eldiario.es

9

El Gobierno de Rajoy dispara el coste de la vida en septiembre

Encender la luz, llamar por teléfono, conectarse a Internet, comprar un televisor, ir al cine, tomar un café, cambiar de zapatos, adquirir un cuaderno para el colegio, subir al autobús, cortarse el pelo... Aquello que supone la gran mayoría del gasto diario de un español es más caro a partir del 1 de septiembre.

Entre 415 euros, según la OCU, y 600 euros, en cálculos de la CEACCU, es lo que tributarán de más anualmente las familias españolas por la subida del IVA.

En abril de 2010 el Partido Popular hizo una campaña de recogida de firmas contra la subida del impuesto aprobada por el Gobierno de Zapatero. Entonces, el tipo general pasaba del 16% al 18% y el reducido, del 7% al 8%. Ahora, dos años y medio después, el Gobierno de Rajoy lleva el tipo general del 18% al 21%, el reducido pasa del 8% al 10% y el superreducido se queda en el 4% para los productos de primera necesidad: alimentos frescos, prensa, libros, medicamentos, libros de texto y vivienda protegida.

La vivienda nueva tendrá más IVA a partir de enero (del 4% al 10%), cuando los nuevos compradores perderán las deducciones de las hipotecas en el IRPF (además, aquellos que la adquirieron antes del 20 de enero de 2006 se desgravarán menos que hasta ahora).

Transporte y alimentación serán los conceptos que más incidirán en la economía de las familias. De acuerdo con los cálculos de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), una familia pagará 90 euros más al año por transportes; 62 más por espectáculos y cultura (pasa del 8% al 21%); 54 más por alimentos y bebidas no alcohólicas; 51 más por cafés y restaurantes; 42 más por ropa y calzado; 40 más por gastos de mantenimiento de la vivienda (agua, gas y electricidad); 29 más por otros gastos de la casa y 16 más por alcohol y tabaco.

Uno de los sectores que más se ha movilizado contra la subida ha sido el del ocio y el espectáculo (han pedido una moratoria de seis meses), en los que el IVA pasa del 8% al 21%, al igual que en las peluquerías, discotecas, ópticas y servicios funerarios. En el caso de las papelerías y librerías, el material escolar, salvo los libros de texto, sube del 4% al 21%.

En cuanto al transporte, se da la circunstancia de que es la segunda subida desde enero, salvo en Madrid, donde la última se produjo hace cuatro meses, cuando las tarifas se dispararon un 11%. Así, el abono mensual más usado por los viajeros madrileños, el de la zona A, subirá 90 céntimos de 51,3 euros a 52,20, y el billete de 10 viajes, el Metrobús, que costaba 9,30 en mayo, pasa ahora de 12 a 12,20 euros.

Quizá no sea la única subida a la vista: la presidenta Aguirre ha afirmado esta semana que el contribuyente sufraga el 61% del transporte público y el viajero, el 39%, y que su intención es reducir la aportación pública para que el viajero pague el 50% del billete.

La subida del IVA también afecta a los autónomos, un colectivo de tres millones de personas que ha visto reducido sus ingresos paulatinamente. Ganan 883 euros de media al mes, y el alza del impuesto les obliga a adelantar más dinero a Hacienda (del 15% al 21%), a pesar de que el PP prometió durante la campaña que permitiría ingresar el IVA de las facturas en el momento de cobrarlas y no cuando se emiten, como sigue sucediendo en la actualidad.

Hacienda prevé recaudar 10.000 millones al año (para 2012 la previsión es 2.300). Se espera ingresar por cada punto de subida del tipo general 2.000 millones por ejercicio, y 1.500 millones por cada punto en el reducido.

Portugal, donde el tipo general está en el 23% desde 2011, introdujo cambios en los tramos. Algunos productos pasaron del reducido al normal y la hostelería sufrió una gran subida. El Gobierno esperaba ingresar así un 11,6% más que el año pasado, pero la recaudación está cayendo un 1,1% con respecto a 2011.

Pero el IVA no será el único impuesto que aumenta en estas fechas. El recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), subido el pasado 30 de diciembre, empezará a llegar a los hogares: el incremento es progresivo (10%, 6% y 4%), en función de cuando se hizo la última revisión catastral: cuanto más antigua sea, mayor será la subida aplicada.

Desde 2010, si se suman las dos subidas del IVA, la del IRPF, el IBI y la supresión de la deducción de 400 euros, se calcula que la presión fiscal ha aumentado en unos 28.170 millones de euros. Como hay 14 millones de hogares, toca a unos 2.000 euros por hogar.

También en septiembre se resentirán los bolsillos por las subidas de las tasas universitarias, que en algunos casos llegan al 67%, en función del centro y la Comunidad Autónoma.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha