eldiario.es

9

Debatiendo sobre el TTIP, hoy y mañana

Por parte de la Comisión de la UE hemos hecho del TTIP las negociaciones comerciales bilaterales más transparentes

El TTIP es una iniciativa común europea, así que los gobiernos y los políticos nacionales también tiene que hablar y escuchar a los ciudadanos

El Tratado no obligará a ningún gobierno a privatizar un servicio público ni a cambiar su legislación mediambiental

Los detractores del TTIP lo consideran un caballo de Troya.

Protesta contra el TTIP.

Cuando leo noticias sobre protestas contra las negociaciones comerciales con EE.UU (más conocidas como el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión - «TTIP» en inglés), me gustaría poder estar allí, respondiendo a los activistas, a los ciudadanos, en definitiva, "dando la cara". Pero, como no puedo estar en todas partes a la vez, permítanme que utilice esta tribuna.

Me parece muy importante que la política comercial esté siendo objeto de un intenso debate. El comercio solía ser un tema del que muy pocas personas se preocupaban, y menos aún era objeto de debate. Ya no es así. El comercio internacional - y en particular el TTIP - es hoy el foco de un debate en toda Europa.

Creo que, como ciudadanos, todos tenemos la responsabilidad de seguir de cerca este proceso y participar en el debate. Esta es la razón por la que, por parte de la Comisión de la UE, hemos hecho de las negociaciones TTIP las negociaciones comerciales bilaterales más transparentes: nunca había habido tal grado de transparencia. En nuestra página web se pueden encontrar los documentos de negociación sobre casi todos los temas, así como explicaciones sencillas y detalladas. Animo a todos a profundizar en la riqueza de los materiales disponibles.

Una característica persistente de estos debates, sin embargo, es que algunas de las afirmaciones que se hacen no tienen relación con la realidad. Se afirma que «el TTIP es una amenaza para la democracia, el medio ambiente, los consumidores y las normas laborales». Esto no es verdad. (Para ver una lista de algunos de los malentendidos más comunes sobre TTIP, echen un vistazo a esta publicación).

Desde que soy Comisaria de Comercio, con objeto de escuchar y de explicar de qué van las negociaciones -y de qué no van-, he hablado con el mayor número posible de personas y organizaciones. No solamente con empresas de sectores específicos, sino con organizaciones críticas interesadas en determinados aspectos de las negociaciones TTIP y organizaciones en contra del acuerdo en su conjunto. Me he reunido con las organizaciones no gubernamentales activas en temas de medio ambiente, organizaciones de consumidores, sindicatos y muchos otros interlocutores y voy a seguir haciéndolo tan a menudo como pueda.

Sin embargo, no se trata sólo de que la Comisión tome las riendas del debate. Lo hacemos, y lo seguiremos haciendo. Pero TTIP es una iniciativa común europea, puesto que son los 28 Estados miembros los que han pedido a la Comisión negociar este acuerdo, porque creen que es bueno para Europa. Así que los gobiernos y los políticos nacionales también tienen un papel que cumplir, hablando con los ciudadanos, escuchando sus preocupaciones, respondiendo a sus preguntas y explicando por qué creen que es beneficioso para nuestra economía y sociedad.

He estado hablando del TTIP con muchos parlamentarios, estudiantes y representantes de pequeñas empresas locales. Siempre me formulan preguntas complejas y siempre hay una discusión a fondo. En mis reuniones con las partes interesadas, he conseguido una buena comprensión de lo importante que es cada elemento del TTIP, pero también ha salido reforzada mi convicción de que tenemos que seguir manteniendo un fuerte debate - que se base en hechos, no en mitos o distorsiones.

El TTIP puede ayudarnos a ofrecer mejores servicios públicos en materia de salud, educación o suministro y tratamiento del agua, mediante la reducción de los costes de los bienes y servicios que los gobiernos tienen que comprar -desde uniformes a mobiliario o productos farmacéuticos. El TTIP no obligará a los gobiernos a abrir los servicios públicos a proveedores privados, no va a obligar a ningún gobierno a privatizar un servicio público y tampoco va a limitar la libertad de los gobiernos para cambiar de opinión acerca de la gestión de sus servicios públicos en el futuro. Ni tampoco obligará a la UE a cambiar su legislación medioambiental. No reduciremos nuestros estándares. Es impensable que la UE ratifique un acuerdo que implique bajar la protección de los ciudadanos en materia de consumo, medio ambiente, privacidad de datos…

Con el TTIP también se trata de reforzar la cooperación reglamentaria en beneficio de todos y de reducir las complicaciones innecesarias de burocracia cuando se exporta. Pero no estamos hablando de cooperar donde los enfoques de la UE y de Estados Unidos son demasiado diferentes. Por ello el TTIP no va a cambiar nuestras leyes en materia de alimentos genéticamente modificados o de carne de vacuno tratada con hormonas, por citar sólo dos ejemplos. Y ningún producto que no cumpla con los altos estándares de la UE podrá entrar en el mercado europeo.

Sistema de arbitraje

En cuanto a otro de los temas más debatidos en torno al TTIP, "ISDS", o protección de la inversión privada. Pensamos que hace falta una instancia internacional de resolución de litigios. No se puede recurrir únicamente a los tribunales nacionales, entre otras cosas, porque, en EE.UU, los acuerdos internacionales no forman parte del Derecho que pueden aplicar sus tribunales nacionales.

El sistema actual de protección de la inversión necesita ser sustancialmente revisado, y el TTIP es un paso clave en ese proceso. Esta es la razón de que ahora hayamos propuesto un nuevo sistema de arbitraje de inversión transparente. En la propuesta de la Comisión Europea se garantiza que un estado no puede verse forzado a cambiar la legislación. Y cualquier mecanismo de resolución de litigios tendrá que tener unas garantías totalmente equiparables a las que se dan en un procedimiento judicial nacional.

Algunos de los que están involucrados en este debate parecen oponerse al libre comercio en general. Pero ya sabemos que el comercio es fundamental para la prosperidad en Europa. Acabamos de publicar un estudio que demuestra claramente cuántos empleos dependen del comercio en Europa y en España. 31 millones de puestos de trabajo en Europa dependen de las exportaciones, y 1,6 millones en España, lo que representa el 9% de toda la fuerza laboral española. Una quinta parte de estos puestos dependen de las exportaciones españolas a EE.UU. Otro dato más: desde 1995, el número de puestos de trabajo ligados a las exportaciones ha crecido un 126% en España.

Con la apertura de los mercados en todo el mundo al comercio y la inversión estamos creando aún más empleos. Y ya que el 90% del crecimiento económico en el mundo en los próximos quince años se va a generar fuera de Europa, es una buena manera de traer aquí este crecimiento y crear empleo.

Este es el motivo de que ahora estemos negociando acuerdos comerciales en todo el mundo,-en Asia, África y las Américas- con el objetivo de que, en los próximos años, dos tercios del comercio exterior europeo se realice con países con quienes tengamos acuerdos de libre comercio. El TTIP es sólo una parte de este proceso, pero es el elemento más ambicioso e importante en términos económicos y también estratégicos.

El ascenso de China, India y las otras economías emergentes es una buena noticia para el desarrollo. Pero significa que Europa y los EE.UU. por su cuenta estarán en una posición más débil a la hora de establecer las normas comerciales del futuro. El TTIP cambia el juego. La elección es simple: o trabajamos juntos para dar forma a la globalización, o permitiremos que otros lo hagan por nosotros.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha