s. XX, pero con el confort y las comodidades del s. XXI.

Lleva a rajatabla su apellido 'Gran Lujo', un pasaje en una habitación Doble Suite Deluxe casi alcanza los 8.900 euros por persona. En ese precio se incluye una experiencia gastronómica de alto nivel, actividades a bordo como fiestas, música en directo y bailes, así como excursiones y visitas guiadas en cada parada. Todo ello mientras se atraviesan los paisajes más verdes de España. Hay una opción de microviaje entre Oviedo y San Sebastián, de cuatro días y tres noches, de precio menos elevado.

Costa Verde Express

El Costa Verde Express sigue los pasos del Transcantábrico en un trayecto que une Bilbao y Santiago de Compostela, en uno u otro sentido, durante seis días y cinco noches. Atraviesa País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia rezumando clasicismo y rememorando esos tiempos del siglo pasado en los que el tren era el rey de los transportes.

Este viaje cultural y gastronómico por la España más verde también tiene un coste elevado, 4.500 euros por persona en sus Suites Gran Clase, aunque ese precio incluye también todo tipo de comodidades, así como actividades a bordo y excursiones y visitas programadas a lo largo del recorrido. Igualmente, hay una versión de microviaje entre Oviedo y Santiago de Compostela, de cuatro días y tres noches de precio más económico.

Al Andalus

Dicen que el Al Andalus es como viajar en un palacio sobre ruedas pues, no en vano, sus coches pertenecen a la misma serie que los que se construyeron en Francia a principios del s. XX para que la monarquía británica viajara entre Calais y la Costa Azul. Pero en este caso, este tren nos lleva de Sevilla a Málaga, o viceversa, en un trayecto de siete días y seis noches pasando por Jerez, Cádiz, Ronda, Córdoba, Úbeda, Baeza y Granada. 

Como sus hermanos del norte, el Al Andalus ofrece durante el viaje todo tipo de atenciones, una cuidada gastronomía con la que disfrutar cada día, grandes dosis de entretenimiento a bordo y visitas guiadas en las diferentes paradas que hace en su camino. ¿Su precio? Entre 5.600 y 6.700 euros, dependiendo del tipo de habitación.

Expreso de La Robla

Volviendo al norte de la península otro tren nos propone realizar un itinerario de alta carga histórica: el Camino de Santiago. El Expreso de La Robla une Bilbao y León, en ambos sentidos, siguiendo el Camino de Santiago Francés, y nos permitirá visitar enclaves como Espinosa de los Monteros, Frías, las Cascadas de Tobera, Carrión de los Condes, Frómista, Saldaña y Cistierna. 

El trayecto tiene una duración de tres días y dos noches y se realiza en fin de semana. En el interior del Expreso de La Robla la gastronomía tiene un papel protagonista, así como en el exterior lo tienen también la naturaleza y la cultura. En este caso el lujo a bordo no alcanza los niveles de los trenes anteriormente mencionados pero también incluye visitas guiadas en cada una de las paradas. El precio por persona en habitación estándar es de 1.100 euros.

Trenes temáticos para vivir una experiencia singular

Para los más curiosos, repartidos por la geografía española también hay diversos trenes turísticos que centran sus recorridos en muy diversas temáticas. Hay para todos los gustos y, en este caso, sí son para todos los bolsillos.

Tren dels Llacs

El Tren dels Llacs o Tren de los Lagos nos lleva a recorrer una de las zonas más bonitas de Lleida hasta llegar al Prepirineo. La ruta nos ofrece dos opciones, o hacerla en un tren histórico con vagones de época restaurados al detalle o en uno panorámico mucho más moderno. Durante el trayecto se atraviesan cuatro lagos, 40 túneles y 75 puentes, y además se incluyen actividades y visitas a diversos puntos de interés como fábricas de licores, salinas y queserías, además de un almuerzo típico pallarés. 

El Tren de Cervantes

Nada como ir de Madrid a Alcalá de Henares en un tren temático que nos vaya poniendo en contexto antes de visitar la ciudad natal de Miguel de Cervantes. El trayecto está amenizado por actores que homenajean a la obra cervantina y, una vez en nuestro destino, podremos disfrutar de una visita guiada de mañana y tarde por los monumentos más emblemáticos de la ciudad. El precio, de 22 euros para adultos y de 16 para niños de 7 a 11 años, pues para los más pequeños es gratis, incluye tanto la ida como la vuelta.

El Tren Medieval

El Tren Medieval es la mejor manera de conocer Sigüenza, en Guadalajara, de una manera original y divertida. Las salidas son desde Madrid y el trayecto es amenizado por actores vestidos de época e incluye la degustación de productos típicos y varios sorteos. Una vez en Sigüenza la experiencia ofrece una visita guiada por el casco histórico y la ida y la vuelta es en el mismo día. Se lleva a cabo en los meses de abril, mayo, septiembre y noviembre y tiene un precio de 45 euros para adultos, de 20 para niños menores de 14 años, y es gratuito para los menores de 4 años.

El Tren de la Fresa

Desde 1984 el Tren de la Fresa une Madrid con Aranjuez durante los fines de semana de primavera y otoño. El viaje asegura una experiencia que recrea la manera de viajar de nuestros antepasados a un destino incomparable: el Real Sitio de Aranjuez, declarado Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El tren cuenta con coches de madera de los años 20 y el trayecto está amenizado por un grupo de actores, incluyendo a la vuelta una degustación del famoso fresón de Aranjuez. Existe la posibilidad de escoger entre diferentes itinerarios y además de visitar el propio Palacio de Aranjuez se pueden sumar muchas más actividades.

Etiquetas
stats